Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

La sostenibilidad, eje de la decoración de BBVA en Temps de Flors

BBVA participa por sexta vez consecutiva en ‘Girona, Temps de Flors’, el certamen que llena Girona de flores cada año en el mes de mayo. En esta edición, decora la Plaza del Marqués de Camps donde se ubica la sede del banco en la capital gerundense desde hace casi 70 años. Lo hace con el proyecto floral ‘Arrelats’ (Arraigados), que quiere ser una llamada al respeto al medioambiente.

Arrelats, con la sostenibilidad como eje vertebrador

El proyecto floral de BBVA decora dos elementos principales de la plaza: la fuente y la fachada del edificio de la sede del banco en Girona.

‘Arrelats’ se inspira en la Fiesta del Árbol y quiere ser un homenaje a los árboles, la naturaleza y, en general, a la biodiversidad, tomando como partida el propio interés por los árboles del Marqués de Camps, en memoria de quien es la plaza, que dedicó una parte importante de su vida al estudio de los valores forestales del medio y se interesó por los avances tecnológicos en el campo de la agricultura. En 1908 recomendó instaurar la Fiesta del Árbol a nivel estatal. Esta fiesta, que tiene lugar alrededor del 1 de mayo, reivindica la importancia de los bosques y la biodiversidad.

Precisamente por este motivo, en ‘Arrelats’, la fuente de la plaza se ha reconvertido en un árbol. La parte superior está hecha de un tronco de árbol recuperado, limpiado y tratado. Decoran este árbol helechos y orquídeas aéreas azules y hojas de palmeras. La base de la fuente culmina la decoración con agua y plantas acuáticas (papyrus).

En cuanto a la fachada del edificio, se ha decorado con hojas de palmeras pintadas con tintes naturales. Se han incorporado hojas de platanero, la hoja de referencia en Girona, hechas de cartón.

En conjunto, es toda una composición paisajística de elementos naturales -flores, plantas, hojas de árboles y un tronco- complementada con elementos de cartón, derivado también de los bosques. Unos elementos naturales que parecen haberse invertido. De los balcones, las plantas se convierten en saltos de agua y a la fuente brota un árbol majestuoso. Todo con colores que inspiran naturaleza como son verde, azul y turquesa, con toques de blanco para dar luminosidad.

Pensando en la vertiente sostenible, muchos de los materiales empleados tendrán un segundo uso al terminar la muestra. Como lo es el tronco del árbol, que será reutilizado, o las plantas de agua, que quedarán en la plaza. Las hojas de platanero de los balcones están hechas de cartón, material totalmente biodegradable.

Con este homenaje a la naturaleza y con el uso responsable de todo el proceso de decoración, BBVA quiere concienciar de la importancia de tener cuidado y respeto por el entorno natural, con el fin de asegurar un futuro más sostenible para todos.

Las raíces de BBVA en Girona

El nombre ‘Arraigados’ ha sido elegido por los propios empleados del banco. Aparte del carácter descriptivo del proyecto, muestra la importancia de las raíces del banco en Girona. Unos orígenes profundamente catalanes anclados en bancas locales gerundenses, de las que el BBVA es sucesor. En Girona capital, el Banco de Bilbao se instaló inicialmente en 1932 en la calle Ciutadans y desde 1952 se ubica en la Plaza de Marqués de Camps donde continúa hoy en día.

Otras historias interesantes