Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

España estrena Autoridad Macroprudencial

El Gobierno español aprobó recientemente la creación de la Autoridad Macroprudencial y el establecimiento de nuevas herramientas macroprudenciales, dos avances importantes para fortalecer la estabilidad del sistema financiero. España se alinea así con el resto de países a nivel europeo e internacional, cumpliendo con las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional y de la Junta Europea de Riesgo Sistémico (ESRB).

El 14 de diciembre de 2018 marcó un hito importante para fortalecer la estabilidad del sistema financiero español. Por una parte, el Consejo de Ministros lanzó a consulta pública un real decreto —convalidado por el Congreso el 22 de enero de 2019— para establecer la Autoridad Macroprudencial Consejo de Estabilidad Financiera (AMCESFI) y, por otra, aprobó el real decreto que dota a los supervisores —Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Banco de España (BdE) y Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) —de nuevas herramientas macroprudenciales. Además, para evitar crisis financieras como la de 2008, contempló incluir medidas de refuerzo de la capacidad supervisora de la CNMV y del BdE.

El informe Situación Regulación Financiera 1T19 de BBVA Research considera positivo que se reconozca ‘oficialmente’ al Banco de España como la autoridad designada para aplicar oficialmente las herramientas macroprudenciales a las entidades de crédito y las empresas de inversión que caen bajo su supervisión.

Las autoridades y los supervisores españoles tienen por delante, según Arturo Fraile, de BBVA Research, “el apasionante y arduo desafío de coordinar e integrar de manera adecuada una política macroprudencial —que es nacional y europea— con una política fiscal nacional y con unas políticas monetaria y microprudencial comunes en la eurozona, para conseguir un efecto final positivo en la economía real”.

El marco institucional macroprudencial en la UE

La política macroprudencial está orientada a lograr la estabilidad financiera. De esta forma, pretende impedir riesgos de carácter sistémico, que son los que que afectan al conjunto del sistema financiero o a algunas partes del mismo con consecuencias muy negativas para la economía.

Las autoridades que llevan a cabo la política macroprudencial son diferentes según los distintos países. La Recomendación de la Junta Europea Riesgo Sistémico (ESRB por sus siglas en inglés) de 2013 establece que los países Miembros de la UE han de tener una autoridad macroprudencial. Hasta el 14 de diciembre, España e Italia eran los dos únicos países que no la habían creado de manera oficial. En ambos, el banco central nacional correspondiente venía desempeñando estas funciones ‘in pectore’.

autoridad macroprudencial

Autoridades macroprudenciales y autoridades designadas en los Estados Miembros de la UE. (%) - Fuente: BBVA Research a partir de Junta Europea de Riesgo Sistémico (ESRB): “A Review of Macroprudential Policy in the EU in 2017”. Abril 2018

La autoridad macroprudencial puede ser un comité o una agencia del gobierno, y de hecho lo es en muchos países; y la autoridad nacional designada tiende a ser el banco central.

Objetivo y estructura de la AMCESFI

La función principal de la AMCESFI será anticipar, alertar y mitigar el riesgo sistémico. Para ello, publicará opiniones, alertas y recomendaciones que, como norma general, serán de naturaleza pública, siempre y cuando no tengan efectos negativos para el sistema financiero.

La AMCESFI estará formada por representantes de la Administración Central —Ministerio de Economía y Empresa—, del Banco de España y de la CNMV. Tendrá independencia funcional, pero no personalidad jurídica propia. Será un órgano colegiado vinculado al Ministerio de Economía y Empresa y estará compuesto por un Consejo, un Comité Técnico de apoyo al Consejo y los subcomités que sean oportunos según los temas a evaluar. La ministra de Economía y Empresa y el gobernador del Banco de España serán, respectivamente, la presidenta y el vicepresidente del Consejo que, además, tendrá representantes de la CNMV y de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Asimismo, contará con un comité técnico formado por nueve representantes de los organismos integrantes de AMCESFI y presidido por la subgobernadora del Banco de España.

El uso de las herramientas macroprudenciales en España

El uso de las herramientas macroprudenciales corresponderá a los tres supervisores financieros sectoriales (BdE, CNMV y DGSFP), que previamente deberán notificar y argumentar el porqué de su activación, calibración o desactivación a la AMCESFI, igual que se hace al ESRB en la UE.

Al Banco de España se le dota de nuevos instrumentos que se pueden agrupar en cuatro bloques:

  • Imponer un colchón de capital contracíclico a las exposiciones a un determinado sector.
  • Acotar la exposición total a un sector concreto de la actividad económica.
  • Restringir y condicionar la aprobación de créditos en función de  la capacidad de pago de los prestatarios (por ejemplo el ‘loan to value’ y los ingresos al servicio del pago de la deuda).
  • Limitar la compra de activos de renta fija y derivados por parte de las entidades de crédito para operaciones con el sector privado.

BBVA Research espera que estos instrumentos tengan un impacto positivo en la estabilidad financiera, ya que contribuirán a mejorar la anticipación y a un mayor control de los riesgos que han de prevenir y mitigar.

La CNMV, por su parte, podrá exigir a las entidades que supervisa un volumen mínimo de activos, especialmente líquidos, para hacer frente a posibles retiradas de fondos en un contexto de tensión en el mercado. Mientras, la DGSFP estará habilitada para establecer límites a la exposición a determinados sectores de actividad económica, categorías de activos o límites de operaciones de riesgos o cartera de seguros. Así, España se sitúa como precursora en la utilización de medidas macroprudenciales para fondos de inversión y seguros.

Finalmente, BBVA Research advierte que para que las políticas macroprudenciales tengan los efectos deseados  es esencial que mismos riesgos sean regulados de la misma forma, con independencia de dónde o quién los origine. En este sentido, cree acertado que los tres supervisores sectoriales notifiquen y argumenten a la AMCESFI antes de implementar medidas macroprudenciales, facilitando así su coordinación.

Otras historias interesantes