Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 01 jun 2018

¿Está México preparado ante la volatilidad financiera global?

La economía mexicana se ha mostrado resiliente ante los episodios de turbulencia financiera y salida de capitales de los mercados emergentes que han impactado el entorno global en las últimas semanas. Este comportamiento obedece a importantes razones que fortalecen su actuación en momentos de volatilidad que impactan en la economía mundial y le permiten estar mejor preparado frente a otros países emergentes. Carlos Serrano Herrera, economista jefe de BBVA Bancomer, explica estos factores en su artículo ‘México ante la volatilidad financiera global’, publicado en el periódico El Financiero.

Serrano destaca que, si bien es cierto que el país no ha sido ajeno al impacto de la volatilidad financiera global, es muy probable que el aumento en las tasas de interés en Estados Unidos, que provoca el fortalecimiento del dólar, y el aumento de los precios internacionales del petróleo son los que han causado de manera parcial la depreciación cambiaria y la salida de capitales observada en Argentina y Turquía. Estos episodios significan que los activos de EE. UU. se vuelven más atractivos con respecto a los de países emergentes.

Aún con todo este comportamiento económico global, México, según el economista, “está mucho mejor preparado que en el pasado y con respecto a otras economías emergentes” y explica los puntos que lo fortalecen. Primero, contar con un régimen de tipo de cambio flexible, que absorbe los choques externos a través de las exportaciones. Asimismo, que los niveles de deuda como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) son menores a los que se han reportado en el pasado, y más bajos que en varios países emergentes, pues en 1994 la deuda era de corto plazo en dólares, hoy es de largo plazo y las tres cuartas partes está en pesos.

“México está mucho mejor preparado que en el pasado y con respecto a otras economías emergentes”

Serrano señala también como factor importante que los corporativos y los bancos tengan una limitada exposición a deuda en moneda extranjera. Por lo que se refiere a la solidez del sistema financiero bancario, recuerda que tiene elevados niveles de capitalización y liquidez, donde no sobra destacar que es uno de los sistemas bancarios más solventes del mundo, cumpliendo cabalmente con las reglas de capitalización de Basilea III. Asimismo, enfatiza que el aumento en los precios del petróleo implica una mejora para la posición fiscal de México, lo que marca una diferencia contra los otros países emergentes.

El responsable de Estudios Económicos de BBVA Bancomer explica que el impacto que ha tenido el sector industrial de Estados Unidos refleja una mejora en las exportaciones de México, con un crecimiento en el 2017 de más de 10% medidas en dólares. Para este año se prevé un comportamiento similar, lo que se traduce en una mejora en las cuentas externas porque “el país tenía un déficit de cuenta corriente de 3% del PIB hace menos de dos años y hoy tiene uno menor a 2%, lo cual disminuye considerablemente las vulnerabilidades externas”, señala. Es un déficit que se puede financiar con inversión extranjera directa sin necesidad de flujos de capital.

“El impacto que ha tenido el sector industrial de Estados Unidos refleja una mejora en las exportaciones de México, con un crecimiento en el 2017 de más de 10%”

Sobre las finanzas públicas, Serrano dice que después de nueve años consecutivos en los que el país tuvo un déficit fiscal primario, en 2017 tuvo un superávit que significó que la deuda como porcentaje del PIB bajara. Este año también habrá un superávit primario y una caída adicional en la deuda. Con respecto a la política monetaria del Banco de México, Serrano subraya que al adelantarse a la normalización monetaria de Estados Unidos, el país logró tener un diferencial de tasas respecto a las de EE. UU. ajustado por riesgo, superior a la mayoría de países emergentes grandes; es decir, México es un destino más atractivo para los inversionistas internacionales. Por último, el economista jefe de BBVA Bancomer señala que la inflación está bajo control y en descenso con expectativas bien ancladas.

Por todo lo anterior, Serrano concluye que México está bien posicionado ante el panorama de volatilidad y de menor riesgo frente a los mercados financieros globales, que sí está impactando a otras economías emergentes. Este entorno debe representar para el país un impulso de cara a dar continuidad a su proceso de consolidación fiscal; a no detener la implementación de la reforma energética que será fundamental para el fortalecimiento de cuentas fiscales y externas, y también deberá mantener un marco prudencial de la regulación financiera; solo así tendrá los elementos para contrarrestar los choques financieros globales.

La colaboración completa de Carlos Serrano Herrera para el periódico El Financiero se publicó el 1 de junio de 2018 y puede consultarse en este enlace.

Otras historias interesantes