Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciencia y tecnología 29 sep 2016

"Europa necesita una mayor densidad de innovadores"

Si preguntas a cualquier startup española por Andrés Leonardo Martínez, seguramente no sepa de quien le hablas. Pero si dices que su apodo es Almo será muy difícil encontrar a un techie que no lo conozca. Almo dirige el programa de desarrolladores de Google en España, Portugal, Holanda, Suiza, Austria, Dinamarca, Noruega, Suecia y Finlandia. Su trabajo consiste en facilitar recursos y formación para que los emprendedores logren llevar a buen puerto su idea.

Esta semana, ha traído el programa GoogleLaunchpad al Centro de Innovación de BBVA y con él hemos hablado de fintech, de los retos de los emprendedores europeos y de la oportunidad de negocio que suponen las APIs bancarias.

  •  ¿Son los programadores los nuevos emprendedores?

La tendencia dentro de las startups es que cooperen y colaboren distintos perfiles. En general, los desarrolladores son buenos para desarrollar la parte tecnológica y necesitan complementarse adecuadamente con alguien que realice la definición de producto y los  modelos de negocio. Hay que buscar esa armonía.

Eso significa que cualquier chaval con un portátil de segunda mano, un CD de software libre y unos conocimientos de programación, puede desarrollar plataformas de programación que cambien el mundo. Y de hecho así sucede.

Nosotros fomentamos los equipos multidisciplinares, pero es cierto que los desarrolladores han tomado mucha relevancia porque la tecnología, en particular la tecnología del software, tiene una característica fabulosa: es capaz de transformar la economía, la sociedad y las empresas, y básicamente no tiene coste de capital.

El hecho de que la innovación en el mundo del software no necesite capital está permeando a todos los sectores, desde Internet of things a industrias como en el fintech y, en general, en todo lo que nos rodea. El software se ha convertido en un factor fundamental que ha hecho que los desarrolladores cobren una importancia muy destacada.

  • ¿Qué nivel tiene España en cuanto a desarrolladores frente al resto de Europa?

Encuentras empresas muy buenas en España, buenos emprendedores e ingenieros, pero nuestro ecosistema es aún muy pequeño. En Google, intentamos que las comunidades de desarrolladores tengan un foco paneuropeo.

Somos un continente de 500 millones de personas pero nos cuesta trabajo competir con Estados Unidos, con China, la India y otros porque hay una fragmentación cultural e idiomática.

El mundo de los desarrolladores es un mundo muy ágil y tiende a romper esas barreras porque en Internet no hay provincias.

Pero todo es una cuestión de volumen. Según van creciendo ciertos hubs como Silicon Valley, Tel Aviv o Singapur, atraen más y más talento. Hay un proceso de concentración. El coste de oportunidad fuera de estos ecosistemas es muy alto porque es mucho más complicado encontrar a alguien que te ayude o te complemente.

Quizás por esa falta de densidad, el emprendedor es un emprendedor ninja que trata de hacerlo todo, y en algunos casos, eso le da agilidad pero en otros casos es ineficiente.

  • ¿Cómo se puede mejorar esa densidad de emprendedores?

En Google nos hemos marcado dos metas que definen nuestro trabajo: la primera es incrementar la densidad crítica, conseguir que cualquier desarrollador o emprendedor con una buena idea encuentre recursos fácilmente para llevar a cabo su idea; y la segunda es desarrollar ciertas capacidades en los emprendedores.

Estos planteamientos nos llevan a intentar impulsar esta cultura para que los emprendedores entiendan la necesidad de conectar con otros, para poder sacar lo mejor de cada uno, y lograr ser rápido y efectivo a la hora desarrollar un producto.

  • ¿Crees que iniciativas como BBVA Open Talent ayudan a mejorar este ecosistema de innovación?

En BBVA Open Talent hacéis una labor fabulosa identificando startups de todo el mundo y esta labor es fundamental. La visibilidad que proporciona BBVA y la capacidad de conocer a otros emprendedores dan mucho valor a esta iniciativa, que definitivamente ayuda a impulsar al ecosistema.

Además, estamos observando cómo el emprendedor, que realiza un proceso de formación y vive un desarrollo profesional y personal, acaba trasladando estos valores a la industria. Cuando el emprendedor no logra crear su empresa y se reincorpora a su actividad, trae esos planteamientos ágiles, esos conocimientos, con los que se está ayudando a que grandes empresas como BBVA estén llevando a cabo su proceso de transformación, usando los recursos que se han formado en estos ecosistemas.

  • ¿Son las ‘fintech’ una ventana de oportunidad para los emprendedores?

Estamos viviendo tiempos convulsos en los que se está transformando la industria y estamos yendo a un modelo totalmente nuevo y disruptivo. Las fintech están teniendo un gran impacto. El caso de M-Pesa es un ejemplo, un poco radical porque partían de una situación de muy escasa bancarización, pero está claro que está siendo un motor para el desarrollo económico y social del país.

  • BBVA ha empezado a abrir su plataforma a través de las APIs, algo que se está fomentando desde Europa ¿Cómo puede influir esta política de APIs en el impulso del ecosistema de innovación?

El mercado europeo está evolucionando claramente en ese sentido pues hay una necesidad de transparencia y de dar la oportunidad a los usuarios de que puedan elegir proveedores distintos.

El favorecer el acceso a las plataformas bancarias es un proceso imparable y que va a conllevar cambios e innovaciones constantes que nos van a permitir a los usuarios disfrutar de muchas posibilidades y a los desarrolladores también tener la oportunidad de innovar y crear mucho más fácilmente

  • ¿Veis que hay un interés de las startups por el uso de las APIs?

Las startups están explorando y claramente ven la oportunidad, pero yo creo que el consumidor confía en las entidades bancarias como garantes de sus actividades y sus ahorros. Lo que tendría que ocurrir es que fuesen los propios bancos quienes diesen estos servicios.  El ejemplo puede ser Transferwise, que funciona muy bien y en varios países. Hacia donde tenemos que encaminarnos es a que cada vez más los bancos de corte más tradicional vayan incorporando, en su proceso de digitalización, opciones para el usuario de hoy en día que tiene unas necesidades completamente distintas al de hace 5 años.

Andrés Leonardo Martínez Ortiz

Responsable de relaciones con desarrolladores de Google (Developer Program Manager at Google)

Twitter@davilagrau

LinkedIn: Andrés Leonardo Martínez Ortíz

Google+: Almo

Otras historias interesantes