Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 27 ene 2017

Feliz Año Nuevo Chino

El 28 de enero de 2017 se celebra el año nuevo chino, que da inicio al año 4.751 de la cronología china; el Año del Gallo Rojo de Fuego. El año chino terminará el próximo 15 de febrero de 2018.

Las celebraciones de Año Nuevo son las más importantes del año en China. Así, este año 343 millones de chinos planean viajar durante el Festival de Primavera, una cifra récord y que es un 13,6 % mayor que la del año pasado, según la Administración Nacional China de Turismo.

¿Cómo se marcan los años?

El calendario chino es un calendario lunisolar. Así, la celebración del año nuevo se marca con el día de la luna nueva más cercana al día equidistante entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera del hemisferio norte.

Como las 24 estaciones del año chino están fijadas sobre el calendario solar, el día de “comienzo de la primavera” o Año Nuevo chino (lichun en chino), suele celebrarse el día de la luna nueva más próxima entre el 20 de enero y el 21 de febrero. Además, en el calendario chino, cada año se representa con un animal de los 12 signos del Zodiaco: rata, buey, tigre, conejo, dragón, serpiente, caballo, cabra, mono, gallo, perro y cerdo.

Celebraciones de año nuevo

Aunque el día principal sea el de la primera luna nueva, las celebraciones comienzan un par de semanas antes, cuando se empieza a limpiar la casa, a preparar la comida y a hacer y decoraciones especiales.

La limpieza de la casa es una de las costumbres más importantes estos días. Los chinos, limpian a fondo sus casas con el objetivo de deshacerse de la mala suerte acumulada en el año. Sin embargo, los días posteriores a Año Nuevo no se puede barrer para no eliminar la buena suerte atraída. Pero no sólo se trata de limpiar la suciedad, también es costumbre saldar deudas y arreglar conflictos para no arrastrarlos al nuevo año.

En cuanto a los adornos, las casas se llenan de banderas y emblemas con mensajes de buena suerte. Eso sí, es esencial que sean de color rojo, ya que simboliza la buena suerte, la vitalidad de la vida y la felicidad.

Además, como en toda buena celebración que se precie, la comida es esencial para recibir el año. Pero en China no les puede pillar el toro; las comidas se preparan incluso con semanas de antelación porque una tradición china indica que en Año Nuevo se tienen que guardar todos los cuchillos.

La víspera de Año Nuevo es costumbre acudir a los templos a rezar a los antepasados para pedirles buena fortuna en el año que comienza.

Durante el banquete de Nochevieja o Nianyefan la comida es esencial, pero lo más importante de esta celebración es tener a la familia reunida y el respeto a los mayores. Por eso no se empieza a comer hasta que está todo el mundo sentado a la mesa y son los ancianos los que empiezan a comer. Además, es tradición saludar juntando las dos manos por delante y dedicar un brindis a los más mayores.

Año nuevo

El año se inaugura con más fiestas. El punto culmen del Festival de la Primavera es la danza del Dragón. En ella, doce bailarines sostienen un dragón sobre postes haciéndolo bailar por las calles de la ciudad acompañado por fuegos artificiales y música. Pero no solo bailan los dragones, también es tradición hacer bailar a un león, llevado por una o dos personas solamente y que pasa por las puertas de las casas donde se ha dejado un sobre rojo con dinero y una lechuga, símbolo de vida y riqueza.

Aunque los días de fiesta oficial en China son 3, numerosas empresas en el país conceden 7 días enteros a sus empleados libres para recibir el año nuevo, cuyas festividades terminan con el Festival de los Faroles, que se celebra el día 15 del primer mes del calendario lunar chino.

Otras historias interesantes