Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Liga BBVA MX Act. 26 may 2017

Gignac rescata a Tigres, deja con la miel en los labios a Chivas y la final en el aire (2-2)

gignac-tigres-efe-bancomer-recurso

Remontada histórica de Tigres en una final del Clausura de la Liga BBVA Bancomer. Perdían los felinos por 0-2 en el minuto 84 pero entonces emergió la figura de André Gignac. El galo marcó un doblete que deja todo en el aire en un partido de ida de la gran final que el 'Rebaño Sagrado' tuvo en su mano. El título se decidirá este domingo en el estadio Chivas.

En apenas cuatro minutos, el galo sumó su quinto y sexto goles de la liguilla y fue el héroe del vigente campeón de la competición azteca. Gignac se convirtió en el cuarto mejor goleador en la historia del Club Tigres. En total, ya son 59 anotaciones, misma cifra que logró el peruano Gerónimo Barbadillo. Solo le quedan por superar en la historia de Tigres a Tomás Boy con 102 tantos, seguido de Walter Gaitán con 80 y Lucas Lobos con 68.

Un choque en el que Chivas aguantó las acometidas de Tigres y encontró dos goles en acciones de suerte que parecían decidir la final. Pulido, en el 23, y Pizarro, en el 42, silenciaban a la hinchada de Tigres que veía como su equipo comenzó dominando pero todo se complicaba antes del entretiempo.

Y es que Chivas encontró el premio máximo en su primera llegada a la portería de Guzmán. Un despeje del meta de Tigres rebotó en Advíncula y Pulido remachó el balón manso con la derecha para abrir el marcador. Tigres dominaba pero no marcaba. Algo que volvió a conseguir Chivas, de nuevo tras un rechace no muy ortodoxo de Guzmán.

Gignac, al rescate justo a tiempo

El Tuca Ferretti intentó revolucionar el partido con Damián Alvarez y Jurgen Damm, quienes mejoraron el ataque felino, pero el gol se resistía. Hasta que apareció Gignac. Álvarez centró y Gignac, en el punto de penalti y con la izquierda, batía al portero de Chivas.

Tigres no quería perder esa inercia que da un gol y logró el premio máximo de nuevo en el 89. Gignac buscó la espalda de la defensa de Chivas, regateó al portero y, escorado, definió con la derecha.

Una remontada que se puede catalogar de histórica ya que, según informa @2010MisterChip, es la primera vez que un equipo no gana su partido en una eliminatoria de las finales con dos goles de ventaja restando cinco minutos. De ahí que los dos tantos de Gignac dejen la sensación de que resurrección para Tigres y de sabor agridulce para Chivas. Aun así, el equipo de Almeyda ha demostrado saber hacer daño a los felinos.

El desenlace de todo se vivirá el domingo en el estadio Chivas, feudo del Guadalajara. Hay que decir que el trofeo lo alzará al aire quien gane el partido; si de nuevo se da un empate, habrá dos tiempos extras y, si es necesario, penaltis. Algo que a Tigres no se le da nada mal.

Otras historias interesantes