Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos sociales 27 sep 2017

Hackathon 2017: un juego de Diamantes para la inclusión financiera

El Hackathon Nacional sobre Innovación Financiera 2017 no solo cumplió con los objetivos y desafíos básicos de la propuesta: usabilidad, sostenibilidad, datos y protección al usuario, sino que posibilitó la presentación y despliegue de proyectos que superaron las expectativas de los organizadores y auspiciantes, el Banco Central de la República Argentina, y el Ministerio de Modernización.

La doble jornada desarrollada en la Facultad de Economía de la UBA tuvo como eje, dentro del Programa de Innovación Financiera, la inclusión financiera. Constituyó además una verdadera competencia de ideas relacionadas con la temática, en donde quedaron finalistas las más creativas, entre ellas la ganadora, denominada Diamantes Test , que consiste en la verdadera educación del sistema bancario a través de un juego virtual que se convierte en una atracción.

El primer premio fue de $82.000. De los diez finalistas, cada uno con proyectos singulares, el segundo correspondió al denominado SOS Móvil ($58.000) y el tercero Mi Pim ($35.000).

Un dato singular fue la concurrencia que superó los 400 participantes inscritos, quienes trabajaron y debatieron sobre 40 ideas innovadoras del mundo financiero en el marco de una plataforma de apoyos profesionales de 50 mentores externos, 35 del BCRA, y con la participación en el Hackathon de ocho empresas.

El resto de los 10 proyectos finalistas de inclusión elegidos fueron: ‘Score It’; BPN (Banco Provincia de Neuquén); Corresponsal Bancario; FI–AR; PIN Vallet; Mercado de Avales y UBE.

Los participantes del programa avanzaron en los desafíos establecidos, en donde la usabilidad tiene un papel clave en la inclusión financiera, en tanto refleja la capacidad de un producto o servicio de ser comprendido, aprehendido y usado fácilmente, siendo todavía atractivo para su usuario.

La mayoría de los proyectos encararon el tema de facilitar soluciones para sectores de la población excluidos o precariamente incluidos, que en general no tienen las mismas necesidades o patrones de comportamiento financiero que los segmentos incluidos. Uno de los desafíos de la usabilidad fue desarrollar a través de la tecnología esa inclusión.

El desafío de la sostenibilidad es fundamental para comprender que la inclusión financiera debe contar con incentivos hacia los segmentos de menores recursos como abaratar y hacer para ellos negocios sustentables. Todo en conceptos básicos de uso como por ejemplo en la atención, pagos, seguridad informática, almacenamiento de datos, monitoreo anti-lavado, inferencia de ingresos, scoring, otorgamiento de créditos, cobranza, entre otros.

En cuanto a los datos, tercer desafío para los proyectos que se presentaron, estos son sin duda la puerta de acceso al sistema financiero. La información es fundamental para identificar las necesidades de los usuarios de servicios financieros excluidos o precariamente incluidos, así como para analizar las oportunidades de negocios sostenibles que presentan estos segmentos y para evaluar el riesgo de crédito asociado. Las nuevas tecnologías abren oportunidades en todos estos frentes.

diamantes_hackathon_bsas_ganadores_bbvafrances01

Diamantes ganador del Hackathon de Innovación Financiera Buenos Aires. Foto Gentileza del BCRA

En lo atinente a la protección del usuario como metodología lógica de la inclusión financiera, se consideró en las distintas ideas mostradas el riesgo que representa para muchos sectores de la población no incluida tener poca familiaridad con los servicios financieros y se mencionaron entre los riesgos el phishing, el fraude, el default y, claramente, el sobreendeudamiento.

La experiencia preexistente fue el Hackathon de Innovación financiera de 2016 y los buenos resultados del trabajo en equipo, creatividad y colaboración de diseñadores, programadores, estudiantes, profesionales, economistas y emprendedores que dieron como resultado el desarrollo de 30 proyectos, 10 finalistas y tres equipos ganadores tal como sucedió este año.

El programa 2017 es parte de una agenda de inclusión financiera que busca incorporar la innovación tecnológica y el trabajo colaborativo junto a emprendedores y actores públicos y privados para el desarrollo de servicios financieros más accesibles y sostenibles. Fue un encuentro y verdadera maratón de desarrollo y prototipos de las soluciones ideadas y co-creadas.

Se partió además de la base concreta de la definición de inclusión financiera realizada por el Banco Mundial que la significó como el hecho de que individuos y empresas tengan acceso a productos y servicios financieros útiles y alcanzables que respondan a sus necesidades —transacciones, pagos, ahorros, créditos y seguros— y que les sean provistos de forma sostenible.

El ámbito de las exposiciones de expertos en el Hackathon la cerró Carlos Moya, de Alliance for Financial Inclusions (AFI), así como Jimena Zuñiga y José Trusso, del Consejo de Inclusión financiera de la Argentina.

Otras historias interesantes