Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis y opinión 03 jun 2017

La inclusión financiera digital es clave para Argentina

La Argentina se encuentra ante la gran oportunidad y el  desafío de avanzar en un proceso de inclusión financiera digital que es la clave para el su crecimiento económico inclusivo, opinó el consejero ejecutivo del BBVA, José Manuel González-Páramo.

González-Páramo instó a las autoridades de la Argentina a impulsar el acceso de la población a los servicios financieros y avanzar en forma contundente en el proceso de la inclusión digital al disertar acerca de la inclusión financiera digital durante su participación en el Foro Argentina-Unión Europea que se realizó en Buenos Aires entre el 1 y 2 de junio. Explicó con detalle que esa inclusión “se basa en un desarrollo digital potente y sólido en buena regulación que nos proteja frente a los riesgos y en una educación que permita estar seguros que los clientes explotan y entienden las oportunidades”.”Es un gran reto para la Argentina”, destacó.

El representante de BBVA estuvo acompañado en el estrado por el vicepresidente del Banco Central de la Argentina, Lucas Llach, quien coincidió con los conceptos sobre el tema de la inclusión y resaltó el hecho de que los “temas de la inclusión financiera y digitalización estén en la agenda y sean expuestos aquí por quienes conocen el tema”, en alusión al ejecutivo español.

En el transcurso de su disertación González-Páramo opinó que “el auge del móvil y los avances tecnológicos ofrecen esa oportunidad de la inclusión financiera digital en Argentina”, aunque reconoció que aún se encuentra rezagada toda América Latina al respecto con la excepción de Chile.

José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo de BBVA, en un momento de su intervención.

No obstante, estimó que la presidencia del G20 en 2018, que fue otro de los temas centrales del Foro, será una buena ocasión para que el gobierno argentino impulse el acceso de la población a los servicios financieros. “Argentina, que liderará el G20 en 2018, tiene una oportunidad para promover la inclusión financiera”, subrayó.

Durante su intervención en el Foro Argentina-Unión Europea, explicó que en su opinión, existe una suerte de “taburete” de tres patas que sostiene esa inclusión, “es la triple combinación de la infraestructura digital, -dijo- de un marco regulatorio adecuado y de la educación financiera, es un verdadero triángulo virtuoso para avanzar en este camino”.

El consejero ejecutivo de BBVA indicó que la inclusión financiera es un eje fundamental para lograr un crecimiento económico inclusivo. La falta de acceso a los servicios financieros afecta a los sectores más vulnerables, que no cuentan con garantías para asegurar el pago de sus créditos y requieren, en general, de montos pequeños que no generan niveles de rentabilidad suficiente para los bancos. En Argentina menos del 50% de la población tiene acceso a una cuenta bancaria, porcentaje muy inferior al de otros países de América latina, como Brasil o Chile (donde entre 60 y 70% tiene alguna cuenta bancaria, según datos publicados por el Banco Mundial).

Por otro lado, el índice de digitalización de BBVA Research muestra que Latinoamérica, con la excepción de Chile, aún se encuentra rezagada respecto a los países desarrollados. En el caso de Argentina, el 62% de los hogares disponía de acceso a internet en 2015 y su principal uso estaba dirigido a redes sociales y para comunicarse. La principal brecha aparece en el grado de desarrollo de la banca electrónica y comercio electrónico.

Sin embargo, reiteró que Argentina tiene un amplio margen de mejora en la regulación de ámbitos como la protección del consumidor digital, leyes derivadas del comercio electrónico y conceptos de garantía de seguridad digital como las firmas electrónicas. Asimismo, el coste de la banda ancha fija en Argentina (usada por un 67,3% de la población en 2015) es más alto que en los países más desarrollados. Consideró como una buena noticia la elevada penetración del móvil: se calcula que cada argentino tiene en promedio un celular y medio. Por tanto, la clave está en la inclusión financiera digital.

José Manuel González-Páramo expuso que los avances digitales en tecnologías como inteligencia artificial,‘big data’, la nube, biometría o ‘blockchain’, junto al uso del móvil, son componentes clave para impulsar mejoras reales en el acceso a los servicios financieros y ayudar a las personas a participar plenamente en la vida económica, impulsando el crecimiento económico y reduciendo la pobreza.

Destacó la necesidad e importancia de contar con leyes relacionadas con la tecnología, “que se reconozca la firma digital y se proteja el correo electrónico y la propiedad intelectual porque a los contenidos hay que defenderlos de la piratería que es algo que hay que tomar bien en serio”. Apreció por otra parte la decisión del Banco Central de la Argentina de fomentar los pagos móviles, “creo que son pasos que van en la dirección correcta”.

De izquierda a derecha: José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo de BBVA; Lucas Llach, vicepresidente del Banco Central de la República Argentina; y Daniel Valli, director general para Argentina y director senior de Nuevo Negocio para el Cono Sur de Llorente&Cuenca.

En cuanto al marco regulatorio, instó a lograr una mayor cooperación y coordinación entre las autoridades financieras y no financieras para garantizar la uniformidad y la coherencia de las reglas. A su juicio, se debe crear un entorno competitivo en el que productos similares reciban el mismo tratamiento regulatorio, independientemente de la naturaleza de su proveedor (‘startups’, bancos o gigantes digitales). “Entendemos que hay clientes que están completamente desprotegidos ante este nuevo mundo y en parte porque está muy desregulado. Hay que tratar de nivelar el campo de juego”, sostuvo.

Por último, destacó el importante papel de la educación financiera de la población. La banca digital permite una infinidad de posibilidades para desarrollar programas de alfabetización financiera digital. “Para BBVA, la educación financiera es una de las prioridades estratégicas de negocio responsable”, afirmó. En los últimos nueve años, BBVA ha invertido más de 67 millones de euros en el desarrollo de programas de educación financiera a más de nueve millones de personas en todos los países donde el banco está presente.

El consejero ejecutivo de BBVA dijo además que “el perfil de los clientes tiene que ver con la tercera pata” y en ese sentido explicó que “se trata de una tarea conjunta de las autoridades públicas pero también de nosotros, los actores del sector privado”, concluyó.

Durante el Foro se consideraron aspectos relacionados con la Argentina, considerada como una de las grandes economías de América Latina, que está en proceso de una profunda transformación económica desde la llegada del presidente Mauricio Macri al gobierno en diciembre de 2015, con un marcado enfoque de apertura al exterior.

En este contexto la firma del tratado de Asociación entre el Mercosur y la Unión Europea, cuyas conversaciones se han reanudado y analizado en el Foro, sería muy beneficioso para estas dos partes del mundo. Éste es el escenario que ha elegido la Fundación Euroamérica para celebrar en Buenos Aires el 1 y 2 de junio el “Foro Argentina-Unión Europea: Oportunidades de una nueva relación estratégica”. Este encuentro al más alto nivel, pretende ser un foro de diálogo y discusión que recoja la opinión de expertos, miembros del gobierno e instituciones, tanto de Argentina como de Europa, así como representantes de empresas privadas como BBVA.

BBVA es patrono de la Fundación Euroamérica desde el año 2004, donde aporta su experiencia y conocimientos para ampliar los espacios de encuentro europeos e iberoamericanos gracias a su fuerte presencia en Latinoamérica, siendo su principal mercado y con quien mantiene un firme compromiso.

Otras historias interesantes