Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El ingreso de Colombia a la OCDE, ¿qué significa?

Luego de un largo proceso de evaluación, reformas y ajustes, Colombia fue admitida en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), consolidándose como el miembro número 37 de los países con buenas prácticas. ¿Qué significa para el país este importante logro?

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es un organismo de cooperación internacional que agrupa estados comprometidos con los más altos estándares y las mejores prácticas en políticas públicas y desarrollo económico. La organización facilita los medios para promover buenas prácticas, intercambiar experiencias en políticas públicas, identificar soluciones a problemas comunes y coordinar la implementación de políticas locales e internacionales entre sus miembros.

Colombia cumplió durante los últimos años con un arduo proceso de evaluación, reformas y ajustes a las mejores prácticas globales para hacer parte de esta lista de países y lo logró. Las discusiones formales habían empezado en mayo de 2013 y cinco años después se cerraron con la firma de Acuerdo de Acceso en París durante la semana pasada. Colombia se convierte así en el miembro 37 de este club, que está conformado tanto por países desarrollados como países emergentes, y se une a dos países latinoamericanos que ya hacen parte del club: México y Chile.

Según Juana Téllez, economista jefe de BBVA Colombia, la noticia es muy buena tanto por lo que ya pasó como por lo que viene. “Por lo que ya pasó, porque Colombia se sometió a una evaluación profunda de la manera en que se hacen las cosas en términos de estándares internacionales, estadísticas, legislación, regulación, entre otras, por parte de los 23 comités de la OCDE y pudo poner en blanco y negro los grandes y pequeños temas que necesitan una mejora”, explica. “Además, esa evaluación profunda estuvo acompañada de la implementación de muchas reformas para lograr dejar el país a tono con los estándares OCDE en términos de legislación, políticas y prácticas”.

“Al entrar a la OECD se abre el horizonte de expectativas de cómo hacer las cosas para parecerse a los mejores”

Para Colombia el ingreso a la OCDE supone logros a corto, mediano y largo plazo. “También es buena noticia a futuro porque al entrar a la OCDE se abre el horizonte de expectativas de cómo hacer las cosas para parecerse a los mejores. La comparación con los mejores siempre es buena y le da los correctos estándares al país para crear una hoja de ruta que le permita mejorar las cosas para hacer más eficientes las relaciones económicas, sociales y aumentar la productividad de economía y así parecerse, en lo que toca, a los países que lo hacen mejor a nivel global”, resaltó Juana Téllez.

Aunque por muchos años Colombia estará en la cola de muchos indicadores de la OCDE, su participación dará apertura a una nueva era en la que tendrá la posibilidad de mejorar sus prácticas, aprender de las grandes potencias, moldear y perfeccionar sus procesos en materia educativa, social y política. “Al participar en este club de buenas prácticas podemos utilizar la experiencia de nuestros nuevos socios para avanzar y el reto de mejorar será cada día más evidente. Es una buena noticia al darnos un espaldarazo de confianza en lo que tenemos pero también es un reto para hacer las cosas mejor a futuro”, destacó la economista de BBVA Colombia.

Otras historias interesantes