Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Montañismo Act. 23 dic 2015

Kilian Jornet, carreras de montaña, conquistas y sueños

Poca presentación hace falta para alguien que entrena siete días a la semana, un total de más de 1.000 horas al año, y recorre 15.000 kilómetros y 550.000 metros de desnivel al año. Es uno de los deportistas de moda. Kilian Jornet es esquiador y corredor de montaña, pero si le pides que se defina a sí mismo va más allá: "soy un amante de la montaña".

El corredor de montaña

Habiendo nacido en una familia de montañeros, en plenos Pirineos, a 2.000 metros de altura, Kilian Jornet lleva toda su vida practicando deportes de montaña y de nieve, y defiende unos valores ligados estrechamente a esa forma de vida, al amor por la naturaleza y a disfrutar haciendo deporte, sin dejar de luchar por tus sueños.

Con 5 años subió su primer tresmil, el pico Mulleres, y a continuación el Aneto, el macizo más alto de los Pirineos, y con 15 años ya corría 25 kilómetros para ir al instituto,  en lugar de coger el autobús, y nunca llegaba tarde, cuenta su padre en una entrevista.

Empezó siendo esquiador de montaña, su deporte favorito, pero en su lugar de residencia no había tanta nieve como en Los Alpes, y acabó especializándose en carreras de montaña porque en verano corría por ellas para no perder el entrenamiento.

Esa fue la razón por que también acabó convirtiéndose en alpinista. A pesar de su juventud, Kilian es un ejemplo a seguir para muchos corredores, alpinistas y gente de montaña.

Sentir la pasión de correr por la montaña

Es un hecho que este campeón del mundo en dos disciplinas deportivas consideradas como las más duras del planeta, es un deportista excepcional. Vigente tricampeón del mundo de Skyrunning, además de Vertical Race y Ultrarunning, el catalán ha batido récords en el Kilimanjaro, el GR20 de Córcega, la Tahoe Rim Trail o la Transpirenaica.

Su principal objetivo no tiene que ver con ningún reto en concreto. Lo único que desea es pasar el mayor tiempo posible en la montaña, siempre intentando descubrir nuevas sensaciones.

Algo que comprendemos mejor con esta frase que el montañero de 27 años pronuncia en un spot publicitario sobre una marca de crema de protección solar: "La montaña no es un punto geográfico en un mapa, ni una cima, ni una fecha, ni un crono, es el recuerdo de lo vivido".

A Kilian Jornet no le queda mucho tiempo libre, pero entre sus entrenamientos, de los que disfruta con pasión porque no los ve como una obligación, ha escrito varios libros inspirados en las competiciones en las que participaba, como 'Correr o Morir', o 'La Frontera Invisible, en el que cuenta su proyecto de 'Summits of My Life'.

'Summits of My Life': proyecto más enfocado en el alpinismo

Aunque su carrera es intensa y cuenta con una larga lista de retos superados, desde que a los 13 años entrara en el Centro de Tecnificación de Esquí de Montaña, pero quizás el proyecto personal más importante de Kilian Jornet es el de 'Summits of My Life', en el que se encuentra inmerso para intentar establecer los récords de ascenso y descenso de algunas de las montañas más emblemáticas del planeta, y que culminará con el Everest (8.848m).

Pendientes le quedan la montaña más alta del mundo y el Elbrús (5.642m), el punto más elevado de Europa. Pero ya ha logrado el Cross MontBlanc (4.810m) en 2012, el MontBlanc y el Cervino (4.478m), en 2013, y el McKinley (6.186m) y el Aconcagua (6.959m) en 2014. Una serie de películas recogerán las experiencias vividas en cada uno de estos retos.

Carlos Soria y Kilian Jornet

Carlos Soria siempre ha destacado el amplio abanico de posibilidades que le ha ofrecido la montaña toda su vida, además de poder disfrutar de su gran pasión. Al igual que el alpinista abulense, Kilian Jornet considera que este deporte es una forma también de conocer nuevos países, culturas y personas extraordinarias, que le han ayudado a forjar su personalidad.

"Me parece fantástico lo que hace Kilian, es lo que me gustaría estar haciendo a mí, pero soy consciente de mis limitaciones. Es un deportista espectacular y creo que acabará siendo un gran alpinista. Yo le admiro mucho", declaró Carlos Soria en una entrevista.

La última vez que estos dos apasionados de la montaña se encontraron fue en Chukung, un popular centro de servicios para senderistas y alpinistas de la región del Khumbu, situado al sur del Everest, el Lhotse y el Nuptse, y al norte del Ama Dablam, cuando Carlos soria se encontraba de expedición para intentar hacer cumbre en esta montaña, una de las más bellas del Himalaya.

Kilian Jornet había comentado en sus redes sociales que había regresado allí después de tener que cancelar su expedición al Everest en primavera por el trágico terremoto que tuvo lugar en Nepal. En la zona también se encontraba en aquel momento Ueli Steck, cuyo objetivo era atacar el Nuptse.

Así se produjo el encuentro entre tres alpinistas que aúnan velocidad en altura, máxima dificultad, juventud y vitalidad, veteranía y experiencia, pero sobre todo un gran espíritu de superación.

Ueli Steck, Kilian Jornet y Carlos Soria, trío de ases en Chunkung #Nepal, durante el #trekking solidario de Ayuda Directa Himalaya. #amigos

Posted by Yo subo con Carlos Soria on miércoles, 21 de octubre de 2015

 

Otras historias interesantes