Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

La emisión de deuda en América Latina baja por la volatilidad en los mercados, según la Cepal

La emisión total de deuda de América Latina alcanzó los 29.760 millones de dólares en el primer trimestre de 2016, una caída del 2,5% en comparación con el mismo período de 2015, cuando llegó a los 30.540 millones de dólares, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

De acuerdo con el reporte ‘Flujos de Capital hacia América Latina y el Caribe: Primer Trimestre 2016‘ difundido por la Cepal, la alta volatilidad del mercado en los primeros meses del año, motivada por tasas de interés más altas en Estados Unidos, mayores descensos en el precio del petróleo y una caída de la economía china, dificultó las nuevas emisiones de deuda.

Según la Cepal, en la segunda parte de 2015 hubo una desaceleración considerable en la emisión de deuda de América Latina, debido a la volatilidad del mercado y los menores precios de las materias primas que afectaron de la manera importante a la región.

No obstante, en marzo de este año mejoró la confianza del mercado: se registró una importante recuperación y la emisión de bonos en este mes alcanzó casi los 14.000 millones de dólares, la mayor emisión mensual desde junio de 2014.

“El alivio monetario de grandes bancos centrales, un fortalecimiento de los precios de las materias primas y una creciente confianza de que la Reserva Federal de Estados Unidos no estaba planeando volver a subir las tasas de interés impulsaron las acciones y los bonos”, indica la Cepal.

El informe resalta que las acciones latinoamericanas ganaron casi un 19% en el primer trimestre, al tiempo que las monedas también recuperaron su precio frente al dólar y los spreads (diferenciales) de los bonos de América Latina se ajustaron 32 puntos básicos, luego de una expansión de casi 100 puntos básicos en 2015.

Más emisión de bonos soberanos

Y contrario a lo que se venía registrando, los bonos soberanos tuvieron la mayor participación de la emisión total, con un 53%, pese a la preocupación por las calificaciones crediticias, mientras que los corporativos representaron el 47%, su peor participación en el total desde 2005.

El documento de la Cepal indica que la emisión por parte de bancos y corporaciones en el primer trimestre de 2016 fue un 16% más baja que en igual lapso de un 2015 y 69% menor que en el mismo período de 2014.

El organismo advierte que los precios del petróleo, la economía china, el impacto real de las tasas de interés negativas sobre el sistema europeo y la trayectoria futura de la política monetaria de Estados Unidos, siguen planteando interrogantes que podrían restarle brillo a la reciente recuperación de los activos financieros en América Latina.

Otras historias interesantes