Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fundación Microfinanzas Act. 06 jul 2020

La Fundación Microfinanzas BBVA, premiada en Colombia por su compromiso con la sostenibilidad medioambiental

Ana Prieto (FMBBVA)

Si algo ha quedado claro durante esta pandemia es que el cuidado del medioambiente y la sostenibilidad tienen que ser prioritarios en la agenda de gobiernos, empresas e instituciones. Las repercusiones que una mala gestión de los recursos pueden tener para la salud de las personas se ha puesto de manifiesto por una enfermedad que ha surgido como consecuencia de la injerencia de la actividad humana en los ecosistemas naturales.

En este sentido, la Fundación Microfinanzas BBVA lleva, desde su creación, hace ya más de 12 años, comprometida con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y desde 2015 con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, con diferentes iniciativas, como la que ahora ha sido premiada en su entidad colombiana. Bancamía ha recibido el Premio Andesco a la Sostenibilidad en la categoría Entorno Ambiental, por su programa de apoyo a los microempresarios agropecuarios.

En concreto por su producto Crediverde Adaptación, enmarcado en el proyecto Microfinanzas para la Adaptación basada en Ecosistemas (Microfinance for Ecosystems based Adaptation – MEbA), que ofrece asesoría, acompañamiento y financiación a productores del campo, para que pongan en marcha en sus fincas medidas de prevención ante el cambio climático. Con este programa, Bancamía ha entregado 2.740 créditos productivos por valor de 7.190 millones de pesos (unos 1,8 millones de euros), en diferentes zonas del país.

Riego por goteo, abonos orgánicos, acondicionamiento de suelos, reservorios de agua de  lluvia, agricultura orgánica y biodigestores son algunos ejemplos de estas medidas, que ya funcionan en las fincas de miles de pequeños productores agropecuarios gracias al apoyo y asesoramiento de Bancamía.

Es así como hoy Angélica Valbuena, madre y cabeza de familia, tiene un cultivo de verduras y hortalizas orgánicas que reparte en bicicleta por su pueblo, Ubaté. O Julio Cristancho, un contable que regresó a su casa en el campo, en el departamento de  Cundinamarca, y construyó una granja autosostenible, que más tarde convirtió en finca demostrativa para compartir sus conocimientos con estudiantes y emprendedores de la zona.

O Sandra Mendoza, que puso un biodigestor en su finca, en San Antonio (Tolima), que le permite aprovechar las heces de los cerdos que cría para producir energía limpia; para el gas que utiliza en los fogones de su cocina, dejando de usar leña; también consigue  encender una bombilla, economizando electricidad; y obtener abono orgánico para su cultivo de café.

Microfinanzas para la Adaptación al Cambio Climático basada en Ecosistemas

El programa MEbA, puesto en marcha en 2011 por la Fundación Microfinanzas BBVA en alianza con ONU Medio Ambiente (PNUMA) e instituciones locales, incluye productos y servicios específicos para las poblaciones rurales en vulnerabilidad y asistencia técnica individualizada, para que los emprendedores adapten sus pequeños negocios al cambio climático y contribuyan a frenarlo. Cuenta también con una finca demostrativa para promover entre los pequeños productores técnicas como el uso de abonos orgánicos, biodigestores o deshidratadores solares.

En la finca demostrativa, los pequeños productores aprenden técnicas más sostenibles como el uso de abonos orgánicos, biodigestores o deshidratadores solares

El presidente de Bancamía, Miguel Ángel Charria, explica que este programa “arrancó como un piloto hace unos años, en diferentes poblaciones” y desde 2020 se ha ampliado para llegar “a muchos más microempresarios del campo, que con estas medidas pueden mejorar sus métodos de producción, cuidando el medio ambiente”.

El principal efecto que ha tenido en los microempresarios a los que atiende la Fundación Microfinanzas BBVA es “la creación de prácticas de desarrollo sostenible y responsabilidad ambiental para mejorar su calidad de vida”, añade Charria, y subraya que este reconocimiento que Andesco hace a la iniciativa MEbA “es un impulso para fortalecer el alcance del programa en muchas regiones de Colombia, y que podamos llegar a más productores agropecuarios”.

La Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones (Andesco) convoca estos premios desde hace 15 años, como reconocimiento a las iniciativas que apuestan por la sostenibilidad en cinco entornos: social, laboral, de mercado, ambiental y de gobierno. Este año recibieron 277 candidaturas de 80 empresas diferentes, de las que salieron seleccionadas 16, entre ellas Bancamía.

La Fundación Microfinanzas BBVA, en su apuesta por la sostenibilidad medioambiental y la generación de oportunidades para las personas en riesgo de vulnerabilidad en Latinoamérica, continúa trabajando con diferentes enfoques y en colaboración con instituciones locales e internacionales, para ofrecer a estos pequeños emprendedores productos y servicios que les ayuden a mejorar su calidad de vida, a través de las finanzas productivas, y dentro de un modelo de desarrollo sostenible y comprometido con el medio ambiente.

Otras historias interesantes