Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Empleo 01 feb 2019

La recuperación del mercado laboral ganó tracción en el 4T18

Según el artículo de BBVA Research, y de acuerdo a las estadísticas publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la creación de empleo en el cuarto trimestre de 2018 superó las expectativas. La ocupación EPA aumentó en 36.000 personas (3% a/a) a pesar de la estacionalidad negativa y la tasa de desempleo cayó una décima hasta el 14,4%. En el promedio del año se crearon 502.900 empleos (2,7% a/a) y la tasa de paro disminuyó dos puntos hasta el 15,3%.

Entre los meses de octubre y diciembre, la ocupación aumentó en 36.000 personas llegando hasta las 19.564.000, más de lo que señalaban las previsiones. Las cifras desestacionalizadas por el INE indican que el crecimiento de la ocupación se aceleró tres décimas hasta el 0,9% t/t y, por tanto, la creación de empleo EPA fue una décima mayor que la señalada por los registros de afiliación a la Seguridad Social. Con todo ello, el cuarto trimestre de 2018 tuvo una evolución más positiva que la registrada en los mismos trimestres de 2016 y 2017.

La recuperación del mercado de trabajo cobró dinamismo en 2018 y prolongó la tendencia de mejora iniciada a finales de 2013. Por una parte, el ritmo de creación de empleo se aceleró una décima hasta el 2,7% (502.9000 ocupados) y, por otra, el aumento de de la ocupación se concentró en el sector servicios (70,7% de los nuevos empleos) y en los asalariados con contrato indefinido (71,2%), contribuyendo a una caída de dos puntos de la tasa de paro hasta el 15,3%.

Por comunidades autónomas, la evolución del mercado fue dispar. Tras corregir la estacionalidad del periodo, el servicio de estudios de BBVA estima que la ocupación habría aumentado en trece regiones durante el cuarto trimestre del pasado año, encabezadas por Murcia (2,1% t/t) y Castilla-La Mancha (1,5% t/t). Por otra parte, La Rioja, Cantabria, Canarias y Comunitat Valenciana sufrieron un descenso. En el conjunto del año, todas las comunidades, excepto Asturias, crearon empleo. Canarias (6,6%) y Baleares (4,2%) lideraron el crecimiento de la ocupación.

Los servicios, la construcción, los asalariados del sector público y los trabajadores por cuenta propia, responsables del avance del empleo

Con la creación de 39.700 empleos, la construcción sorprendió positivamente y, por el contrario, el sector primario y la industria evolucionaron peor de lo previsto. Las cifras desestacionalizadas por BBVA Research confirman el dinamismo de los servicios y la construcción, que crearon más puestos de trabajo que los apuntados por la afiliación a la Seguridad Social (en torno a 190.000 ocupados) y compensaron la destrucción de empleo por parte de la industria (-16.000 ocupados).

Además, el aumento de la ocupación en el 4T18 se concentró en los asalariados del sector público (43.500 personas) y en los trabajadores por cuenta propia (16.500 personas). Por el contrario, el sector privado destruyó empleo por motivos estacionales (-23.400 personas).Desde el inicio de la recuperación del mercado de trabajo a finales de 2013, el número de asalariados del sector privado ha crecido en más de 2.058.000 personas, mientras que el sector público lo hizo en 301.600. El empleo por cuenta propia también se incrementó, aunque de forma modesta en 69.200 personas.

Disminución de la tasa de temporalidad y de la tasa de paro

Los datos de la Encuesta de Población Activa indican que la tasa de temporalidad se redujo hasta el 26,9% entre octubre y diciembre debido al aumento del número de asalariados con contrato indefinido (108.400 personas) y la destrucción de empleo temporal (-88.400 asalariados). Aunque el porcentaje de asalariados con contrato temporal se sitúa cuatro puntos por encima del mínimo en 2013, todavía se encuentra siete puntos por debajo de los máximos precrisis en 2006.

Acorde con las previsiones de Research, la tasa de desempleo se redujo una décima (hasta el 14,4%) en el cuarto trimestre de 2018, a pesar del incremento inesperado de la población activa en 14.800 personas. Aun así, desde su punto máximo en el año 2013, la tasa de paro ha disminuido en doce puntos y el número de parados, en más de 2.800.000. Con todo, los desempleados todavía superaban las 3.300.000 personas a finales del año pasado.

Además, la tasa de paro se redujo en once comunidades autónomas entre octubre y diciembre. Descontando el factor estacional, destacaron positivamente Castilla-La Mancha y Andalucía. Por el contrario, La Rioja y Aragón encabezaron los aumentos del desempleo. En el promedio de 2018, los mayores descensos en la tasa de paro se produjeron en Canarias y Cantabria.

Otras historias interesantes