Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Niños 14 ago 2018

Listado de artículos indispensables para viajar con un bebé

Emprender un viaje con un bebé es una tarea que puede conllevar muchos quebraderos de cabeza, sobre todo si los padres son primerizos y no cuentan, por lo tanto, con experiencias previas. Dudas sobre cómo sentarán al pequeño los cambios de escenario, el clima del lugar de destino y otros muchos aspectos entre los que destaque seguramente qué llevar en el equipaje para pasar unos días fuera de casa.

No es lo mismo viajar en coche que hacerlo en tren o en avión por razones obvias de equipaje, ni tampoco se precisa llevar la misma carga si se sale de casa para una semana o si se va a pasar un mes alejado de la rutina del hogar. En cualquier caso, una adecuada atención para el bebé obliga a unos padres diligentes a reunir una amplia lista de artículos para que el pequeño note lo menos posible el cambio al que va a ser sometido con el desplazamiento.

¿Conoces la herramienta Baby Planner?

El sueño del bebé suele ser una de las primeras preocupaciones cuando se viaja. Si dormirá bien con los cambios o dónde será mejor que lo haga ahora que sale de casa, son algunas de las preguntas que más pueden rondar la cabeza de unos padres que se enfrentan a una situación novedosa.

Lo normal es que si el niño utiliza el capazo, duerma en él. Si no es así, una cuna de viaje servirá. Para ello, se recomienda primero plegarla y comprobar que va a caber en el maletero del coche antes de comprarla. Otra opción, para los casos en los que no se pueda viajar con mucho equipaje, es que el bebé duerma en la cama con sus padres.

Para que el pequeño se relaje y descanse lo mejor posible durante el viaje conviene además llevar objetos que utilice habitualmente que contribuyan a su consuelo como pueden ser un muñeco de trapo, un mordedor, su mantita favorita o alguna prenda de la madre que le confiera confianza.

El paseo del niño es otra de las situaciones que más dudas puede generar a la hora de escoger el transporte del pequeño. Tanto el cochecito como la sillita sirven y su elección dependerá fundamentalmente de dos factores: a qué está acostumbrado el bebé y el tiempo que tenga. Asimismo, la mochila portabebés es una opción interesante como recurso cómodo para los padres y el poco espacio que ocupa dentro del equipaje.

Los artículos del bebé pueden necesitarse en el momento menos esperado, por eso se recomienda no mezclarlos con los del resto de miembros de la familia y que así viajen en una maleta para él solo. En cuanto a la ropa que debe incluirse en esta maleta, el cálculo no es tan sencillo aunque se deben tener en cuenta una serie de parámetros que ayudan. Para empezar, y dado que el espacio es limitado, conviene no caer en la tentación de llevar demasiadas prendas. El número de días que va a durar el viaje y la edad del pequeño servirán para aproximarse a la cantidad ideal a portar. Los bebés se manchan muy frecuentemente por lo que al menos habrá que llevar dos mudas interiores, otras dos exteriores y un par de pijamas. A partir de ahí y siendo cuidadosos con no pasarse, las que los padres consideren necesarias para disponer entre colada y colada.

Baby Planner te ayuda a conciliar

pies-bebe-recien-nacido-bbva

Los artículos del bebé pueden necesitarse en el momento menos esperado, por eso se recomienda no mezclarlos con los del resto de miembros de la familia.

En lo referente a su aseo, se puede transportar una bañerita o, si se prefiere ahorrar espacio, una pequeña piscina hinchable podrá hacer las veces de la bañera durante el viaje. El artículo que no tiene que faltar es el cambiador plegable, tan útil y recurrente como fácil de transportar por el escaso espacio que ocupa.

Para el equipaje de mano durante el viaje, los padres deben llevar consigo elementos de primera necesidad como un biberón, unos pocos pañales, un paquete de toallitas húmedas, crema para bebés, una muda completa, una mantita, un cambiador de tela, una esponja, protección solar, un gorrito y algo de comida y de bebida preparada para cualquier contingencia que pudiera tener lugar durante el trayecto.

Otros objetos que son de utilidad durante la estancia son el intercomunicador para cuando el pequeño duerma durante el día o para el caso de que no descanse por las noches en la misma estancia que sus padres, una trona portátil para que las comidas le resulten más cómodas, una batidora para prepararle las papillas y los purés y unos dibujos animados para bebé para cuando se precise que preste atención a la hora de comer o, simplemente, para que se tranquilice si se pone nervioso.

En cuanto a la salud se refiere, debe viajar siempre con un pequeño botiquín con analgésicos infantiles, antipiréticos, un termómetro, tiritas, unas tijeras pequeñas y un antiséptico.

En todo caso, los padres deben calcular antes de preparar el equipaje qué elementos, de entre los que no son absolutamente imprescindibles para el día del viaje, merece la pena llevar desde casa y cuáles es mejor comprar una vez se llegue al destino.

Documentación del niño

Si el viaje va a tener lugar por España, bastará con coger el Libro de familia para la identificación del bebé. Si se va a salir al extranjero no está de más contar con el Libro de familia pero además habrá que hacer al pequeño el DNI o el pasaporte según cuál sea el documento exigido para llegar al país donde se viaja. En algunos casos, incluso, habrá que solicitar a la embajada o el consulado correspondiente el visado para el pasaporte si así lo requiere el país en cuestión.

En el caso de que el bebé sea hijo de padres separados y viaje con uno solo de ellos, se necesita una autorización expresa del progenitor que no lo acompañe en el viaje. Un documento que se puede compulsar en dependencias de la Policía, la Guardia Civil, en un juzgado o en una notaría.

En lo referente al aspecto sanitario, consultar si en el país de destino es necesario que los padres lleven la tarjeta sanitaria internacional del bebé. La Tarjeta Sanitaria Europea es gratuita y tiene una validez de un año. Si la familia contara con algún seguro privado de salud también merece la pena viajar con las tarjetas que lo acrediten y que antes de partir de viaje los padres se informen de la cobertura con la que cuentan en el supuesto de que se vaya a viajar al extranjero.

Otras historias interesantes