Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Geoestrategia 16 may 2019

Los cinco puntos clave en la agenda de la UE

Las elecciones al Parlamento Europeo que se celebrarán entre los días 23 y 26 de mayo serán cruciales para el futuro de Europa. Y justo en este momento clave, la Comisión Europea ha desarrollado una agenda estratégica para el próximo periodo parlamentario (2019 – 2024), con el objetivo principal de fortalecer la unidad entre los Estados miembros.

En la búsqueda de nuevas políticas para superar las últimas dificultades surgidas en el entorno europeo, la Comisión Europea se reunió el pasado 30 de abril para presentar cinco sugerencias sobre las que deberían basarse las decisiones colectivas de los 28 países durante los próximos cinco años.

Fue entonces cuando el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, afirmó: “Estoy convencido de que solo en la unidad encontraremos la fuerza necesaria para preservar nuestra forma de vida europea, sostener nuestro planeta y reforzar nuestra influencia global”. Así comenzaba la cumbre en la cual se presentó una hoja de ruta para una Unión “más unida, más fuerte y más democrática”.

La Comisión explica en un documento titulado “Fuerza en la unidad” que, para afrontar los retos y oportunidades que tiene actualmente la UE, las acciones futuras deberían centrarse en cinco dimensiones:

  1. Protección: la Comisión propone avanzar hacia una Unión Europea de Defensa genuina “para hacer de la cooperación de defensa dentro de la UE la norma y no la excepción”. Asimismo, se establecen la responsabilidad compartida y la solidaridad entre los Estados miembros como los dos grandes requerimientos para lograr proactividad en la gestión de la migración.
  1. Competitividad: “necesitamos actualizar, modernizar e implementar plenamente el mercado único en todos sus aspectos”, apunta el informe de la Comisión. En este sentido, resalta la necesidad de invertir en nuevas capacidades digitales para paliar los efectos de las transiciones ecológicas, sociales y económicas. De igual manera, se indica la importancia de fomentar el crecimiento y profundización de la Unión Económica y Monetaria.
  1. Justicia: también destaca el esfuerzo que deben realizar los Estados miembros para lograr la inclusión social y la igualdad, abordando las disparidades regionales, las necesidades de las minorías, las cuestiones de género y el desafío del envejecimiento de la población. “Necesitamos defender y promover firmemente los valores compartidos en los que se basa la Unión Europea, como el estado de derecho”, asegura la Comisión.
  1. Sostenibilidad: la Comisión exige el uso patrones de producción y consumo sostenibles, con el fin combatir el cambio climático y revertir la degradación ambiental. Se consideran imprescindibles una economía circular más eficiente en el uso de recursos y la eficacia de la Unión de la Energía a la hora de abordar desafíos pendientes, como la seguridad energética o los costos de energía para los hogares y las empresas.
  1. Influencia: “Europa necesita liderar en el mundo a través de un apoyo consistente y firme para un orden global multilateral basado en normas, con las Naciones Unidas en su centro”, declara la Comisión. Al mismo tiempo, señala la importancia del desarrollo de relaciones sólidas con vecinos cercanos y del papel reforzado que debe alcanzar el euro en la escena internacional, lo que aumentaría la soberanía económica y monetaria de Europa.

Finalmente, la Comisión reflexiona sobre el presente de Europa y afirma que ha llegado el momento de superar la tendencia a nacionalizar el éxito y europeizar el fracaso, para así desarrollar mejores políticas y decisiones comunes.

Otras historias interesantes