Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Viajes 08 may 2018

Las mejores ideas para ahorrar en un viaje con Interrail

Descubrir Europa a bordo de un tren es una gran experiencia, que iniciativas como Interrail pone al alcance de todos los bolsillos. Este billete especial es una puerta a 40.000 destinos y está a disposición de cualquier ciudadano europeo o no europeo, que viva oficialmente en el viejo continente. A continuación, una serie de pautas que ayudarán a ahorrar mientras se hace.

Si se están planificando las vacaciones, viajar en Interrail es una opción atractiva, económica y cómoda, ya que con un solo pase se puede bajar y subir de la mayoría de los trenes de Europa. Dentro de la oferta de billetes, hay descuentos de hasta un 25% para menores de 27 años, 10% para personas mayores de 60 años y viajes gratis para niños menores de 11 años. Y además, con estos consejos se puede hacer el viaje todavía más barato.

Aprovechar los días flexibles de viaje 

Hay pases como los Interrail One Country Pass’ o los ‘Interrail Global Pass’ que cuentan con un número determinado de días de viaje flexibles, en los que se pueden coger varios trenes. Es preferible utilizar esos días para hacer desplazamientos largos en ferrocarril, antes que gastarlos en trayectos cortos, que se pueden hacer en autobús o en un tren de distancia corta de una forma económica.

Interrail tiene una norma muy interesante para los que miren con lupa los días flexibles que les quedan: a los usuarios que viajen en un tren nocturno directo a partir de las 7 p.m. y lleguen a su destino pasadas las 4 a.m. solo se les descontará, como día de viaje, el de la llegada.

Evitar las reservas de tren

La mayoría de los trenes de alta velocidad exigen el pago de una tarifa de reserva. Si se quiere ahorrar, la propia web de Interrail permite seleccionar los trayectos con la opción “Evitar trenes que requieren reserva”, lo que facilita mucho la planificación del viaje y economiza el coste del desplazamiento. Los trenes disponibles suelen ser más lentos, pero resultan mucho más económicos.

Bconomy, la app que utiliza big data para ayudarte a ahorrar

Moverse en transporte público

Es posible moverse en tren con el pase Interrail dentro de una ciudad, pero se puede ahorrar más dinero si se compra una tarjeta de transporte público que permita moverse en autobús, tranvía y metro. Otra opción recomendable y muy típica, en determinadas capitales como Amsterdam, es alquilar una bicicleta y desplazarse con ella: una forma distinta de recorrer la ciudad, sintiéndose como un habitante más.

Dormir en trenes nocturnos

Hay capitales en las que el alojamiento puede resultar un problema por el alto precio de las habitaciones, sobre todo en temporada alta. Interrail ofrece la alternativa de dormir en un tren nocturno, lo que supone un gasto menor que un hotel y permite recorrer largas distancias mientras se está durmiendo. Las tarifas varían, desde las más económicas (un asiento reclinable) hasta las más acomodadas (vagón individual con baño). En este caso, siempre es obligatorio reservar un asiento o cama en el tren para asegurarse la plaza.

Hacer excursiones a buen precio

Las grandes ciudades europeas suelen contar con pases para excursiones que incluyen entradas gratis y descuentos para visitar los lugares más turísticos. Incluso los hay que incluyen tarifas reducidas en transporte público o viajes gratuitos. Vale la pena hacer el desembolso en este tipo de pases porque, a la larga, la jornada puede salir mucho más económica.

Sacar provecho de los carnets de descuento

Los jóvenes y estudiantes cuentan con tarjetas como la ISE y la ISIC, que ofrecen descuentos en compras y excursiones por Europa. Los menores de 26 años que no sean estudiantes tienen la opción de solicitar el Carnet Joven Europeo con descuentos en alojamientos, restaurantes y transportes.

Además de estos consejos, es importante tener en cuenta otras recomendaciones generales como:

  1. Evitar las temporadas altas a la hora de viajar y las zonas excesivamente turísticas.
  2. Planificar y reservar con antelación el viaje.
  3. Hacer un presupuesto y atenerse a él.
  4. Comparar precios en alojamientos y compras.

De esta forma, se podrá vivir la experiencia de viajar en Interrail por Europa, un continente lleno de atractivos, disfrutándolo al máximo y sin gastar demasiado dinero.

Otras historias interesantes