Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Turismo 15 ene 2016

Melbourne: capital australiana del deporte

Segunda ciudad australiana más poblada con 4 millones de habitantes y capital multicultural del país, Melbourne es un destino ideal para entender el modo de vida de los australianos. Con una actividad cultural y deportiva constante, Melbourne ofrece al visitante numerosas opciones para disfrutar de un ritmo urbano incesante y de una naturaleza a pocos pasos de la city. Adentrarse en las calles del centro es recorrer el mundo, la influencia del gran número de inmigrantes está presente en todos los rincones. Pero también es posible encontrar lo que todo turista se imagina al pisar suelo aussie: canguros, koalas y surf, mucho surf. Te ayudamos a conocer una de las ciudades importantes de Australia.

Desde lo más alto.

Una buena opción para entender la organización de la ciudad es contemplarla desde arriba. La Torre Eureka (7 Riverside Quay Southbank) cuenta con un espectacular mirador en su planta 88. Y si subir a un rascacielos no te resulta lo bastante arriesgado, Eureka dispone de un cubo de vidrio que sobresale a 300 metros del suelo para ofrecer una visión de 360 grados. Toda una experiencia de altura.

Recorre gratuitamente la ciudad en tranvía.

El City Circle Tram #35 es la mejor forma de recorrer los principales atractivos de la ciudad. Y la más barata ya que es la única línea totalmente gratis para el viajero. Melbourne dispone de la red de tranvías más extensa del mundo y sus locomotoras aparecen en muchas postales de la ciudad. Un viaje completo a este itinerario circular puede ser un buen punto de partida para empezar a familiarizarte con el mapa de la ciudad australiana.

Deporte todo el año.

El cricket es el deporte nacional, y ver un partido en el Melbourne Cricket Ground (estadio más grande del país con una capacidad para 100.000 espectadores) es todo un espectáculo. Este estadio acoge además los partidos de la AFL, la Liga de Fútbol de Australia, que se celebran de marzo hasta finales de septiembre. Pero como no solo de fútbol y cricket viven los australianos, Melbourne celebra tres citas deportivas destacadas a nivel mundial: el Gran Premio de Australia de Fórmula 1 en Albert Park (en marzo), el Gran Premio de MotoGP de Australia en Philippe Island (mes de octubre) y el Open de Australia de Tenis, el primero de los 4 Grand Slams de la temporada de tenis que se celebra en el Melbourne Park (en enero).

Partido entre Garbiñe Muguruza y Barbora Strycova

Garbiñe Muguruza en el Australian Open 2016 - EFE

Carne de cocodrilo a la parrilla.

Si viajas a Australia tienes que probar la carne de canguro y la de cocodrilo. Exquisitas para los locales y exóticas para los foráneos, ambos platos se preparan en algunos restaurantes del centro pero un lugar especial para probarlos puede ser el Queen Victoria Market (Victoria St con Elizabeth St). El mercado, construido sobre un antiguo cementerio, es el más grande del hemisferio sur y por las tardes instalan chiringuitos para poder probar los platos más típicos. Una brocheta de cocodrilo puede ser una perfecta cena de degustación.

Paseos de arte.

El principal reclamo artístico de Melbourne es la Galería Nacional de Victoria (180 St Kilda Rd). Con una completa colección que incluye obras de Rubens, Delacroix, Monet o Cézanne, el museo es visita obligatoria para los amantes del arte. La colección permanente es de entrada gratuita. El edificio se encuentra enfrente de uno de los parques más bonitos de la ciudad, el Real Jardín Botánico.

Un rincón para la aventura.

En el parque Fitzroy se encuentra la casa del Capitán Cook. Se trata de un edificio de 1775, traído desde Inglaterra ladrillo a ladrillo. En una visita de una hora se recorren las diferentes estancias del edificio para conocer la historia del explorador y marino inglés, muy querido en tierras australianas.

BONUS: Viaje surfero por carretera.

Si se dispone de un par de días extra, la Great Ocean Road es visita obligada. La conocida como GRO es una de las rutas costeras más espectaculares del mundo. Un tramo muy recomendable es el que transcurre entre la localidad de Torquay (a 100km de Melbourne) y el Parque Nacional de los 12 Apóstoles. En el trayecto se atraviesan algunas de las playas más surferas de la costa como la Bells Beach.

Otras historias interesantes