Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 25 sep 2021

El bitcoin y sus posibilidades para operar como dinero

Las industrias han evolucionado sus procesos a través del uso de la tecnología, el sistema financiero no es la excepción al experimentar nuevos canales como el blockchain que dan paso al uso de las criptomonedas, el bitcoin es una de ellas que desde su surgimiento está inmersa en la polémica por la constante volatilidad que presenta.

Carlos Serrano Herrera, economista en Jefe de BBVA México analiza en la columna Criptomonedas: ¿será el bitcoin dinero?, publicada en el periódico El Financiero el uso de esta moneda virtual en El Salvador y si existe la posibilidad de que se convierta en dinero de uso común y de curso legal.

Serrano, explica que difícilmente el bitcoin podrá convertirse en una moneda que permita hacer transacciones cotidianas, pues para que esto suceda debe cumplir con las funciones que tiene el dinero físico en la economía de cualquier país. La primera función es que debe ser medio de pago, es decir que permita utilizarse para pagar bienes y servicios, evitando que se haga a través del trueque. La segunda que sea unidad de cuenta, que se explica como el valor en dinero que representan los productos y servicios que adquieren las personas y la última característica que sea almacén de valor, “implica que el dinero puede mantener su poder adquisitivo en el tiempo (cuando esta función se pierde en medio de procesos hiperinflacionarios la gente abandona la moneda nacional - que deja de actuar como dinero - a favor de una moneda fuerte)”.

“Ni en las economías avanzadas se puede usar de forma cotidiana: a doce años de su creación, no  es habitual pagar el supermercado o una comida en un restaurante con bitcoin”

De acuerdo con el economista la alta volatilidad que presenta el bitcoin impide que cumpla con al menos dos de tres de las funciones antes mencionadas, pues en abril del 2021 pasó de 63 mil dólares a 30 mil dólares en julio y actualmente se ubica en 43 mil dólares, es decir no puede ser unidad de cuenta “ pues requeriría ajustes constantes en los precios de los bienes”. Tampoco puede ser almacén de valor simplemente porque pierde su valor constantemente lo que podría afectar a los usuarios al adoptarlo como instrumento financiero.

Serrano reconoce que aun cuando por sus características tecnológicas podría utilizarse como medio de pago, “su nivel de aceptación es muy limitado, en parte por no cumplir con las primeras dos funciones del dinero”. Y destaca que aún cuando en 2009, año en que se dio a conocer y se pronosticó que se convertiría en una moneda de uso común, “ni en las economías avanzadas se puede usar de forma cotidiana: a doce años de su creación, no  es habitual pagar el supermercado o una comida en un restaurante con bitcoin”.

Para el economista jefe de BBVA México, el bitcoin tiene una característica que lo ha mantenido en el mercado y es que las transacciones se pueden hacer de manera anónima y con ello se ha facilitado que se utilice con fines delictivos, por lo que algunas autoridades en varios países pretenden plantear regular su uso y evitar acciones como el rescate reciente de un gasoducto en Estados Unidos, por el cual se pagó a los hackers que lo tomaron con bitcoin.

Serrano señala que “muchas  personas han ganado grandes cantidades de dinero al invertir en bitcoin. Alguien que hubiera invertido mil dólares en 2011 hoy tendría casi 8 millones de dólares. No se puede descartar que su valor siga creciendo durante más tiempo, sin embargo, en todo caso me parece que posiblemente estemos ante una burbuja especulativa” y hace énfasis en que la diferencia de las monedas que emiten los bancos centrales con el bitcoin es que existe un respaldo de estas instituciones, protección con la que no cuenta esta criptomoneda.

El valor del bitcoin se ha elevado porque hay quienes están dispuestos a pagarlo con la idea de que en un futuro valdrá más, pero de no ser así los inversionistas deben tener en cuenta de que su valor podría colapsar y generar pérdidas. Serrano explica que “por ello, el presidente del órgano regulador de valores de Estados Unidos, Gary Gensler, experto en el tema (hace poco enseñaba un curso de criptomonedas en MIT), ha anunciado que se va a diseñar regulación para evitar que se coloque bitcoin a inversionistas poco sofisticados que no entiendan los riesgos que estarían asumiendo”.

En conclusión el bitcoin tiene un valor como instrumento de inversión pero con pocas probabilidades de convertirse en dinero tanto en El Salvador como en otros países, por lo que para el analista de BBVA México podrían existir moneda digitales emitidas por bancos centrales que tengan mayor certeza y respaldo en su operación para los usuarios.

El artículo se publicó completo en El Financiero el 23 de septiembre de 2021 y puede consultarse en este link.

Otras historias interesantes