Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico Act. 05 feb 2020

El buen comportamiento del peso mexicano en 2019

La moneda mexicana en 2019 tuvo una evolución significativa, siendo la tercera más apreciada en el mundo y contra la mayoría de los países emergentes mantuvo un desempeño sobresaliente dentro de las 10 monedas más importantes de esas naciones. El economista jefe de BBVA México, Carlos Serrano Herrera, expone en su artículo ¿Qué explica la estabilidad y fortaleza del peso?, publicado en el periódico El Financiero, los factores que determinan este comportamiento.

Serrano destaca como primer factor que los rendimientos ajustados por riesgo para invertir en el país son de los más altos entre los países emergentes. “Es decir, los inversionistas de flujos de portafolio encuentran en el país una de las mejores relaciones riesgo-rendimiento en el mundo” por dos razones: “que las tasas de corto plazo son relativamente altas y que cuenta con fundamentales macroeconómicos sanos basados en una deuda como porcentaje del PIB relativamente baja, inflación controlada y vulnerabilidades externas muy bajas, lo cual se aprecia en un bajo déficit de cuenta corriente que se financia en su totalidad con inversión extranjera directa”.

El economista precisa que todavía existe margen para que el Banco de México continúe con el ciclo de bajadas, lo que permitirá que la relación riesgo-rendimiento se mantenga entre las más altas. Aun en este ciclo de relajación monetaria, el peso ha tenido un desempeño positivo frente a las otras monedas emergentes, por lo que Serrano estima que el banco central seguirá bajando las tasas hasta niveles de alrededor del 6%, “sin que esto traiga una depreciación del tipo de cambio”.

El T-MEC dará a los inversionistas la posibilidad de disipar controversias mediante procesos de arbitraje con expertos en la materia

De acuerdo con Serrano el segundo factor que explica el comportamiento del peso es que se han enviado señales a los inversionistas de portafolio acerca de que se mantendrán los fundamentales sanos; esto se debe a que el actual gobierno “ha mostrado una intención de mantener las anclas fiscal y monetaria”. En lo que se refiere a la fiscal, el economista señala los dos presupuestos que se han presentado y que persiguen un superávit primario; y en la parte monetaria resalta los dos nombramientos en la junta de gobierno del Banco de México, así como con el respeto a la autonomía de esta institución.

Con respecto al tercer factor, Serrano destaca las recientes manifestaciones masivas en Chile y Colombia que han tenido un impacto significativo en sus divisas y pérdidas importantes para los inversionistas. México se observa como un país con baja probabilidad de eventos así, “esto por el hecho de que se tenga un gobierno que se perciba como de izquierda, que tiene poco tiempo en el poder, y que ostenta niveles de popularidad muy altos”.

Por último, la entrada en vigor del acuerdo comercial entre Canadá, Estados Unidos y México (T-MEC) es el cuarto factor para el economista, pues significa una gran oportunidad para el país, porque de tomarse las medidas adecuadas México puede convertirse en el más atractivo del mundo para invertir “si el objetivo es producir manufacturas para exportarlas a Estados Unidos”, porque dará a los inversionistas la posibilidad de disipar controversias mediante procesos de arbitraje con expertos en la materia.

Otro factor que impacta el comportamiento del peso son las señales a los inversionistas de que se mantendrán los fundamentales mocroeconómicos sanos

Asimismo, Serrano explica que el T-MEC establece que “México y Canadá quedan protegidos ante la imposición de aranceles a la industria automotriz por parte de Estados Unidos por conceptos de seguridad nacional, y que el conflicto comercial entre ese país y China se percibe como estructural y de larga duración”. Es así como el reciente anuncio de aprobación de este tratado en la Cámara de Representantes de Estados Unidos provocó un importante flujo de inversión para entrar a México. De seguir así el comportamiento de estos cuatro factores, el tipo de cambio continuará mostrando estabilidad durante el 2020.

La colaboración completa para El Financiero se publicó el 16 de enero de 2020 y puede consultarse en el siguiente link.

Otras historias interesantes