Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 06 jun 2019

Estado de derecho y la construcción del aeropuerto en Texcoco, medidas contra aranceles

Las medidas anunciadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la imposición de aranceles a las importaciones de productos mexicanos hacen urgente la toma de decisiones en México que permitan contrarrestar los efectos que tendrían en la economía, dado que son violatorias del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Carlos Serrano Herrera, economista jefe de BBVA Bancomer, explica en el artículo “Ante Trump, México requiere estado de derecho y reactivar Texcoco”, publicado en el periódico El Financiero, cuál sería el efecto de materializarse estas medidas y cómo se podría actuar para contrarrestar la incertidumbre, así como las afectaciones al comercio que se verían  directamente reflejadas en la inversión.

Serrano destaca que lo primero es conocer el nivel arancelario que se determine aplicar y bajo ese contexto considera que si son aranceles de 20 a 25% el impacto será más que proporcional que unos del 5 a 10%. Precisa que el régimen de tipo de cambio flexible permitirá absorber el choque que recibiría el canal comercial derivado de estas medidas, pues los aranceles se aplicarían a todas las exportaciones. Al respecto señala que “una depreciación similar al monto del arancel podría significar que las exportaciones mexicanas sigan siendo igual de competitivas sin que se generen distorsiones”.

“Fortalecer la infraestructura portuaria del Pacífico para potenciar el comercio con los países del acuerdo Transpacífico”

El economista jefe de BBVA Bancomer indica en su análisis que el Banco de México no debe impedir la depreciación, por lo que sugiere que la política monetaria solo sea más restrictiva en la medida que la depreciación afecte a las expectativas inflacionarias. En su opinión, esto no ocurriría mientras la depreciación sea menor a niveles de 15%, sobre todo considerando el significativo nivel de holgura que hoy muestra la economía mexicana” y advierte que depender solo del mercado de Estados Unidos representa un riesgo importante.

Serrano señala que el gobierno mexicano debe tomar medidas para diversificar las exportaciones e importaciones del país y propone “fortalecer la infraestructura portuaria del Pacífico para potenciar el comercio con los países del acuerdo Transpacífico”. También sugiere incentivar la inversión extranjera de otros países, porque la principal afectación está en la generación de inversión, como consecuencia de la incertidumbre que provocan las acciones del gobierno estadounidense.

Para el economista de BBVA Bancomer “aun si se llega a aprobar el nuevo tratado comercial (T-MEC), la percepción es que Trump puede imponer medidas restrictivas al comercio en cualquier momento por temas muy ajenos al comercio”. Es decir, más allá de la aprobación del T-MEC, la incertidumbre ya generada en los mercados seguirá y esto sin duda impactará en una caída de la inversión.

Es probable que la inversión disminuya por la incertidumbre en el entorno comercial con Estados Unidos

Serrano enfatiza que “el mayor beneficio del TLCAN ha sido dar certidumbre a inversionistas en un país que tiene un estado de derecho débil; fue una forma de adoptar un marco legal más robusto a través de un acuerdo comercial”. Por esta razón, considera que es de gran relevancia que las acciones que determine el gobierno mexicano apunten a mejorar el marco legal doméstico y sobre todo a dar certidumbre a los inversionistas.

De acuerdo con Serrano, existen decisiones que ya no deben postergarse, como la “gran asignatura pendiente del país” que es fortalecer el estado de derecho, basado en construir un poder judicial competente e independiente, que llevará tiempo, pero permitirá mandar señales positivas a los inversionistas en el corto plazo. Por otro lado, el economista apunta a que otra de las acciones sea la de reanudar los mecanismos de asociación entre Pemex y empresas privadas, los llamados farmouts, así como las subastas de contratos de electricidad y de campos petroleros.

El economista finaliza especificando que es probable que la inversión disminuya por la incertidumbre en el entorno comercial con Estados Unidos, por lo que resulta una mala decisión “cerrar las puertas a inversionistas dispuestos a asumir riesgos en México”. Por esa razón, sería deseable que se reactivara la construcción del aeropuerto de la Ciudad de México en Texcoco. Una medida que en el corto plazo, al parecer de Serrano, es viable para contrarrestar las pérdidas en inversiones y las decisiones arancelarias.

La colaboración completa para el periódico El Financiero se publicó el 6 de junio de 2019 y puede consultarse en este ‘link’.

Otras historias interesantes