Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Salud financiera 10 oct 2019

La inteligencia emocional, una herramienta para mejorar la salud mental

La salud mental es un ámbito del bienestar personal poco considerado, pero sin duda importante. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha dado a la tarea de dar visibilidad al tema, instituyendo el Día Mundial de la Salud Mental cada 10 de octubre desde 2002. En este sentido, la prevención juega un papel sumamente importante y la inteligencia emocional puede convertirse en una herramienta útil para mantener un estado mental saludable.

De acuerdo con información de la Encuesta Nacional de los Hogares realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2017 al menos 32.5% de la población mexicana de más de 12 años ha experimentado un sentimiento de depresión, de este porcentaje alrededor del 10% se siente deprimido diariamente. Diversos son los factores que inciden en la salud mental, tanto sociales como culturales e incluso financieros. La OMS define la salud mental como “un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”.

¿Qué es?

El concepto de inteligencia emocional comenzó su auge a mediados de los 90 con la publicación del libro ‘La inteligencia emocional’, que propone que existen habilidades distintas a las relacionadas con el coeficiente intelectual. La inteligencia emocional está relacionada con la capacidad de identificar y reconocer pensamientos, sentimientos, emociones y tomar acción sobre el aprendizaje que surge de estos.

¿Cómo ayuda?

Los estudios han revelado que la adaptación al estrés depende en buena parte de la capacidad para atender, discriminar y regular sentimientos. Por otro lado, cuanto más elevada es la inteligencia emocional de las personas, mayor es su capacidad para realizar comportamientos adaptativos para realizar tareas, mejorar su percepción sobre la calidad de vida y disminuir la sintomatología depresiva.

La inteligencia emocional se puede aplicar en diversos ámbitos de la vida de las personas, incluso en el financiero. El pleno conocimiento de la propia situación de las finanzas personales y la acción responsable que se ejerza con base en ello es una buena forma de reducir el estrés financiero ya que constituye un factor que incide en el bienestar integral del individuo.

El conocimiento de la situación de las finanzas personales y la acción responsable sobre ello es una buena forma de reducir el estrés financiero

La planificación de las finanzas es fundamental para evitar deudas, falta de liquidez, insuficiencia de ahorro y otras situaciones que puedan detonar estrés financiero. Para lograrlo es posible echar mano de todas las herramientas, análogas y digitales, que sean necesarias. Ya sea con lápiz y papel o medios electrónicos.

Apartados de la ‘app’ de BBVA México es una herramienta que permite a los usuarios apegarse a su planeación financiera y cumplir con sus metas. Esta función sirve para reservar cantidades destinadas a gastos obligatorios o incluso proyectos de ahorro.

Otras historias interesantes