Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 18 sep 2019

¿Qué servicios pueden consultarse en el Buró de Crédito?

El Buró de Crédito es una herramienta útil en muchos aspectos para los usuarios de servicios financieros, principalmente para créditos personales e hipotecarios o tarjetas de crédito, ya que se pueden realizar consultas del historial crediticio hasta contratar servicios para la prevención de fraudes.

El Buró de Crédito es una empresa privada que recaba la información relacionada con el historial crediticio de personas y compañías que han solicitado al menos un crédito en su vida, de modo que, tanto ellas como las instituciones financieras pueden consultarlo. Estos datos se actualizan cada mes en el Buró y permanecen ahí hasta seis años, dependiendo del total de cada adeudo.

El Buró de Crédito no ‘boletina’ a deudores y tampoco se encarga de aprobar o negar créditos a los usuarios, pero sí refleja cuando una persona ha pagado en tiempo y forma o no sus servicios financieros.

Esta empresa cuenta con diversas herramientas útiles para diferentes propósitos, uno de ellos, el más importante, es poder acceder a más y mejores servicios financieros en el futuro.

¿Cuáles son sus herramientas disponibles?

Reporte de Crédito Especial: es un documento que registra el historial crediticio de una persona y las instituciones financieras que lo consultan. Es posible obtenerlo gratis una vez cada 12 meses; consultas adicionales tienen un costo de $35.60 cada una.

Consulta de ‘Mi Score’: el ‘score’ es una calificación numérica que otorga el buró de crédito de acuerdo con el comportamiento crediticio de cada usuario y complementa al Reporte de Crédito Especial. El objetivo de los usuarios debería ser mantenerlo arriba de los 700 puntos y en color verde. Y para lograrlo es necesario cubrir con los pagos de los créditos correctamente en tiempo y forma. Tiene un costo de $58.00 por consulta.

Sistema de alertas: el Buró de Crédito cuenta con dos tipo de alertas: Alértame y Alertas Buró. La primera modalidad es gratuita y la segunda tiene un costo de $232.00. Ambas informan a los usuarios vía correo electrónico sobre:

  • Créditos nuevos y eliminados.
  • Consultas al historial.
  • Cambios en datos generales.
  • Créditos en situación especial.
  • Créditos en aclaración.
  • Aclaraciones resueltas.

Además, las Alertas Buró incluyen cuatro reportes ‘Mi Buró’ que contienen toda la información del Buró, cuatro reportes ‘Mi Score’ con toda la información del manejo de créditos y alertas ilimitadas los 365 días del año.

Bloqueo: el Bloqueo es un servicio de seguridad que tiene como objetivo evitar el robo de identidad y restringir temporalmente la información del Reporte de Crédito por tres meses. Éste tiene un costo de $58.00 y permite desbloquear o bloquear el Reporte de Crédito tantas veces como sean necesarias en dicho periodo trimestral.

Asesoría: el servicio Tu Asesor sirve para interpretar la información contenida en el Reporte de Crédito y obtener recomendaciones para mejorar la situación crediticia. Para usarlo es necesario contar con un Reporte de Crédito.

Reclamaciones: este es un recurso que puede utilizarse en caso de que existan anomalías en el Reporte de Crédito. Los usuarios tiene derecho a dos reclamaciones sin costo a lo largo del año, y las adicionales cuestan $89.00 cada una.

Cuando el usuario interpone una reclamación, el Buró de Crédito la envía a la institución financiera otorgante. Toda reclamación aparece en el Reporte de Crédito Especial mientras se encuentra en proceso y en caso de tener una respuesta no favorable puede recurrirse a una declarativa que se incluye en el reporte de igual forma.

El historial crediticio es un elemento que incide directamente en el desarrollo personal, por lo que es importante mantenerlo en buen estado

Conocer el historial crediticio permite a los usuarios elaborar una estrategia más precisa para cumplir sus objetivos financieros accediendo a más y mejores servicios de crédito. El historial crediticio es un elemento que incide directamente en el desarrollo personal, por lo que es importante mantenerlo en buen estado.

Una tarjeta de crédito es una buena opción para comenzar a construir un historial crediticio sólido que permita nuevas oportunidades en el futuro, por ejemplo  Mi Primera Tarjeta de BBVA.

Otras historias interesantes