Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 14 jun 2018

Mitos y realidades del buró de crédito

Escuchar que el buró de crédito es un tipo de lista negra, que por su culpa no se otorgó un préstamo, o que un mal historial crediticio va a permanecer de por vida en dicho reporte son expresiones que frecuentemente se escuchan. Sin embargo, son incorrectas y se generan por una falta de información de lo que realmente son las Sociedades de Información Crediticia (SICs), mejor conocidas como el buró de crédito.

Las SICs se encuentran reguladas por la Ley de Sociedades de Información Crediticia (LSIC) y se definen como las empresas privadas que ofrecen “la prestación de servicios consistentes en la recopilación, manejo y entrega o envío de información relativa al historial crediticio de personas físicas y morales (jurídicas), así como de operaciones crediticias y otras de naturaleza análoga que éstas mantengan con entidades financieras, empresas comerciales o las sofomes E.N.R (Sociedades Financieras de Objeto Múltiple)”.

En otras palabras, las SICs se encargan de recibir toda la información de los créditos y de los servicios de empresas que tienen una naturaleza similar al crédito y la integran para obtener un reporte por cada persona, que incluye la historia de los créditos vigentes y de los créditos cerrados con la antigüedad que marca la ley.

Operativa de las SIC - Sociedades de información crediticia-

Operativa de las Sociedades de Información Crediticia.

Una forma de ver el reporte de esas sociedades, es como una fotografía, la cual muestra en ese momento la situación de los créditos contratados. Al igual que las personas y paisajes cambian con el transcurrir del tiempo, lo mismo sucede con el historial crediticio, ya que los reportes de estas sociedades se actualizan de forma semanal a mensual, dependiendo del usuario. Por usuario se entiende a la entidad financiera o empresa que reporta información a la SIC y como cliente a cualquier persona física o moral (jurídica) que solicite o sobre la cual se solicite información.

A partir de la creación de estas sociedades, el tiempo invertido en el análisis y valoración por parte de las entidades otorgantes de crédito para determinar si una persona es sujeta de crédito ha pasado de varias semanas a unos cuántos minutos en los productos más tradicionales, como la tarjeta de crédito. En créditos más específicos, cómo los automotrices, el tiempo se ha reducido a una hora.

El establecimiento del buró de crédito impulsó fuertemente el otorgamiento de crédito y su operativa dio lugar a diversos mitos y realidades, provocando en ocasiones una percepción errónea y probablemente hasta negativa de lo que realmente es. En la siguiente tabla se explican y clarifican los principales mitos.

Mitos y realidades del Buró de crédito

Principales caracteristicas de lo que realmente es el buró de crédito.

Cambios en el reporte de buró de crédito

La ley que regula al buró de crédito –LSIC– establece que como clientes se tiene el derecho a obtener un reporte anual en forma gratuita; sin embargo, existen servicios que por un costo adicional ofrecen un sistema de alertas, que consiste en que al momento en que exista una consulta o modificación en los registros, se enviará una notificación al cliente. Adicionalmente, el servicio provee de cuatro reportes en el plazo de un año. Así como es recomendable revisar el estado de salud física de manera periódica, es igual de importante estar al pendiente de la salud financiera.

En México existen tres empresas que funcionan como buró de crédito y son: Trans Union de México, S.A. S.I.C.; Dun & Bradstreet y Círculo de crédito. En caso de una inconformidad o desacuerdo con el registro o el contenido del mismo, se puede interponer una reclamación en la página electrónica de la SIC que ésta reportando o directamente con el otorgante del crédito.

Otras historias interesantes