Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 12 mar 2020

Tres dinámicas divertidas para aprender a ahorrar en familia

Ahorrar no es una tarea fácil para muchos mexicanos, sobre todo si se llega muy ajustado al final del mes. La situación económica global ha obligado a incluir el hábito del ahorro a nuestra vida cotidiana, pues de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) menos de la mitad (44%) de los mexicanos cuentan con algún mecanismo de ahorro.

“La unión hace la fuerza” y ahorrar en familia propicia la unidad y el trabajo en equipo. Además se pueden obtener algunos de los siguientes beneficios:

  • Formar un capital que en el futuro podrá servir de mucha ayuda ante un imprevisto.
  • En el caso de los niños, se les ayuda a desarrollar un hábito de ahorro.
  • Se fomenta la unidad familiar al elaborar objetivos y propósitos en conjunto.
  • Se ayuda a los miembros a fortalecer el sentimiento de pertenecer a un grupo, lo que es fundamental para el correcto desarrollo social de los más jóvenes.

Es imprescindible que se inculque el hábito del ahorro en los pequeños de la casa. Los educadores, instituciones y organizaciones han promovido en los últimos años la formación temprana de una efectiva cultura financiera. Por ello, es importante involucrar a los niños y jóvenes en cualquier rutina de ahorro que decidas implementar en casa. Además, si se hace en forma de “juego” para ellos será mucho más fácil asimilarlo.

El ‘challenge’ del ahorro

Se puede realizar una especie de reto entre toda la familia implementando alguna de las  siguientes dinámicas:

El ganador de la semana

La idea consiste en que se establezca un objetivo de ahorro para todos los miembros de la familia. El que consiga llegar a su objetivo antes que el resto será el ganador de la semana y podrá elegir hacer un plan en familia para ese fin de semana, el menú para algún día de la semana o decidir qué película ir a ver. Las opciones son diversas, pero el fin debe ser el mismo: que toda la familia se involucre en el ahorro y que vayan adquiriendo estos hábitos.

Las cincuenta y dos semanas

Consiste en que cada semana del año entre toda la familia se ahorre la misma cantidad que el número de días transcurridos, es decir, en la primer semana se ahorrarán siete pesos, en la segunda 14, para la la tercera serán 21 y así sucesivamente, hasta que se llegue a la última semana del año, que es cuando se hace el mayor esfuerzo, al lograr juntar 366 pesos (en caso de ser año bisiesto). En esta dinámica, los padres serán los que más aporten al ahorro para que los pequeños del hogar contribuyan con algo simbólico pero que los los ayude a sentirse involucrados en este método de ahorro. De este modo, podrán llegar al 31 de diciembre con una cifra bastante aceptable para que se inicie el año con un pequeño premio o hacer una reparación que se ha estado posponiendo desde hace tiempo o, mejor aún, para que se continúe ahorrando y se abra algún instrumento de inversión.

Los impuestos del hogar

Se trata de determinar una serie de impuestos por ciertos comportamientos o conductas que sean perjudiciales para la convivencia familiar. Este impuesto irá destinado a una alcancía común, que puede ser física o una cuenta de ahorro. Al final del año el monto recaudado será destinado a algo que decida toda la familia.

Para reforzar cualquiera de las dinámicas anteriores se puede usar Link Card de BBVA.  Esta es una cuenta para niños y jóvenes con la mayoría de los beneficios de una tarjeta de débito de mayores, con la que podrán hacer retiros sin tarjeta directamente del cajero, pagar en cualquier establecimiento, recibir el dinero que se les envíes a través de BBVA send. Todo esto con cero pesos por comisión de apertura y comisión por manejo.

Es muy fácil de adquirir; sólo se debe ingresar aquí y abrir la cuenta. Lo más divertido será que los pequeños podrán elegir el diseño de la tarjeta y el nombre que aparecerá en ella.

Otras historias interesantes