Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cine 20 may 2019

Una mirada al cine desde la perspectiva de Carlos Reygadas

¿Arte o entretenimiento? Un cuestionamiento sobre el cine que permite un intercambio de ideas y conceptos de forma enriquecedora pero no concluyente. El director de cine Carlos Reygadas compartió su concepción del mundo del cine en la clase magistral que impartió en el auditorio de la Torre BBVA Bancomer, como parte del programa formativo de la Escuela Superior de Cine, una institución apoyada por el Proyecto Bi de la Fundación BBVA Bancomer.

Reygadas planteó claramente su pensamiento ante esta disyuntiva: “El tema es complicado y se ubica en que cada quien ve el cine a su manera, para cada quien significa algo, pero en realidad en esa diversidad existen dos grandes grupos, básicamente quienes ven al cine como un entretenimiento –incluso artísticamente elaborado-  y quienes lo ven como un arte, como la música, la literatura o la pintura.” Así lo concibe el cineasta, quien enfatizó que no existe una respuesta absoluta, ya que todo dependerá del gusto de cada espectador.

Disruptivo, espontáneo, vehemente, desenfadado, abierto y lejos de los estereotipos comerciales, Reygadas se presentó ante un auditorio con más de 150 estudiantes de cine, que formularon cuestionamientos profundos y personales al cineasta, quien casi de forma rebelde, rompió con las premisas básicas que se enseñan en las clases de cine. “El cine no es tan solo una herramienta para contar historias, ya que esta idea de que una buena historia y un buen guión harán una buena película, no representa al cine. Ello lo reduciría a una herramienta, a un mecanismo para ilustrar por medio de planos una narrativa, que además participa siempre de ciertos criterios tradicionales que son el relato de una trama identificable, personajes determinables y siempre explícito o no un mensaje o una moral.” Para el director, productor, guionista y actor, el anterior es un cine de representación.

“El éxito no se obtendrá de inmediato, ya que las cosas se manifiestan en el tiempo”

El cine al que Reygadas trata de aproximarse es “donde cada plano, cada sonido, cada movimiento de cámara, trasciende su función narrativa. No existen como herramientas para que una historia pueda ser contada, sino que se vuelven de alguna manera fines en sí mismos, fines que conformarán una totalidad. Cada sonido no es para informar, sino que tiene una latencia inmanente”, es decir, cada elemento que se presenta en la cinta busca que sea interpretado por el espectador de tal forma que la experiencia perdure en el interior del individuo. Ese es el fin del elemento, por ello lo define como “un cine de la presencia, ya que éste sólo se presenta, no representa”.

Carlos Reygadas en la clase magistral impartida en el auditorio de la Torre BBVA Bancomer

Para clarificar mejor su visión del cine, Reygadas amplió su interpretación sobre el cine de la presencia, comparándolo “como lo hace la vida misma, la tierra ante nosotros, un paisaje en la playa, salir a caminar, ir a un basurero al borde de una ciudad, son visiones u objetos, paisajes, seres vivos o muertos que tan solo están ahí, no son alegres o tristes por sí mismos, por eso el espectador tiene espacio para recibirlos en la ambigüedad y espacio para sentirlos con base en sus propias experiencias”.

La necesidad de recursos financieros para la elaboración de un proyecto fue un tema que inevitablemente plantearon los estudiantes, ya que lo perciben como uno de los principales obstáculos para materializar los proyectos. Al respecto el cineasta compartió su experiencia diciendo que “evidentemente es necesario contar con fondos para la realización de un proyecto, no obstante, los nuevos productores no pueden esperarse a tener un gran presupuesto para realizar la cinta”, por lo que invitó al auditorio a no detenerse por este motivo en la realización de sus proyectos ya que “deben iniciar con lo que tengan”.

“Las personas buscan ser especiales en lugar de ser felices”

En contraparte expuso que en México existe un fuerte apoyo al desarrollo del cine. Hay fondos y becas como el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) o el Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción y Distribución Cinematográfica Nacional (Eficine), así como proyectos privados, como el Proyecto Bi de la Fundación BBVA Bancomer.

En una crítica a las redes sociales, Reygadas afirmó que “sin que darnos cuenta crean y presentan identidades falsas de quienes somos y nos dirigen a un lugar muy oscuro, donde todo tiene que ser especial, cuando en realidad lo que la gente quiere es ser feliz y la consecuencia es que las personas buscan ser especiales en lugar de ser felices”.

Finalmente, el realizador invitó a los jóvenes estudiantes a que lleven a cabo sus proyectos partiendo de una necesidad interior de hacerlos, ya que es ahí donde encontrarán la fuerza para afrontar las adversidades que surjan en el desarrollo del proyecto que se tenga. Por ello destacó que el éxito no se obtendrá de inmediato, ya que las cosas se manifiestan en el tiempo.”Lo que sucede es que vivimos bajo un sistema de la inmediatez, donde se hace más fuerte la búsqueda del éxito presente, cuando éste –reiteró- se obtiene a través del tiempo”.

En concordancia con el mensaje del cineasta, la Fundación BBVA Bancomer por medio de su concurso ‘Hazlo en Cortometraje’ invita a los jóvenes de cualquier país a inscribirse del 6 de mayo al 7 de septiembre de 2019 y presentar sus propuestas cinematográficas en cualquier categoría -ficción, documental, animación y experimental- con una duración máxima de 15 minutos.

Otras historias interesantes