Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tenis 26 ago 2016

Nueva York, la ciudad que nunca duerme

Si existe una ciudad que el mundo entero sepa situar en un mapa esa es Nueva York. La Gran Manzana acoge a todo aquel que va dispuesto a sorprenderse, aunque las expectativas sean altas. Sus calles, su ritmo, las sombras de los rascacielos de día, las luces de los edificios de noche… Nueva York nunca duerme. Lo cantaba Frank Sinatra y no admite debate. Sería imposible enumerar las posibilidades que ofrece la ciudad, pero estas son las visitas imprescindibles para dejarse deslumbrar por la ciudad donde, según dicen, todos los sueños se cumplen.

Nadie puede visitar Nueva York sin pisar Manhattan. Seguramente, este distrito abarque la gran mayoría de monumentos, edificios y barrios emblemáticos de la ciudad. Los grandes rascacielos como el Empire State, el Chrysler o el Rockefeller se levantan imponentes en un triángulo en pleno corazón del distrito financiero.

A escasos metros del edificio Chrysler, se encuentra la Grand Central Terminal, cuyo sistema de bóvedas está diseñado por el arquitecto español Rafael Guastavino. Más de 750 000 personas pasan por esta estación a diario para coger un tren y 10 000 van solo a comer.

A unos veinte minutos a pie, se puede llegar a Central Park. No se trata del parque más grande ni el más visitado del mundo pero probablemente sí sea el más conocido. En una superficie de 31,4 km2, cuenta con siete lagos, un zoo, pistas de tenis y una infinidad de espacios para todo tipo de actividades como el teatro al aire libre en los meses de verano. Alquilar una bici y recorrerlo sobre ruedas siempre es una buena opción.

Fotografía de las vistas desde Rockefeller Central Park- Miriam Blanco

Vistas desde el edificio Rockefeller a todo Central Park - Miriam Blanco

Los grandes museos de Nueva York

El arte no pasa desapercibido en la Gran Manzana. La ciudad acoge una de las mayores concentraciones de galerías e importantes colecciones de arte del mundo. El Metropolitan de Nueva York abarca más de 5 000 años de historia divididos en tres edificios. Es el museo de arte más grande de Estados Unidos.

El Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York, conocido como el MoMA, es también uno de los museos más emblemáticos del planeta. Tiene una colección de más de 200 000 obras de unos 70 000 artistas de los últimos 150 años. En su web, se pueden ver unos 60 000 cuadros de los expuestos en el museo.

El Guggenheim, también de arte contemporáneo, llama la atención por su llamativa arquitectura, tan característica de estos museos repartidos por el mundo. El de Nueva York es obra del arquitecto Frank Lloyd Wright. Conviene informarse antes sobre las exposiciones de la temporada y consultar los horarios de visita gratuita.

Fotografía Guggenheim de Nueva York

El emblemático edificio del Guggenheim de Nueva York es obra del arquitecto Frank Lloyd Wright

Sin moverse de Manhattan, los barrios de Chelsea, Soho, Tribeca y Greenwich Village acogen la mayoría de las más de 1 500 galerías de arte de Nueva York. La oferta de teatros y musicales es difícilmente mejorable. Recuerda que Broadway ha visto nacer a grandes estrellas.

Brooklyn y Queens, dos distritos imprescindibles

Aunque Manhattan ofrezca una infinidad de actividades y visitas, merece la pena cruzar el East River y conocer los distritos de Brookyln y Queens.

Brooklyn pasó a formar parte de la ciudad de Nueva York a finales del siglo XIX por lo que mantiene una identidad propia. A esta zona se la suele llamar “Ciudad de casas e iglesias” ya que se trata del distrito más poblado de la Gran Manzana. 

La diversidad de este barrio se adapta a todo tipo de gustos: cuenta con bares de música en directo y tiendas vintage en la zona de Williamsburg. También hay parques donde disfrutar en familia, estadios deportivos e interminables paseos por el puente y las calles del corazón de Brookyln.

A poca distancia se sitúa Queens, que acoge también la cara más alternativa de Nueva York. Ahí se pueden encontrar restaurantes de cocina internacional, numerosos parques (incluido el botánico) y estadios donde tienen lugar las grandes citas deportivas. Queens es el hogar de los New York Mets de baseball, deporte nacional y donde también se celebra el último Grand Slam de tenis del año: el US Open.

Fotografía de Garbiñe Muguruza US Open 2016

Garbiñe Muguruza durante el Abierto de Estados Unidos 2016 - @GarbiMuguruza

Las cinco fotos que todo turista debe hacerse en Nueva York

La mediatización de la ciudad de Nueva York en películas, series y canciones ha creado una guía de tópicos que todo turista que se precie debe seguir. Es imprescindible fotografiar el momento si no quieres que alguien ponga en duda tu viaje a la Gran Manzana. Ahí van cinco fotos que tendrás que colgar en tus redes sociales:

– Inmortaliza la Estatua de la Libertad desde lo más cerca posible. Para presupuestos ajustados, el ferry a Staten Island es gratuito y las vistas son inmejorables.

Times Square de noche. Puedes formar parte por unos segundos del mayor escaparate publicitario del mundo si compras algo en American Eagle y dejas que te saquen una foto.

– Los perritos calientes de un puesto callejero: no te garantizamos que salgas fotogénico pero sí tendrás asegurado el éxito en Instagram.

– Una foto entre gigantes: los rascacielos del corazón de Manhattan te harán sentir pequeño pero aprovecha el momento y dispara el obturador. Es un imprescindible del viaje.

Fotografía de la Estatua de la libertad desde el ferry por Miriam Blanco

Desde el ferry a Staten Island, se puede admirar la Estatua de la Libertad - Miriam Blanco

Nueva York tiene mil caras imposibles de descubrir incluso para sus habitantes. Cada distrito se divide en numerosos pedazos que respiran un aire totalmente diferente al de su vecino. El arte, la música, la gastronomía, los deportes… Todo tiene cabida en una ciudad que nunca duerme.

Otras historias interesantes