Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Transporte 04 oct 2017

El nuevo cohete de Elon Musk para colonizar Marte y unir el planeta en minutos

Plantarse en Nueva York en 30 minutos o en Hong Kong en apenas 22 minutos no es un imposible para Elon Musk y su empresa SpaceX. El también creador del proyecto del tren supersónico capaz de alcanzar los 1.200 kilómetros de velocidad ha enseñado al mundo su nuevo proyecto para llegar a Marte. Un plan que previamente pasa por una primera fase que consistirá en realizar viajes por todo el planeta en cohetes.

SpaceX y Elon Musk siguen dispuestos a revolucionar el mundo del transporte. Sin renunciar al objetivo de llegar a Marte, Musk ha introducido un cambio en la hoja de ruta. Si en un principio se iban a usar el Falcon 9, el Falcon Heavy y la cápsula Dragon para ir a Marte, ahora esos tres elementos se van a fusionar en uno, el BFR (Big F*cking Rocket).

“Estoy casi convencido que podremos acabar la nave y tenerla lista para un lanzamiento en cinco años“, ha señalado el empresario durante la presentación del proyecto en el Congreso Internacional de Astronáutica (IAC) que se celebró en Adelaida (Australia).

¿Un cohete como medio de transporte?

El objetivo fundamental que se esconde tras este cambio es aunar todos los recurso en un mismo vehículo, en este caso un cohete, para abaratar los costes y hacer viables los viajes. Por tanto, el sueño de colonizar Marte pasaría por realizar viajes por la Tierra en cohete. Un servicio ‘premium’ al más puro estilo aerolínea.

Musk señaló que el cohete despegaría desde un punto en el mar al que el pasajero llegaría a través de un barco. Tras el despegue, el cohete alcanzaría una altura suficiente para evitar la resistencia de la atmósfera y se viajaría al destino a unas velocidades de hasta 27.000 kms/h. Una vez llegado al punto deseado, el transbordador aterrizaría en vertical, tal y como lo realiza el Falcon 9 actual.

 

Un cohete creado por Musk que tendrá nueve metros de diámetro, 48 de largo y se espera que sea reutilizable para poder lanzarse hasta en doce ocasiones. Tendrá una capacidad para 100 personas que estarán repartidas en más de 40 cabinas dentro de la nave. Este ‘BFR’ albergará áreas comunes bastante espaciosas y un sistema de entretenimiento para los astronautas.

De momento no existe fecha concreta para que estos viajes pasen a ser una realidad, pero la hoja de ruta para este ‘BFR’ pasa por comenzar su producción en unos seis o nueve meses. Habrá que ver si el proyecto de Musk de unir el mundo en apenas minutos se convierte en realidad.

Otras historias interesantes