Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Arte,cultura y espectáculos Act. 02 sep 2016

Ocho museos curiosos para celebrar el Día Internacional de los Museos

tintin-comic-europa-press

Hoy es el Día Internacional de los Museos. La designación del 18 de mayo como día oficial se remonta a 1977 y tiene su origen en la resolución 5 de la XII Asamblea General del Consejo Internacional de Museos (ICOM), celebrada en Moscú. Desde entonces, cada año se escoge un tema en torno al cual giran las celebraciones especiales de ese día. Este año, el tema escogido es: “Museos y Paisajes Culturales”.

Cuando hablamos de museos es lógico que nuestra mente viaje a lugares emblemáticos como el Museo del Prado, el Louvre o el MoMa, pero hay muchos otros más pintorescos y originales. Para celebrar este Día Internacional del Museo te proponemos esta selección de museos ‘diferentes’ para que los visites en tus próximos viajes:

1. El museo Hergé o museo de Tintín

El personaje creado por Georges Remi, alias Hergé, es uno de los más emblemáticos de Bélgica y a él está dedicado este museo que se ha convertido desde su apertura en una de las visitas preferidas de adultos y niños que viajan a Louvain-la-Neuve, a menos de 30 minutos del centro de Bruselas.

Diseñado por el arquitecto francés Christian de Portzamparc, expone más de 80 planchas originales, 800 fotografías y otros objetos sobre la vida y la obra del autor de Tintín en sus tres plantas y ocho salas. Además de su colección permanente, el museo cambia cada 4 meses muchas de las piezas en exposición y ofrece muestras temporales y eventos.

2. El museo de la basura

Suena a broma, pero no. En Nueva York hay un museo que exhibe objetos recogidos de la basura. La idea fue de Nelson Molina, un basurero jubilado, que comenzó a seleccionar restos "coleccionables" hace más de 30 años.

El museo se encuentra en una enorme bodega en East Harlem, donde se pueden encontrar cosas tan  variopintas como uniformes de guerra, máquinas de escribir, buddhas,  o decoraciones 'vintage' de Navidad. Una de sus peculiaridades es que este museo no está abierto al público, pero se puede reservar una visita enviando un correo electrónico al departamento de limpieza de la ciudad: tours@dsny.nyc.gov

3. El museo de la lepra

Aunque esta enfermedad parece cosa del pasado, según la OMS todavía hay más de 250.000 casos de lepra en el mundo. Para conocer su historia hay dos museos en Europa dedicados a enseñar los efectos y lo que la lepra ha significado para el viejo continente. Uno en Bergen, Noruega y otro, el Lepramuseum de Münster, Alemania. El museo de Bergen se sitúa en el antiguo hospital de San Jorge, que fue una leprosería durante el siglo XVIII. En él trabajaron algunos de los más importantes investigadores sobre la lepra. El museo situado en Münster es uno de los 35 que alberga esta ciudad universitaria alemana.

4. El museo del crimen

En Londres, se encuentra este museo que fue conocido anteriormente como el Black Museum. Situado en el edificio de las instalaciones de la policía británica, el museo del crimen no está abierto al público. Si se quiere visitar hay que hacer una solicitud a Scotland Yard y la mayoría de los que lo consiguen son forenses, criminólogos o personal relacionado con la policía. En él se exhibe todo lo relacionado con armas homicidas, asesinos en serie, espionaje, incluso hay un espacio dedicado al famosísimo Jack el Destripador.

5. Casita museo del Ratón Pérez

El otro personaje de fantasía de la lista al que se le ha dedicado un museo es ni más ni menos que el Ratoncito Pérez. El museo se encuentra en la calle Arenal de Madrid, donde según el cuento del jesuita Luis Coloma vivieron el Ratón Pérez con su mujer y sus tres hijos en los sótanos de la confitería Prast. La historia del roedor fue escrita para consolar al rey Alfonso XIII cuando perdió un diente a los 8 años de edad.

El Museo está formado por dos pequeños locales en los que se puede ver cómo era la casa del ratoncito, consultar la documentación histórica que existe sobre el personaje y observar dientes de leche de personajes históricos como Beatrix Potter o Isaac Newton.

Placa-ratoncito-perez-bbva

6. El museo de las falsificaciones

En París, una de las grandes capitales de la moda, se encuentra este original museo. Al visitarlo se pueden contemplar más de 350 falsificaciones puestas al lado del original. En él hay desde imitaciones realmente malas hasta algunas cuyas diferencias con la pieza original son imperceptibles. Desde las joyas más caras hasta juguetes para niños, el museo presenta la historia de la falsificación y claves para evitar ser engañado.

7. El museo de los instrumentos de tortura medieval

Volviendo a temas más macabros, Praga acoge este peculiar museo. Es uno de los más visitados de la ciudad y está cerca del famoso puente de Carlos IV. En él se exponen utensilios e instrumentos de tortura utilizados durante la Edad Media en diferentes países.

8. Y para cerrar esta lista no podía faltar el museo de lo extraño (Museo del Descubrimiento Boonshoft)

Se encuentra en Dayton, Ohio, EE.UU. Concebido como un museo curioso para atraer a los más pequeños, se pueden encontrar objetos de diversa índole y procedencia. Por ejemplo, se puede observar un zapato de mujer completamente destrozado a la que alcanzó un rayo, una bombilla llena con agua de una inundación de 1913, restos de tornados, fotografías de fantasmas, los pantalones de un señor cuya cintura medía dos metros de circunferencia y otras curiosidades. El museo ha crecido mucho durante los últimos años y actualmente tiene colecciones de astronomía, antropología o robótica.

Otras historias interesantes