Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca 17 ene 2020

Onur Genç: “Turquía fue una gran sorpresa positiva en 2019 y en 2020 irá aún mejor"

Después de varios trimestres de desaceleración, la economía turca ha comenzado a estabilizarse y las previsiones apuntan a una recuperación en forma de uve para 2020. El consejero delegado de BBVA ha viajado esta semana a Turquía para reunirse con el equipo de Garanti BBVA, la filial del Grupo en el país. Onur Genç ha destacado que “Turquía fue una gran sorpresa positiva para el Grupo en 2019 y en 2020 irá aún mejor”.

Las previsiones de BBVA Research apuntan a una recuperación de la economía de Turquía en forma de uve: el crecimiento se habría ralentizado en 2019, pasando del 2,8% en 2018 al 0,8%, y se espera una recuperación hasta el 4,0% en 2020. Las estimaciones apuntan también a un descenso de la inflación desde el 20,3% en 2018 al 11,8% en 2019 y al 8,5% en 2020. Con este contexto, el Banco Central de Turquía inició un ciclo de rebajas de tipos de interés, pasando del 24% al 12% en 2019.

Fortaleza del sector bancario

El sector bancario turco se encuentra en una situación óptima para aprovechar el repunte de la economía. En primer lugar, goza de una cómoda situación de liquidez: un 59% de los activos son depósitos de clientes y el sector tiene un colchón de 87.000 millones de dólares de liquidez para hacer frente a posibles ‘shocks’. En segundo lugar, dispone de una sólida posición de capital, con un CET1 que representa el 77% del capital total. Finalmente, tiene una base de activos de elevada calidad, con una tasa de mora del 5,5% y un ratio de cobertura del 66% sobre los activos problemáticos.

Garanti BBVA es el segundo mayor banco privado de Turquía. Tiene 17 millones de clientes y 920 oficinas

El potencial de crecimiento del sector financiero turco es elevado, entre otros factores, gracias a la baja tasa de bancarización de la población adulta (apenas el 60%) y a una sociedad muy joven: el 55% de la población tiene menos de 35 años. Los ratios de penetración bancaria son aún reducidos: los depósitos de clientes representan el 59% del PIB (frente al 111% de la zona euro) y los préstamos, el 65% (frente al 99% de la eurozona).

Con 73.000 millones de dólares de activo total, Garanti BBVA es el segundo mayor banco privado de Turquía. Tiene 17 millones de clientes y 920 oficinas. Se sitúa, asimismo, en la vanguardia en banca digital, con un 71% de clientes digitales a septiembre de 2019. Su aplicación móvil ha sido nombrada por Forrester Research la segunda mejor del mundo, por segundo año consecutivo.

Imagen de Onur Genç Garanti BBVA Turquía

Onur Genç, consejero delegado de BBVA, y Recep Bastug, consejero delegado de Garanti BBVA, se reunieron con un grupo de empleados del banco turco.

La visita de Onur Genç a Turquía se enmarca dentro de la gira que el consejero delegado de BBVA ha iniciado en 2020 por los países en los que el Grupo está presente. Entre otros encuentros, se ha reunido con el consejero delegado de Garanti BBVA, Recep Bastug, y con un grupo de empleados del banco turco.

Previsiones para Garanti BBVA en 2020

A pesar de las turbulencias económicas, Garanti BBVA contribuyó a los resultados del Grupo BBVA con un beneficio atribuido de 380 millones de euros entre enero y septiembre de 2019 (un 8,3% del total del grupo). Esta cifra supone un descenso del 21,8% frente al mismo periodo de 2018, afectada en buena parte por la evolución de la lira turca. No obstante –y a falta de conocer los resultados del último trimestre –durante 2019 la entidad demostró fortaleza en sus resultados recurrentes y, como ha señalado Onur Genç, el  desempeño de la entidad y del país fue una de las mayores sorpresas positivas de 2019 para el Grupo.

De cara a 2020, Garanti BBVA publicó hace unos días su ‘2020 Operating Plan Guidance’, en el que se incluyen sus propias previsiones en términos de contabilidad local, que apuntan a una mejora de los indicadores de negocio. La entidad prevé seguir reduciendo los préstamos en moneda extranjera (dólar principalmente) y elevar los préstamos en lira turca en cotas de dos dígitos entre el 15% y el 20%, destacando el crecimiento del crédito al consumo. Garanti BBVA espera, asimismo, que la tasa de mora se reduzca hasta el entorno del 6,5% (desde el nivel ligeramente inferior al 7% esperado para el cierre de 2019). Las menores provisiones derivadas de esta mejor evolución de la calidad crediticia, unidas a una expansión del margen de intereses, hacen prever un incremento de la rentabilidad sobre activos medios (ROAE) hasta situarse entre  el 15% y el 20% de cara a 2020. Esto supondría una mejora significativa con respecto a los niveles de doble dígito bajo estimados para el cierre del 2019.

Otras historias interesantes