Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Opinión 07 junio 2019

El 'brexit' condiciona los mercados británicos

Roberto Cobo, responsable de G10 FX Strategy de BBVA Global Markets Research, analiza la situación actual en el Reino Unido así como los efectos que está desencadenando el ‘brexit’ en el mercado de divisas.

Casi tres años han pasado desde que el 23 de junio de 2016 el referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea confirmase el deseo de una ajustada mayoría de los británicos de abandonar el proyecto europeo. No obstante, a día de hoy todavía no se vislumbra una solución de cómo articular la futura relación mientras que la incertidumbre política sigue condicionando la toma de decisiones de los inversores y empresas con exposición a Reino Unido.

Los acontecimientos acaecidos desde la votación no solo han confirmado la dificultad de encontrar una solución al denominado ‘brexit’ sino que han evidenciado la división de la sociedad británica, del parlamento e incluso las discrepancias dentro de los propios partidos políticos. Partidarios y detractores del proceso continúan enfrascados en una lucha que condicionará a las generaciones futuras.

La última víctima colateral del ‘brexit’ ha sido Theresa May. Apenas dos meses después de la fecha en que se suponía que el Reino Unido debía abandonar la Unión Europea y que ha sido retrasada hasta el 31 de octubre, la primera ministra británica anunciaba su decisión de abandonar el liderazgo del gobierno británico después de que la cámara de los comunes rechazase por tres veces el acuerdo que alcanzó con los 27 miembros de la Unión Europea. May anunció que cederá el timón del partido conservador el próximo 7 junio después de que sus últimas propuestas a los diputados sobre la celebración de un segundo referéndum y la dimisión de Leadsom (su antiguo oponente) demostraran ser obstáculos más infranqueables que sus tres grandes derrotas en el Parlamento.

La incógnita a aclarar ahora es quién será su sustituto. Aunque la carrera por el liderazgo del partido conservador comenzará oficialmente el 10 junio, ya hay algunos nombres sobre la mesa (Boris, Raab, Hunt, Brady). Respecto al proceso, los parlamentarios conservadores votarán para acortar la lista de finalistas a solo dos candidatos, y posteriormente todos los militantes del partido a escala nacional decidirán al elegido mediante una votación por correo. En principio el próximo primer ministro británico debería ser confirmado antes de finales de julio.

“Ahora se vuelve a abrir un amplio abanico de posibles escenarios”

Este contexto ha favorecido que el optimismo que mostraba la libra esterlina hace un mes se haya desvanecido, y el EURGBP que vuelve situarse por encima de 0,88. Ahora se vuelve a abrir un amplio abanico de posibles escenarios, incluyendo un escenario sin acuerdo, lo que ha favorecido cierto repunte de la volatilidad y la depreciación de la libra frente al resto de divisas del G5. Como venimos observando en los últimos años, no solo en el ‘brexit’ sino también durante la crisis periférica europea, en las “guerras comerciales” del presidente Trump o en el enfrentamiento entre la Comisión Europea y el gobierno italiano por los desequilibrios fiscales, la incertidumbre política suele penalizar a los activos locales y tener implicaciones negativas para la divisa. La incertidumbre es un factor que condiciona las decisiones de inversión y contratación de los empresarios, las expectativas de mercado y reduce el apetito de los inversores por asumir riesgos.

En el corto plazo, los titulares de campaña comenzarán a dominar las portadas. Con candidatos como Boris Johnson proponiendo un ‘brexit’ pragmático pero advirtiendo de que “se debe estar preparados para una salida sin acuerdo”, los miedos de los inversores difícilmente se disiparán. En este escenario la libra debería seguir mostrando debilidad ya que la opción de un ‘brexit’ duro estaría sobre la mesa. Sin embargo, aún está por ver cómo se gestionará la abismal división existente en el Parlamento, que ha votado reiteradamente en contra de una salida sin acuerdo en los últimos meses y que ha recalcado su intención de tener la última palabra sobre el proceso.

Nosotros seguimos pensando que el escenario más probable es que se evite una salida desordenada de Reino Unido de la Unión Europa. De hecho, la votación sobre el ‘brexit’ no proponía una salida sin acuerdo. No obstante, hay una gran diferencia entre probabilidad y certeza, por lo que siempre recomendamos coberturas para reducir los riesgos derivados de la exposición a los tipos de cambio para los diferentes escenarios posibles.

El futuro del ‘brexit’, a pesar de todas las opciones a corto plazo que incluyen elecciones y un segundo referéndum, es totalmente binario. Es decir, o hay algún tipo de acuerdo (o incluso la permanencia) o hay una salida desordenada. En el primero de los casos la libra tendría margen de apreciación dada su actual infravaloración y podríamos ver incluso niveles del 0.80 en el EURGBP. En contraposición, en el caso de un divorcio sin acuerdo, la libra claramente tendría margen de depreciación y los mínimos alcanzados tras el referéndum serían un objetivo bastante probable.

Otras historias interesantes