Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Inmobiliario 14 ago 2017

Palma de Mallorca, uno de los símbolos de la recuperación inmobiliaria

mallorca-playa-anida-vivienda-bbva-efe

Gastronomía, clima, playas, ocio, cultura, empleo… Son muchos factores los que hacen de Palma de Mallorca una ciudad perfecta para turistas y visitantes que buscan un emplazamiento con calidad donde vivir. Su 'fachada' frente al mar, donde se alzan la Lonja, el Palacio de la Almudaina, la Catedral y el Faro de Porto Pi, el tercero en activo más antiguo del mundo, ya dicen mucho de lo que se puede encontrar en esta ciudad.

Podría decirse que Palma es la reina de las Baleares. El diseño de la ciudad evoca la influencia romana de esta urbe del Mediterráneo cuyos orígenes se sitúan hacia el año 123 a.C, momento en que tuvo lugar su ocupación.

Durante siglos, toda la actividad de la ciudad se desarrollaba entre sus murallas, que fueron las protagonistas de su defensa durante mucho tiempo. A partir del siglo XIX el núcleo central quedó asfixiado dentro de este cinturón, por lo que se comenzó a desbordar el perímetro de la muralla, estableciéndose barrios vecinos que aumentaron su población y que fueron alejándose del centro. De esta forma se potenció su desarrollo demográfico e industrial hasta llegar a lo que es hoy en día: un lugar lleno de energía, restaurantes, cultura y locales de moda.

Un paraíso para los extranjeros

Palma es hoy uno de los destinos más ansiados por los turistas, tanto extranjeros como nacionales. Así se demuestra en el ránking del INE de pernoctaciones turísticas anuales, que posiciona a Palma de Mallorca en el cuarto puesto con más de 8 millones de estancias diarias.

Y es que cuando se visita la isla por primera vez, el flechazo es inevitable, algo que le pasa a buena parte de los extranjeros. Algo que tiene su reflejo en que muchos de ellos se lanzan a ser propietarios de alguna de las casas de la isla. En 2016, de las 15.882 viviendas vendidas en las Islas Baleares, el 37% fueron principalmente a los alemanes (36% del total de extranjeros), seguidos de ingleses (19%) y suecos (9%). En el 1T17 la compra por parte de extranjeros representó el 33% del total de viviendas vendidas en el archipiélago.

En concreto en la capital, Palma, la recuperación inmobiliaria es un hecho que se vislumbra desde hace meses. En 2016 la venta de viviendas en la ciudad alcanzó casi las 5.300 (según datos del Ministerio de Fomento), lo que supuso un crecimiento del 31%, muy por encima de la media del país (14%). Y a principios de este año la tendencia se ha mantenido fuerte, y se han vendido ya casi 1.400 viviendas, un 23% más que hace un año (un crecimiento superior a la media española: 18,5%).

La construcción de viviendas, al alza

Con este nivel de demanda, no es de extrañar que la actividad en el área de la construcción haya retomado el vuelo en las Baleares. Desde 2014 la actividad constructora se ha ido recuperando, y en 2015 y 2016 se han aprobado licencias para construir casi 1.700 viviendas al año, un número aún prudente respecto a los años del 'boom', pero que va en la buena dirección. Hacia adelante se espera que el dinamismo de la demanda residencial favorezca la aparición de nuevos proyectos de inversión y el número de viviendas iniciadas siga en aumento.

Alguno de los proyectos en marcha de Palma capital es, por ejemplo, ‘Son Quint Homes’, formado por viviendas de 4 dormitorios, plantas bajas con jardín privado o áticos con piscina. Ubicadas junto al Campo de Golf de Son Quint, estas viviendas son un auténtico lujo para disfrutar de un verano de ensueño, pero también para deleitarse durante todo el año.

“Palma de Mallorca es uno de los municipios donde los precios podrían tener más proyección en los próximos trimestres. Según el Ministerio de Fomento, el precio de la vivienda en Palma de Mallorca cayó el 43% durante la crisis (entre 2007 y 2014). Y hasta el momento, la recuperación ha sido del 6,5%. Así, teniendo en cuenta el dinamismo de la demanda en la ciudad, es muy posible que la revalorización del precio de la vivienda continúe en los próximos trimestres”, explican desde el servicio de estudios del área de Real Estate de BBVA.

Otro proyecto en marcha cerca de la capital, pero aún más inmerso en la belleza natural de la isla es residencial ‘Entremares’, una promoción de viviendas en Cala Ratjada, (Capdepera, Mallorca) a 75 km de Palma, una zona rodeada de preciosas calas y acantilados.

En definitiva, Mallorca, además de por su clima privilegiado y un estilo de vida cosmopolita, es una de las zonas donde está palpándose ya la recuperación económica e inmobiliaria, por lo que se convierte en uno de los destinos más solicitados tanto para vivir como para veranear.

Otras historias interesantes