Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 30 jul 2018

El porcentaje de renta que las familias españolas destinan a la deuda se reduce hasta el 11,6%

El intenso desampalancamiento que han realizado los hogares españoles en los últimos años, acompañado por la caída de los tipos de interés y la recuperación de la renta, ha disminuido su notablemente su vulnerabilidad financiera. Así, el porcentaje de renta que las familias españolas destinan cada año al servicio de la deuda se sitúa en 2017 en el 11,6%, logrando su mínimo desde 1999. Estas son alguna de las conclusiones presentadas en el informe ‘Esenciales’ de la Fundación BBVA en colaboración con el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).

El endeudamiento de los hogares españoles se ha reducido considerablemente desde que estalló la crisis en 2008. La deuda total de las familias españolas ha recortado la brecha que existía con la eurozona hace diez años en más de 30 puntos y se sitúa en el 99,4% de su renta bruta disponible. De esta manera, el porcentaje de la renta que los hogares destinan al servicio de la deuda (pago anual de los intereses y amortización del principal), ha alcanzado la menor cifra registrada desde 1999, un 11,6%, lo que supone 7,3 puntos menos del máximo alcanzado en 2008.

Por tanto, el peso de la deuda en relación a la renta de los hogares ha mejorado en los últimos años: el nivel de endeudamiento de las familias españolas en 2017 (99,4% de su renta bruta disponible) se ha reducido en 35,3 puntos porcentuales en comparación con el máximo alcanzado en 2007 (134,7%). Esta importante bajada ha acortado también la distancia con el dato promedio de la eurozona, de los 40,8 puntos porcentuales que los separaban en 2007 hasta los 35,3 una década después.

Gráfico Carga de la deuda y costes financieros respecto a la renta bruta disponible de los hogares españoles 2017

Gráfico: Carga de la deuda y costes financieros respecto a la renta bruta disponible de los hogares españoles 2017 - Fundación BBVA

De esta forma, las familias españolas recuperan fortaleza financiera gracias al desapalacamiento y a la caída de tipos de interés. A pesar de esto, el nivel de endeudamiento de los hogares españoles sigue situándose por encima de la media europea.

Si comparamos el endeudamiento en relación al PIB, las familias españolas han conseguido disminuirlo hasta el 61,3% en 2017, cerca de 24 p.p. menos que en 2010 (85%). Esta reducción se traduce en un desapalancamiento de 203.000 millones de euros. Si comparamos este dato con la media de la eurozona, España ha logrado recortar distancias desde los 22,4 puntos que los separaban en 2008 hasta los 6,8 puntos en 2016. Mirando el dato de la Europa de los 28, ese recorte pasa de los 20,4 puntos de distancia en 2008 a los 2,5 en el 2016. De esta forma, España se sitúa con un mayor ratio deuda de los hogares/PIB  que economías como las de Italia (41,5%), Alemania (53,1%) o Francia (57,2%), pero presenta un menor nivel de endeudamiento que Reino Unido (82,6%).

La reducción de la carga de la deuda de los hogares les hace menos vulnerables ante una potencial subida de tipos de interés, aunque el estudio advierte de la necesidad de mantener el proceso de desendeudamiento en España debido a la distancia que todavía les separa respecto a la media europea y, sobre todo, en comparación con la eurozona.

Otras historias interesantes