Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Autónomos 10 sep 2018

Profesionales independientes pueden acceder a una oficina propia en Perú

BBVA Continental ha lanzado Mi Oficina, un préstamo ágil y sencillo con garantía inmobiliaria destinado a financiar la compra de inmuebles de uso comercial, y destinado principalmente a profesionales independientes.

El año pasado, un joven emprendedor peruano tomó una decisión que cambió su vida profesional por completo. Marco Bejarano Maza apostó por ser su propio jefe y se enrumbó a realizar, de forma independiente, asesorías para licitaciones con el Estado. Del mismo modo, su esposa, Isabel Sánchez Pachas, formó su propia empresa, Imarbe Comunicaciones, para ofrecer soluciones integrales y personalizadas de comunicación para distintas empresas. Dos emprendedores enamorados, independientes y muy exitosos.

Sin embargo, a pesar del buen desempeño que tenía esta pareja con sus negocios, a ambos les hacía falta la misma pieza para completar el rompecabezas de la autorealización profesional: una oficina propia que les permitiera continuar creciendo como empresarios y dar un mejor servicio a sus clientes.

A la búsqueda de oficinas pequeñas y modernas

Así como Marco e Isabel, miles de jóvenes profesionales peruanos no tenían la posibilidad de adquirir una oficina que facilite su crecimiento empresarial. Además, la demanda de esta nueva generación ha ido cambiando con el tiempo y tiene cada vez más exigencias. Los independientes buscan oficinas pequeñas, pero con todas las comodidades de la última generación.

Hasta el 2015 se comentaba en Perú que el segmento de oficinas prime estaba con una alta tasa de vacancia y que había llegado a su tope de saturación. Sin embargo, la demanda del segmento de oficinas subprime, de formato de 50, 60 ó 70 m², estaba en alza y se podía vislumbrar un mejor comportamiento.

Dentro del mercado peruano, hacía falta un producto que cubra la necesidad del segmento de profesionales. BBVA Continental, consciente de las exigencias de esta nueva generación, lanzó una amplia cartera de proyectos innovadores. Entre ellos, no solo se encuentra el Hipotecario Libre y la Cuenta Independencia, sino también su nuevo y exclusivo producto llamado Mi Oficina. Hoy, tener una oficina propia dejó de ser un sueño lejano para miles de jóvenes independientes que generan sus propios ingresos.

“Desde que lanzamos nuestra propuesta, ya tenemos préstamos desembolsados y, sobre todo, estamos apostando de forma directa por el desarrollo sostenible del país

Mi Oficina es un préstamo ágil y sencillo con garantía inmobiliaria destinado a financiar la compra de inmuebles de uso comercial, que cuenta con las mismas ventajas de flexibilidad que un préstamo hipotecario. Está dirigido a personas profesionales independientes o dependientes con más de cinco años de experiencia en su rubro, quienes podrán financiar la compra de su oficina para uso profesional. Todos aquellos que se dedican a consultorías o asesorías, así como arquitectos, nutricionistas, doctores, abogados, dentistas, oculistas, entre otros, pueden calificar para un préstamo de Mi Oficina.

En el sistema no existía un crédito para independientes interesados en comprar una oficina subprime. “Por lo tanto, decidimos apoyar a este segmento con un producto innovador, con financiamiento a diez años y con condiciones similares al crédito hipotecario manteniendo beneficios como el cambio de fecha de pago y la cuota ‘comodín’; es decir, puedes elegir qué cuota dejas de pagar en el mes que desees. Desde que lanzamos nuestra propuesta, ya tenemos préstamos desembolsados y, sobre todo, estamos apostando de forma directa por el desarrollo sostenible del país,” comentó Manuel Piñán, subgerente de Producto Inmobiliario de BBVA Continental.

Otras historias interesantes