Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tenis 26 oct 2016

Radwanksa vuelve a hacer de verdugo de Muguruza en Singapur

Garbiñe Muguruza dijo adiós al Torneo de Maestras tras caer contra Agnieszka Radwanska en dos sets 7-6 y 6-3. La española tuvo momentos de una excelente calidad, eligiendo el golpe perfecto para cada situación. Pero la capacidad defensiva de la polaca, abriendo continuamente la pista, acabó con las opciones de Garbiñe de clasificarse para las semifinales de las WTA Finals por segundo año consecutivo.

No se veían las caras Muguruza y Radwanska desde las semifinales de la última edición de esta Copa de Maestras. La española llegaba con la obligación de ganar para luchar por las semifinales en el último partido del ‘round robin’ frente a Kuznetsova. La polaca, con un objetivo similar, con la presión añadida de tener que defender la corona que logró en Singapur 2015.

El primer set fue un auténtico carrusel de roturas de saque. Cada jugadora defendió su servicio en los dos primeros juegos. En el cuarto, Garbiñe perdió el suyo. Intentó evitar el peloteo y buscó jugar dentro de pista, pero Radwanska se impuso con esa gran agilidad que le caracteriza.

Supo remar contra corriente la caraqueña, que con cuatro puntos consecutivos de gran calidad le devolvió el break a su rival, tirando de agresividad en los momentos adecuados y marcando bien los tiempos en el golpeo. Pero la dinámica del partido continuó por los mismos derroteros y Garbiñe volvió a ceder su servicio frente a la jugadora de Cracovia.

De nuevo agresiva en el resto logró otro contrabreak y con la intención de no ceder ni un palmo de terreno, mantuvo la calma para sacar adelante un peloteo muy intenso que, sumado a un ace, colocó el cuatro iguales en el marcador. Con un juego muy equilibrado y una gran actitud, trabajando los puntos largos y dominando desde el fondo de la pista, se puso por delante por primera vez en el marcador.

Pero Agnieszka demostró que es capaz de desmontar la estrategia táctica de su rival a base de paciencia. De sacar para ganar, Garbiñe se encontró con la necesidad de luchar para llevar el primer set al tie break, donde acabó cediendo 7-6 (7-1) ante una imparable Radwanska.

Fotografía de radwanska-muguruza-segundo partido-WTA Finals Singapur 2016

Agnieszka Radwanska durante el segundo partido de las WTA Finals contra Garbiñe Muguruza. Foto: EFE

Una clase magistral de la ‘profesora’ Radwanska

En esta manga los breaks llevaron el nombre de la polaca. Su buen juego al resto sirvió para romperle el servicio a Muguruza hasta en tres ocasiones. Aunque la pupila de Sam Sumik arrancó con un 2-0 a favor, comenzó a precipitarse en el golpeo y eso le empezó a pasar factura.

La polaca aprovechó su segunda bola de break en este set para comenzar la remontada y con un juego plagado de florituras y golpes inimaginables, dejó sin opciones a la española. Ni siquiera la mayor efectividad en los primeros saques, de un 68%, fue suficiente para Garbiñe.

La capacidad defensiva de Radwanska complicó cada vez más la situación para una Garbiñe que empezó a sentirse desanimada en la pista. La tercera mejor tenista del mundo no sólo lograba ganar su saque, sino también el de la caraqueña. Con cuatro juegos consecutivos, cerró el segundo y definitivo set con un 6-3, acabando con las opciones de Muguruza de clasificarse para sus segundas semifinales en ‘singles’ de las WTA Finals.

Garbiñe Muguruza, eliminada virtualmente del torneo, habrá de enfrentarse en un intrascendente encuentro final para ella ante la rusa Kuznetsova el próximo viernes.

Otras historias interesantes