Rafael Doménech: "Cuando algo funciona es mejor tratar de mejorarlo que cambiarlo radicalmente"

“A better goal than seeking radical reform is trying to improve the highly satisfactory current structure”, Peter Diamond, 2004.

Con esta frase Rafael Doménech, de BBVA Research intenta dar respuesta a la pregunta incesante de si es viable o no el actual sistema de pensiones. Según explicó el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA, en el XXX curso de Economía para periodistas de la APIE, “cuando tenemos algo que funciona es mejor tratar de mejorarlo que cambiarlo radicalmente”.

Igual te interesa…

edificios-ciudad-exterior-finanzas-economia RECURSO

Si de algo está convencido Rafael Doménech es de que el sistema público de pensiones debe seguir siendo un pilar básico del estado del bienestar, pero reconoce que es necesario que se adapte a los continuos cambios económicos, sociales y demográficos. Según el economista, el reto está en encontrar un doble equilibrio. Por un lado, que esos cambios sean graduales pero efectivos para que garanticen la sostenibilidad y resulten creíbles para la sociedad. Y, por otro, que se produzca un reparto equilibrado entre las generaciones y los colectivos que se vieran afectados por esos cambios.

El reto es posible

Países como Suecia (un referente en el estado del bienestar) ya han llevado a cabo estos cambios, que podrían servir de guía a la hora de implantarlos en España. Por ejemplo, una de las medidas que serían más urgentes de implementar es el sistema de cuentas individuales, denominadas nocionales, que determinarían las pensiones futuras estableciendo un periodo transitorio de más de una década.

El modelo es transparente, sencillo y más eficiente. El sistema seguiría siendo de reparto como lo es ahora. De hecho, según explica Rafael Doménech cada trabajador tendría una cuenta en la Seguridad Social en la que se van apuntando sus contribuciones y los derechos reconocidos sobre la pensión futura, asegurando así su equilibrio actuarial. Además, para mejorar la suficiencia del sistema sería conveniente blindar las pensiones mínimas, para que crezcan como mínimo como la inflación subyacente, y establecer una serie de reformas que permitirían aumentar la pensión media del sistema, como elevar la tasa de empleo, la productividad y, con ello, los salarios medios.

Se espera que el número de pensiones pase de 9 a 15 millones en 2050

Todas estos cambios son necesarios porque según afirmó Rafael Domenéch “se espera que el número de pensiones pase de 9 a 15 en 2050. Por lo tanto, se necesitarán 27 millones de asalariados para pagar 15 millones de pensiones, manteniendo al mismo tiempo la pensión media sobre salario medio y la presión fiscal de 2016”.

Para ver la presentación completa de Rafael Doménech sobre el futuro de las pensiones: Nuevos sistemas, problemas y soluciones, haz clic aquí.

Comunicación corporativa