Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas corporativas 15 mar 2018

Salidas a Bolsa: una estrategia de crecimiento para las empresas

Una salida a Bolsa se da en el momento en que una empresa comienza a cotizar en el mercado bursátil, donde todo el mundo puede comprar y vender sus acciones. Este tipo de operación se conoce con las siglas OPV, Oferta Pública de Venta.

Salir a Bolsa es una estrategia de crecimiento que muchas empresas se plantean en un momento dado. Se trata de una decisión trascendental para una compañía dado que las implicaciones de cotizar en un mercado afectan a todos los aspectos de la misma, desde su organización hasta su forma de operar, suponiendo un esfuerzo transformacional que requiere maduración y mucha preparación.

El motivo fundamental de una compañía para decidir salir a Bolsa suelen ser o bien acceder a la financiación del mercado de capitales para acelerar su crecimiento y dotarse de los recursos necesarios para desarrollar su plan de negocio; o bien, generar la oportunidad a sus accionistas privados de obtener liquidez, cristalizar el valor de sus acciones y diversificar su patrimonio. Algunas veces incluso una combinación de ambas.

Pero existen también una serie de razones adicionales para acometer este reto transformacional que pasan por: la voluntad de institucionalización de la compañía; la consolidación de su trascendencia más allá de su accionista actual; el prestigio y la credibilidad que supone su sometimiento a la disciplina de mercado ante sus diferentes grupos de interés; y el obtener una valoración independiente de la compañía como resultado del continuo escrutinio de su desempeño.

Adicionalmente, la creación de un mercado público para las acciones genera ventajas y herramientas adicionales para la compañía, tales como la obtención de un título de valor para acometer potenciales operaciones estratégicas o la capacidad de incentivar a los equipos gestores a través del establecimiento de sistemas de retribución ligados a la evolución de la acción.

bonos basura riesgo titulo renta fija recurso bbva

Salir a Bolsa es una decisión trascendental para una compañía dado que las implicaciones de cotizar en un mercado afectan a todos los aspectos de la misma.

¿Cómo es el proceso de salida a Bolsa de una empresa?

Una vez se ha decidido hacer una oferta pública de las acciones de una compañía en un mercado regulado es crucial dar los pasos correctos para que la salida a Bolsa se complete con éxito, para lo cual es fundamental una preparación exhaustiva en diversas líneas paralelas de trabajo:

  • Formulación de un ‘equity story’ adecuado que desarrolle una propuesta de inversión atractiva para los inversores sobre la base de un plan de negocio ambicioso pero creíble, con hitos comprobables, objetivos medibles y palancas constatables.
  • Los órganos de gobierno corporativo deben estar en funcionamiento según los estándares de mercado, ya que es fundamental que los intereses de los inversores minoritarios sean adecuadamente defendidos y las responsabilidades del consejo de administración estén claramente definidas.
  • Apoyo externo de otros agentes cuya contribución es clave antes, durante y después de la salida a bolsa: bancos de inversión, despachos de abogados, auditores, etc. Los bancos de inversión, en particular, trabajan en la estructuración de la oferta, que incluye el posicionamiento bursátil de la compañía, el refinamiento y presentación del ‘equity story’ y el marketing de la oferta entre los potenciales inversores.
  • Definición de la estructura adecuada para la oferta de las acciones, de forma que el tamaño resulte atractivo y la liquidez de las acciones suficiente una vez estén cotizadas; y que el balance de la compañía resulte acorde con su plan estratégico y el tipo de inversor al que se dirigirá la oferta sea idóneo.
  • Contínuo seguimiento de los mercados y de otras potenciales emisiones en el mercado primario mientras se trabaja en los preparativos de salida a Bolsa – que pueden llevar entre 4 y 6 meses – para así decidir cuál es la ventana preferible para lanzar públicamente la operación.
  • “Descubrimiento del precio”. Una vez lanzada la oferta hay que analizar a qué precio los inversores están dispuestos a comprar acciones y los emisores a venderlas, para lo cual se realizan varias fases con interacciones con distintos agentes del mercado. En este proceso participan los bancos de inversión, que hacen una valoración preliminar; los analistas de renta variable, que aportan sus propias valoraciones basándose en la información suministrada por la compañía; y los inversores que hayan mostrado interés en participar en la salida a Bolsa.

Una vez ejecutada la salida a Bolsa, la evolución del precio de la acción será el reflejo de la percepción que los inversores tienen sobre el desempeño de la compañía, para quien comienza una nueva vida como empresa cotizada, con las nuevas obligaciones y responsabilidades que ello conlleva.

BBVA es un referente en el mercado español de capitales al haber liderado más de 20 ofertas de acciones en la última década y haber sido clave en el proceso de privatizaciones del mercado español en las décadas precedentes. El equipo de ejecución de Equity Capital Markets de BBVA cuenta con una larga trayectoria y experiencia, lo que unido a las fortalezas de distribución institucional, garantiza la excelencia en la ejecución de las ofertas de ‘equity’.

Otras historias interesantes