Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología Act. 23 nov 2017

“La situación económica va a perjudicar la velocidad de la digitalización de la banca en América Latina”

Giorgio Trettenero es un ferviente defensor de que la tecnología será el gran revulsivo para la banca de América Latina. Desde la secretaría general de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), ha sido una de las voces promotoras de la digitalización de los servicios financieros en la región, tanto de los grandes bancos como de los más pequeños.

Antes de incorporarse a Felaban en 2011, Giorgio Trettenero desarrolló una extensa carrera profesional en la banca de América Latina, con puestos ejecutivos en diversas entidades de Perú, Colombia o Chile, entre otros. Economista por la Universidad de Lima y MBA por la Escuela Superior de Administración de Negocios de Perú, ha querido hacer un análisis sobre los retos de la banca latinoamericana en la era digital.

Secretario General de la Federación Latinoamericana de Bancos, FELABAN, Giorgio Trettenero.

P: ¿Cómo han evolucionado los servicios financieros en la región? ¿Qué papel ha tenido el fintech en ello?

R: América Latina ha crecido tanto en acceso como en uso de los servicios financieros. La banca ha aprendido mucho y se ha fortalecido tras las crisis. Tenemos buenos indicadores y cumplimos con Basilea. De hecho, según el informe más reciente que tenemos, la región ha ido subiendo peldaños y ha superado a otras regiones como África subsahariana o Europa del Este. Estamos en niveles similares a los del sudeste asiático. Esto obviamente se debe en parte a que los países han crecido y la pobreza extrema sigue disminuyendo, lo que ha apoyado el crecimiento de los servicios bancarios a ritmo de dos dígitos.

P: La bancarización sigue siendo una asignatura pendiente en algunas regiones de América Latina. ¿Cómo se está atacando este problema?

R: La tecnología aquí nos puede ayudar muchísimo, principalmente para reducir costes y tiempo. Hemos hecho un estudio sobre inclusión financiera, en el que vemos que el número de sucursales se ha mantenido, pero ha crecido el número de cajeros y muy fuertemente el número de corresponsales bancarios, que son un punto de atención muy importante. Tenemos un 50% de informalidad en servicios financieros en algunos países y, por eso, no nos podemos comparar con países desarrollados. La segunda es la barrera de la pobreza, con lo cual si hay personas que tienen problemas para comer, no podemos esperar que esa gente pueda ahorrar o entrar en el sistema financiero.

P: ¿Observan diferencias entre los sistemas financieros de la región y su acceso a la tecnología?

R: Creo que la principal diferencia no viene tanto por el tamaño del país sino más bien por el tamaño de las entidades. La gran banca, en la que se incluyen nombres destacados como BBVA, ya están haciendo un uso intensivo de tecnología porque tienen gran capacidad para innovar e invertir. Y esto también sucede con los grandes bancos locales. Donde tenemos que apoyar es en la banca mediana y pequeña, incluyendo las cajas municipales. Nuestro trabajo está sobre todo aquí. De hecho estamos trabajando en un estudio de madurez digital de la región para identificar las brechas para dar el salto digital.

Secretario General de la Federación Latinoamericana de Bancos, FELABAN, Giorgio Trettenero.

P: La cultura corporativa es un pilar fundamental de la digitalización, ¿cómo se avanza en ese sentido en América Latina?

R: Aquí tenemos que convencer a un CEO o a un consejo de administración para cambiar las cosas, pese a que toda la vida les ha ido bien. Eso es difícil y empieza por hacerles ver y explicarles la necesidad del banco. Los bancos grandes ya lo tienen claro, pero los pequeños, que en número son la mayoría, tienen esa tarea pendiente. Aquí también entran las pequeñas cajas rurales o municipales, por ejemplo.

P:¿Cómo se relaciona la banca latinoamericana con el fintech?

R: Diría que no lo estamos viendo como competencia, sino más bien como una colaboración. En algunas casos, habrá competencia pero eso no representa ningún problema. La banca tiene una regulación muy pesada y no nos podemos mover con la velocidad de una fintech. Este cambio y colaboración con las fintech ha venido para quedarse.

P:¿La regulación puede obstaculizar ese desarrollo? ¿Cuál es la situación actual?

R: El estado de la regulación es malísimo. El gran error que se está cometiendo ahora con los reguladores y supervisores es “dejemos que el mercado hable”. Pero no puede ser que algunos estemos regulados y otros (las fintechs) no. Si queremos que la banca crezca y que compita, entonces convendría facilitar y desregular. México está trabajando en una regulación, no conozco los detalles pero estamos atentos a ver qué sale, y este es un buen camino.

P:¿Qué le falta a América Latina para dar el salto definitivo?

R: Creo que estamos avanzando bien, pero el tema es que la economía se está enfriando en la región, es la que menos crece en el mundo y eso va a afectar otra vez a la gente. Todo lo que se ganó en recuperación de riqueza se puede perder. La situación económica va a perjudicar la velocidad de la digitalización (de los servicios bancarios) y la inclusión financiera.

P:¿Dónde estará la banca latinoamericana en cinco años?

R: La banca tendrá que ser digital al 100%. La teoría de Darwin ya murió, no serán los más fuertes los que sobrevivirán, sino lo más rápidos, los más flexibles. Estos se van a comer a los más pequeños o a los más grandes. La digitalización es una solución para bajar los costes -y ser más rentables- y ese es el camino a seguir. Hay que decir que si la banca es rentable, eso es bueno. Ser rentable es bueno porque puedes invertir en innovación.

Secretario General de la Federación Latinoamericana de Bancos, FELABAN, Giorgio Trettenero durante su intervención en Cl@b 2017.

Otras historias interesantes