Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 06 abr 2016

Social Commerce: Comprar desde Facebook o Twitter

Comprar a través de Internet todo tipo de artículos está completamente normalizado y cada vez lo hacemos más. Las cifras de las estadísticas del comercio electrónico aumentan año tras año e incluso comprar desde un teléfono móvil es ya algo frecuente. ¿Cuál es el papel que juegan las redes sociales en este escenario de compras online? ¿Será posible comprar desde Facebook o Twitter?

Vemos anuncios constantemente en estos canales. La publicidad está integrada de forma completa en nuestro muro de Facebook o nuestro timeline de Twitter. Contenidos atractivos que al hacer clic dirigen a una web distinta. Al hacer clic un anuncio de Instagram, el enlace dirige a la web del comercio en sí… ¿y si se pudiera hacer todo sin ese paso, directamente desde la propia red social? Es lo que propone el Social Commerce.

En efecto, el social commerce es el término que se refiere a la unión entre comercio electrónico y las redes sociales, es decir, las compras online realizadas por este medio. Gracias al social commerce se podría comprar directamente desde Facebook o Twitter al ver el anuncio de un producto, sin necesidad de cambiar de web, tan sólo en unos clics desde un móvil.

Comprar a partir de un tuit

Esa es la premisa de los botones de compra de Twitter y que Facebook está probando. La posibilidad de comprar un producto directamente relacionado con el anuncio de una marca simplifica el proceso de compra en Internet, sin ser necesario registrarse en una web externa, proporcionar tus datos de compra…  “Poder acceder directamente a determinados productos o servicios sin tener que ir a buscarlos, encontrarlos y comprar”, una forma más simple de comprar en internet y de navegar para los usuarios de redes sociales, explica Antonio Domingo, CEO de Social Media Events y profesor del máster en Dirección eCommerce y Marketing Digital del Foro de Economía Social.

Twittear

Social commerce: comercio electrónico sin abandonar las redes sociales

Con el paso de los años las redes sociales están demostrando que son algo más que un lugar donde compartir con nuestros amigos las fotos de un viaje… Se han convertido en un medio de comunicación y no es extraña esta apuesta por el comercio electrónico. “Las redes sociales realizan una venta casi sin esfuerzo de un producto que no es suyo y que no les cuesta crear, almacenar ni distribuir”, señala Domingo y es lógico pensar que puedan existir ciertas reticencias de las empresas ante esta aventura en el comercio online, al fin y al cabo, son un intermediario más en el proceso de compra. “Las empresas online que vienen del mundo tradicional siguen pensando que cuanto más vendan por ellos mismos sin que otros intervengan mejor que mejor, ya que los datos de sus clientes son suyos y sólo suyos, y que mejor evitar intermediarios a los que pagar sus comisiones, pero en mi opinión es un gran error”, apunta Domingo, ya que gracias al social media, los negocios online aumentan el alcance de sus productos llegando a donde no tienen posibilidades por sí mismos.

“Hay otro factor que las redes sociales tienen a su favor y es la recomendación de los propios usuarios hayan o no comprado en ese momento, o incluso el análisis del Big Data sobre las recomendaciones o ventas al estilo de lo que ya utiliza Amazon”, indica Domingo, en efecto, el contenido personalizado  es clave en el social media. Ningún perfil de Facebook recibe los mismos anuncios o contenidos, y este tipo de comercio permite llegar exactamente al tipo de público de un determinado producto.

¿Pueden plantar cara las redes sociales a las plataformas de comercio electrónico tradicionales? “Van a pasar varios años hasta que esto se consolide ya que tendrán que experimentar muchas fórmulas diferentes hasta dar con las más eficaces, más allá de los botones de comprar que ya han lanzado Pinterest o Instagram”, opina Domingo e indica que aunque la presencia del social commerce vaya aumentando convivirá de forma paralela a las plataformas de e-commerce tradicionales.

Ya existen formas de vender en Facebook mediante las aplicaciones. Se trata de plataformas que se pueden instalar en una página de Facebook y funcionan de forma similar a una tienda online, solo que alojada en la red social.

Instagram, Pinterest, Twitter, Facebook… Todas las redes sociales están explorando las posibilidades del comercio online y la última en anunciarlo ha sido Snapchat. Esta popular app entre jóvenes y adolescentes se lanza al comercio móvil después de implantar en Estados Unidos su servicio de transferencias entre amigos: Snapcash. Como ves, las redes sociales en nuestro día a día y quizás la próxima compra que hagas sea a través de Facebook.

Otras historias interesantes