Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Portafolio Verde

Fondo-ESG-mexico-sostenibilidad-linea-credito-

Parecen lejanos los momentos en que el mundo de los fondos de inversión se encontraba reservado únicamente a los grandes inversionistas. Hoy gracias al desarrollo de nuevos productos y de la digitalización de los servicios financieros es posible acceder a una gran diversidad de portafolios de inversión en tan solo unos minutos, con montos muy accesibles, sin necesidad de acudir a una sucursal y de forma completamente segura.

BBVA ha obtenido la primera posición entre los bancos europeos en el Dow Jones Sustainability Index (DJSI, en sus siglas en inglés), índice de referencia en el mercado, que mide el desempeño de las mayores compañías por capitalización bursátil en materia económica, ambiental y social. A nivel mundial, la entidad financiera ocupa la segunda posición, según se ha dado a conocer el viernes 13 de noviembre, al cierre de mercado en Nueva York.

BBVA-Bonos-verdes-sostenibilidad-plantas-vegetación-naturaleza

Un bono es un instrumento de deuda que las empresas emiten en los mercados de capitales para captar financiación de los inversores institucionales (por ejemplo, los fondos de inversión). Los bancos también emiten deuda: es una manera de obtener financiación con la que, después, prestan dinero a sus clientes. Junto a los depósitos de sus clientes, las emisiones son, para los bancos, una fuente adicional de financiación para ejercer su actividad.

Con el interés creciente por la sostenibilidad en todos los ámbitos sociales, llegan también las innovaciones en la oferta de producto financiero sostenible, y en particular al mundo de la financiación corporativa. Entre las últimas novedades del mercado se encuentran las emisiones de bonos vinculados a criterios de sostenibilidad. Los analistas de BBVA Global Markets Research nos explican este producto y nos hablan de sus perspectivas.

Los proyectos financiados con los bonos verdes emitidos por BBVA en 2018 y 2019 han evitado que se emitan a la atmósfera más de 724.000 toneladas de CO2 durante 2019, casi el triple que el año anterior. Este volumen de emisiones equivaldría a las generadas por alrededor de 285.000 coches anualmente, lo que contribuye a reducir la huella de carbono. Así lo destaca BBVA en su informe de seguimiento de bonos verdes.

La Comisión Europea ha publicado su taxonomía de las finanzas sostenibles, que sirve de instrumento para ayudar a los agentes financieros y las empresas a definir qué actividades son consideradas como tal. La inversión en proyectos y actividades que persiguen los objetivos ambientales de la Unión Europea contribuye a la transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono.

fondo-sostenible-isr-bbva

BBVA Futuro Sostenible ISR ha sido elegido el mejor fondo solidario en la gala de los premios Expansión - Allfunds a los mejores fondos de inversión. Este producto incorpora criterios de inversión socialmente responsable (ISR) en su gestión y dona anualmente el 25% de la comisión de gestión a proyectos solidarios, hasta un máximo de un millón de euros. BBVA Asset Management quedó, asimismo, finalista en la categoría de Mejor Gestora Nacional.

BBVA Asset Management (BBVA AM) ha lanzado la segunda convocatoria para donar el 25% del total de la comisión de gestión del fondo BBVA Futuro Sostenible ISR a proyectos solidarios. La donación de este año asciende a 1,2 millones de euros, frente a los 17.000 euros del año anterior. Las ONG interesadas en presentar sus proyectos solidarios tienen de plazo hasta el 31 de marzo de 2020 para postular su candidatura.

BBVA-vivienda-verde-Perú-sostenibilidad-inmobiliario-sostenible

La construcción sostenible juega un papel fundamental tanto en la dinamización del crecimiento, como en la transición hacia una economía verde. Diferentes empresas y gobiernos han establecido el compromiso de conseguir una economía descarbonizada para 2050 y los edificios verdes representan, por su bajo consumo de energía, una de las grandes oportunidades de inversión para la próxima década.

BBVA emitió su primer bono verde en mayo del 2018 por un volumen de 1.000 millones de euros, la mayor emisión de este tipo realizada por una entidad financiera de la eurozona en ese momento. Un año más tarde, el banco volvió a anunciar una nueva emisión con las mismas características y por el mismo importe. Ambas operaciones, con gran aceptación entre los inversores institucionales, son parte de la estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible de BBVA, con la que el banco pretende movilizar 100.000 millones de euros en financiación verde, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera hasta 2025. El programa ha sido reconocido por su contribución al medio ambiente en la Cumbre del Clima que está celebrándose actualmente en Madrid.

BBVA ha lanzado su primer plan de pensiones individual (PPI) gestionado con criterios de inversión socialmente responsable (ISR). BBVA Plan Sostenible Moderado ISR es una alternativa para canalizar el ahorro para la jubilación, que está intrínsecamente ligado al largo plazo, un horizonte donde se maximizan los beneficios de la inversión sostenible.

El verde es más que un color. En nuestro imaginario colectivo simboliza la naturaleza y se le asocia al cuidado del medio ambiente. Un futuro verde es necesario para que el mundo siga siendo como hoy lo conocemos y no como lo pintan los peores augurios. BBVA es consciente de ello y lleva apostando varios años por las finanzas verdes y sociales. De hecho es una de las entidades más reconocidas por su actividad en financiación sostenible.

El apetito de los inversores en productos sostenibles está creciendo exponencialmente en los últimos años. “Este año se alcanzarán los 350.000 millones de dólares emitidos en bonos y préstamos corporativos sostenibles formalizados en todo el mundo, un 30% más que en el año anterior, según datos del Institute of International Finance (IIF)”, ha manifestado el director global de Negocio Responsable de BBVA, Antoni Ballabriga. En el foro 'Las finanzas sostenibles ante los desafíos medioambientales', organizado por el Consejo General de Economistas de España, Ballabriga ha destacado que “todavía queda mucho por hacer” y que “ahora uno de los retos es trasladar este movimiento al mundo de las pymes y a las personas”.

BBVA y el Grupo Pestana SGPS SA han alcanzado un nuevo hito en el mercado de financiación sostenible al realizar la primera emisión mundial de bonos verdes en el sector hotelero, de acuerdo con los Green Bond Principles (GBP) de ICMA (International Capital Markets Association). Se trata de una emisión de 60 millones euros a seis años, cuya oferta se ha dirigido a inversores institucionales profesionales.

Cada persona de manera individual puede incidir de manera más o menos directa en la lucha contra el cambio climático. Con pequeños gestos diarios es posible contribuir a la conservación del medioambiente. También las grandes corporaciones, a través de los diferentes instrumentos de deuda, bonos o incluso operaciones transaccionales, apoyan esta lucha que concierne a toda la sociedad. Más concretamente, ¿qué impacto tienen las empresas en el medioambiente y qué pueden hacer para compensarlo?

A juzgar por el crecimiento exponencial en emisiones de bonos verdes, sociales y sostenibles durante estos últimos 12 meses, no parece aventurado afirmar que ya no nos encontramos ante una moda pasajera, sino ante una tendencia que ha llegado para quedarse. Multitud de empresas, e inversores, están incorporando objetivos ESG ('Environmental, Social and Governance') en sus agendas de inversión. En su informe titulado ‘ESG Bonds: Key topics and trends for 2019 and beyond - Getting the harmony right', BBVA Global Markets Research analiza los aspectos fundamentales del mercado de bonos ESG.