Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fútbol 29 dic 2017

Las supersticiones, el jugador 'número 12' del fútbol

Rituales, manías, costumbres, repetición de actos… supersticiones, en general. Destacan siempre por su extravagancia y son muy comunes en el mundo del fútbol para intentar atraer a la buena suerte. Entrar con el pie derecho en el campo, dar un gran salto cuando ya se pisa el césped, besar la calva de un compañero, escuchar el mismo disco antes de saltar al campo, darse baños con cocodrilos e incluso creer que una gallina enterrada en la construcción del estadio es gafe. Son algunos de los ejemplos más llamativos que prueban que la superstición es el jugador ‘número 12’ en el deporte rey.

Cambian jugadores, estadios, balones… pero hay algo que sigue presente y perdura al paso del tiempo: las supersticiones. Desde el fútbol de los inicios al actual del siglo XXI, jugadores, técnicos e incluso aficionados se siguen encomendando a la ayuda extra que les puede aportar repetir actos, una y otra vez, antes de un partido.

Normalmente suelen permanecer en la intimidad, aunque algunas suelen realizarse en público y no pasan desapercibidas. Hasta Pelé, uno de los mejores jugadores de la historia, no estuvo fuera del foco supersticioso. El brasileño dejó de marcar goles tras regalar a un aficionado la última camiseta con la que anotó. Su sequía terminó tras pedir al Santos que recuperara aquella zamarra. Y así fue. Volvió a marcar tras volver a ponérsela. Eso sí, tiempo después se descubrió que no era la misma.

Por tanto, esa parte de suerte, basado en un ritual o creencia, vive muy ligada al deporte rey. Hasta son capaces de unir a los dos mejores jugadores del momento: Messi y Cristiano siempre saltan los últimos al campo.

Casillas: camiseta recortada y medias dadas la vuelta

Quizás uno de los jugadores en activo que más supersticiones sigue es Iker Casillas. El actual arquero del FC Porto sigue un curioso protocolo antes de cada partido. Recorta las mangas y parte del cuerpo de sus camisetas para que estén a la altura que le gusta. Además, siempre juega con calentadores y lleva las medias del revés. Esto último por consejo de un preso de etnia gitana.

Pero, una vez dentro del campo, y antes de empezar el juego, siempre traza con su pierna izquierda un surco que va desde la media luna del área hasta la línea de gol. Además, siempre que su equipo marca un gol, toca el larguero con la mano izquierda.

Otro futbolista, ya en retiro, que le sigue muy de cerca al campeón del mundo español es David Beckham. El inglés reveló hace unos años que tiene un desorden obsesivo-compulsivo que le hacía tener manías muy curiosas. Como por ejemplo poner las cosas en línea recta o por pares. Aunque la más conocida es comprarse calzoncillos cada poco tiempo ya que solo los usaba una vez y después los tiraba.

En busca de la gallina ‘gafe’ en el BBVA Bancomer

Y es que supersticiones hay de todo tipo, e incluso negativas. Como es el caso de la gallina que supuestamente enterraron aficionados de Tigres, rival de Rayados, durante la construcción de su nuevo estadio, el BBVA Bancomer. Un mal fario al que muchos culpan tras las tres finales perdidas por Monterrey como local. La primera en 2016 ante Pachuca, la más reciente ante Tigres y una del equipo Sub-17 que también cayó en una final ante Chivas.

estadio-bbva-bancomer-monterrey-bbva-efe

¿Existe un 'gafe' en el Estadio BBVA Bancomer?

Gareca: veto a Marc Anthony

El caso del técnico de Perú, la selección patrocinada por BBVA Continental, Ricardo Gareca, es otro digno de estudio. Sus cábalas, aparte de su gran trabajo táctico, han servido para que Perú regrese 36 años después a un Mundial. Las supersticiones son variadas y tan variopintas como prohibir a sus jugadores escuchar canciones de Marc Anthony, al que le atribuye un poder negativo sobre los jugadores que entrenaba en Colombia en 2006, hasta fotografiarse días antes de un partido con una novia cercana a casarse. Cuentan que se le puede ver acercándose a un banquete de bodas o una iglesia.

Aunque la música casi siempre se relaciona con un equipo en forma de amuleto. Como, por ejemplo, la canción usada por Colo-Colo en el año 1991 para salir campeón de la Copa Libertadores. En su autobús siempre sonaba a todo volumen la “Sopa de Caracol” del grupo ‘Banda Blanca’.

Otro entrenador que también tenía multitud de supersticiones es Carlos Salvador Bilardo, seleccionador de Argentina en México 1986 e Italia 1990. El técnico argentino siempre llevaba una estatua de la virgen de Luján a la cancha y no dejaba a sus jugadores comer pollo en las concentraciones porque lo asociaba a la mala suerte. Además, en el autobús, los jugadores siempre iban sentados en el mismo lugar.

Algo que también hace Cristiano Ronaldo, quien siempre ocupa el mismo lugar en el trayecto en autocar del equipo y además se baja el último. Al contrario sucede en los aviones, el luso siempre se baja el primero. Pero no queda ahí, su ritual de salida al campo, con salto incluido, los pasos y la respiración antes de cada falta e incluso la celebración habitual, con grito, ya forman parte de su colección de rituales.

Hasta la astrología podía ser decisiva para un entrenador a la hora de hacer las convocatorias. Así es el caso de Raymond Domenech, técnico galo, que se ayudaba de una astróloga, quien le decía qué jugadores estarían más acertados o iluminados. Quien siempre lo estaba sobre el campo era el brasileño Ronaldo, que no tiraba a puerta nunca en los entrenamientos para “no gastar goles”.

‘La princesa a caballo’, mito en Chile

¿Y cómo una muñeca puede ser el amuleto de una selección? Pues la respuesta la tendrán los chilenos que encontraron en la ‘Princesa a Caballo’, una muñeca pequeña ‘made in China’, que se convirtió en todo un objeto de culto que muchos guardan como cábala cada vez que juega Chile. Fue un comercial que se viralizó en todo el país y sirvió de ayuda para que Chile venciera a Bolivia y Venezuela en los partidos clasificatorios a Sudáfrica 2010.

Los ‘cocodrilos sagrados’

Agencias internacionales se hicieron eco ante un hecho reportado por la prensa local en 2008. La directiva del equipo de segunda división del Midland Portland Cement, de Zimbabue, decidió llevar a sus jugadores a bañarse al río Zambezi para “alejar a los malos espíritus”. 16 jugadores se bañaron, solo 15 volvieron a la orilla de unas aguas infestadas de cocodrilos. Nunca se conoció bien lo que le sucedió a ese futbolista.

En Ruanda, prohibida la brujería por un gol ‘mágico’

El fútbol en África llega a una dimensión superior en el asunto de la superstición. La federación de fútbol de Ruanda anunció que sancionará económica y deportivamente a quienes utilicen la brujería. Una decisión tomada tras lo ocurrido en el choque entre el Mukura Victory y el Rayon Sports. Un delantero, que remató al palo de cabeza, anotó gol instantes después y en un remate parecido. Algo que entra dentro de lo que es el fútbol pero que sucedió tras colocar algo cerca del palo. El árbitro amonestó al jugador pero el gol subió al marcador.

Otro equipo africano al que también se le acusó de hacer magia negra fue el Mamelodi Sundowns, que logró su primera Champions africana ante el Zamelek. El Sundowns ganó 3-0 en la ida pero en la vuelta, su rival solo anotó un gol y falló multitud de ocasiones. “¿Es normal fallar 18 ocasiones claras de gol? Eso no fue normal, había magia y hechicería de por medio”, declaró el presidente del club egipcio tras el choque.

Múltiples y variados ejemplos de cómo en el fútbol se juega con un jugador más, la suerte, o desgracia del rival. Luego ya el asunto Ramsey es ir más allá, pero si el ‘Pulpo Paul‘ lo hizo habrá que empezar a creer.

Otras historias interesantes