Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Viajes y aventura 24 oct 2018

Todo lo que hay que saber sobre el equipaje de mano en los vuelos

Si se va a volar y el equipaje que se lleva no es excesivo, lo más cómodo suele ser cargar con una pequeña maleta o mochila y no tener que facturarla. Así se evita permanecer más tiempo en el aeropuerto tanto antes como después del vuelo o que la pertenencia se extravíe. El problema de llevar el equipaje consigo puede surgir a la hora de pasar las cada vez más estrictas exigencias sobre las medidas y el peso de la maleta que las aerolíneas imponen a los pasajeros.

Volar con equipaje de mano requiere conocer bien cuáles son las limitaciones tanto físicas como de contenido a las que se enfrenta el viajero. Las segundas son comunes a los que vuelan con cualquier aerolínea puesto que están establecidas por la IATA –la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, por sus siglas en inglés–, mientras que las primeras dependen de lo que considere cada compañía aérea.

Las limitaciones que deben tenerse en cuenta

1. En cuanto al contenido

Objetos metálicos, punzantes o con filo

No es infrecuente ver cómo hay viajeros que llevan consigo, a la hora de pasar el control de seguridad en el aeropuerto, objetos para uso diario que no están permitidos y que, por tanto, acaban quedándose consignados en el mismo control. Útiles como los sacacorchos, las tijeras grandes, las navajas de afeitar o los cúter, están terminantemente prohibidos para ocupar un espacio en el equipaje de mano.

Sin embargo, otros elementos como las tijeras pequeñas (de menos de seis centímetros de hoja), las tijeras de punta redonda de cualquier longitud, las maquinillas de afeitar desechables, los cortauñas, las pinzas, las agujas de tejer o de coser o, incluso, los paraguas y los mecheros están permitidos.

– Líquidos

A pesar de que cuando se viaja en avión hay que llevar elementos destinados a la higiene personal,  se debe prestar atención a las limitaciones volumétricas existentes en la normativa y ser previsores. El límite está establecido en los 100 mililitros por envase y por lo tanto, productos como el champú, el gel, el desodorante, la pasta de dientes, el acondicionador capilar, la colonia, el perfume o la espuma de afeitar no van a poder exceder la barrera citada para formar parte del equipaje de mano. Para evitar problemas en este sentido existen dos opciones: comprar esos productos en tamaños iguales o menores a los 100 ml o comprar envases vacíos de ese tamaño y trasladar a los mismos la cantidad correspondiente de envases más grandes de los que se disponga en casa.

Conviene recordar que además de adecuarse a la limitación en cuanto al tamaño, cada uno de esos frascos deberán ir dentro de una bolsa transparente que cuente con un sistema de cierre y que en ningún caso supere el litro de capacidad. Asimismo, cabe señalarse que cada pasajero puede portar solo una de las citadas bolsas.

Por otra parte, el viajero podrá embarcar en el avión bebidas alcohólicas o perfumes que superen en tamaño los 100 mililitros siempre que hayan sido adquiridos en las tiendas del aeropuerto, vayan dentro de una bolsa de seguridad precintada y ésta contenga de manera visible el tique de compra correspondiente. Estos productos no podrán extraerse de la bolsa hasta la llegada al destino.

– Dispositivos electrónicos

Cada uno de los dispositivos electrónicos que el viajero quiera llevar encima deben pasar el control de seguridad aeroportuario en una bandeja independiente. Tanto si se trata de los más habituales hoy en día como los portátiles, las tabletas o los móviles, como de otros como las cámaras de fotos o vídeo, los transistores, las grabadoras de voz, los cepillos de dientes y las maquinillas de afeitar eléctricas o los secadores y las planchas para el pelo.

En algunos países como el Reino Unido o los Estados Unidos, se muestran aún más restrictivos y no permiten que se viaje con un equipaje de mano que contenga dispositivos electrónicos cuyo tamaño sea mayor que el de un teléfono móvil.

– Medicamentos

La legislación europea permite viajar con medicamentos y recomienda que se lleven en el equipaje de mano y, siempre que sea posible, acompañados de la receta o la prescripción médica correspondiente porque podrían ser requeridas en el control de seguridad.

Los medicamentos líquidos no están sujetos a las restricciones que afectan al transporte de líquidos en el equipaje de mano siempre que su uso sea necesario durante el vuelo de ida y/o de vuelta.

En el caso de que el viajero precise algún utensilio médico, como jeringuillas para los diabéticos, deberá advertir de ello a la aerolínea con la que viaje para que ésta le informe del procedimiento a seguir.

Por último, en el caso de que se vaya a viajar a algún país de fuera de la Unión Europea, se recomienda consultar la normativa de entrada de medicamentos en ese país con la propia compañía aérea.

– Alimentos para el bebé

Cuando se viaja con un niño de corta edad, está permitido llevar en el equipaje de mano la comida que el pequeño vaya a necesitar ingerir durante el viaje de ida y vuelta, así como en la estancia. Para ello, el responsable del niño debe separar el alimento para el momento del paso por el control de seguridad aunque no tiene por qué ir en una bolsa transparente con dispositivo de cierre.

2. En cuanto a las dimensiones

Salvo alguna excepción –como en el caso de Ryanair o Emirates, entre otros–, las aerolíneas permiten al viajero volar con dos bultos como equipaje de mano de manera gratuita. Uno más grande, que puede ser una pequeña maleta o una mochila, y otra menor, como un maletín o un bolso. Aunque cada compañía aérea tiene sus propias normas y medidas máximas permitidas, por lo que se recomienda informarse de las mismas antes de salir de camino hacia el aeropuerto.

Estos son los requisitos para los equipajes de mano de las principales aerolíneas listadas por orden alfabético:

Aeroflot: Un bulto de 55 x 40 x 20 cm. y 10 kilos más un bulto pequeño (sin especificar).

Air Europa: Un bulto de 55 x 35 x 25 cm. y 10 kilos más un bulto pequeño de 35 x 20 x 30 cm.

Air France: Un bulto de 55 x 35 x 25 cm. más un bulto pequeño de 40 x 30 x 15 cm. (para un máximo total 12 kilos).

Alitalia: Un bulto de 55 x 35 x 25 cm. y 8 kilos más un bulto pequeño (sin especificar).

American Airlines: Un bulto de 56 x 36 x 23 cm. más un bulto pequeño de 45 x 35 x 20 cm.

British Airways: Un bulto de 56 x 45 x 25 cm. más un bulto pequeño de 40 x 30 x 15 cm.

Brussels Airlines: Un bulto de 55 x 40 x 23 cm. más un bulto pequeño de 40 x 30 x 10 cm. (para un máximo total 12 kilos).

Canary Fly: Un bulto de 45 x 35 x 25 cm. (6 kilos).

Delta: Un bulto de 56 x 35 x 23 cm. más un bulto pequeño (sin especificar).

EasyJet: Un bulto de 56 x 45 x 25 cm. más un bulto pequeño de 40 x 30 x 10 cm.

Emirates: Un bulto de 55 x 38 x 20 cm (7 kilos).

Eurowings: Un bulto de 55 x 40 x 23 cm. (8 kilos) más un bulto pequeño de 45 x 36 x 20 cm.

Iberia: Un bulto de 56 x 45 x 25 cm. más un bulto pequeño (sin especificar).

KLM: Un bulto de 55 x 35 x 25 cm. más un bulto pequeño de 40 x 30 x 15 cm. (para un máximo total de 12 kilos).

Latam: Un bulto de 55 x 35 x 25 cm. (10 kilos) más un bulto pequeño de 45 x 35 x 20 cm.

Lufthansa: Un bulto de 55 x 40 x 23 cm. (8 kilos) más un bulto pequeño de 30 x 40 x 10 cm.

Norwegian: Un bulto de 55 x 40 x 23 cm. (10 kilos) más un bulto pequeño de 25 x 33 x 20 cm.

Qantas: Un bulto de 56 x 36 x 23 cm. (7 kilos) más un bulto pequeño (sin especificar).

Qatar Airways: Un bulto de 50 x 37 x 25 cm. (7 kilos) más un bulto pequeño (sin especificar).

Ryanair: Un bulto de 40 x 20 x 25 cm. más un bulto pequeño de 35 x 20 x 20 cm. (previo pago por este último por embarque prioritario de entre 6 y 8 euros).

Swiss: Un bulto de 55 x 40 x 23 cm. (8 kilos) más un bulto pequeño de 40 x 30 x 10 cm.

Tap Portugal: Un bulto de 50 x 40 x 20 cm. (10 kilos).

Transavia: Un bulto de 55 x 40 x 25 cm. (10 kilos).

Turkish Airlines: Un bulto de 55 x 40 x 23 cm. (8 kilos) más un bulto pequeño (sin especificar).

Vueling: Un bulto de 55 x 40 x 20 cm. (10 kilos) más un bulto pequeño de 35 x 20 x 20 cm.

Wizz Air: Un bulto de 40 x 30 x 2o cm. (10 kilos).

Otras historias interesantes