Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos exteriores 12 abr 2018

Treinta Estados participarán en la VIII Cumbre de las Américas en Lima

La ciudad de Lima será sede esta semana de la VIII Cumbre de las Américas, a realizarse los días 13 y 14 de abril, con la presencia de representantes de 30 Estados de la región. Latinoamérica llega a esta cumbre en un contexto de recuperación comercial y enfrentando retos enmarcados en el plano político, mientras que Perú fortalece su posición regional como anfitrión de esta cita de alto nivel.

Según el informe ‘Situación Latinoamérica’ de BBVA Research, publicado en febrero, América Latina crecerá 1,7% en 2018 y 2,5% en 2019, consolidándose así el cambio de tendencia en la región después de una desaceleración de cinco años (2011-2016).

Diferentes analistas coinciden en que habrá por delante dos años de crecimiento a nivel mundial y que el comercio global aumentará por encima del PIB mundial, con precios históricamente altos en los productos de exportación de Latinoamérica.

En este escenario, el jefe de estudios económicos del BBVA Research Perú, Hugo Perea, destaca que la recuperación de Brasil, la segunda economía de América y la sexta del mundo, sirve como locomotora a varios países de la región.

“Siendo ya la economía más grande de la región estamos viendo un rebote en el crecimiento y esto se toma como algo positivo porque Brasil tiene mucha influencia sobre otras economías como las de Argentina, Uruguay y Paraguay”, detalla Perea.

Concertación y diálogo

La Cumbre de las Américas es un mecanismo de concertación y diálogo político, que se inició en 1994 y reúne periódicamente a los jefes de Estado y de Gobierno del continente con el objetivo de acordar soluciones comunes a temas prioritarios de la región.

Estas cumbres, que se celebran cada tres años, ofrecen la oportunidad a los presidentes de definir conjuntamente una agenda hemisférica, que aborda los desafíos urgentes e impulsa un cambio positivo para afrontarlos.

En el caso particular de Perú y de la administración del nuevo presidente de la República, Martín Vizcarra, la presencia de 20 dignatarios invitados constituyen un sólido respaldo al país y un reconocimiento a su liderazgo en el ámbito hemisférico.

En tanto, la Casa Blanca anunció que el presidente estadounidense, Donald Trump, no asistirá a la cumbre y enviará en su lugar al vicepresidente Mike Pence. “El presidente permanecerá en EE. UU. para supervisar la respuesta estadounidense a Siria y vigilar los acontecimiento globales”, explicó Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca.

Se trataba del primer viaje de Trump a Latinoamérica desde que llegó a la Casa Blanca a comienzos del 2017.

El tema central de la Cumbre será ‘Gobernabilidad Democrática Frente a la Corrupción’, pero se espera que las políticas proteccionistas impulsadas por Estados Unidos para imponer aranceles extraordinarios a las importaciones estadounidenses de acero y aluminio también sean tema de discusión en la cita de Lima.

El liderazgo de Perú

Por otra parte, Néstor Popolizio, jefe de la diplomacia peruana, ha señalado que el Perú asumirá a partir de mayo la presidencia de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que permitirá trabajar de forma conjunta con Colombia, Bolivia y Ecuador para profundizar y dinamizar su integración en el ámbito andino.

De la misma forma, el canciller adelantó que, luego de la próxima reunión de la Alianza del Pacífico, prevista para el 25 de julio en México, el Perú asumirá la presidencia de este bloque de integración.

Perú, además, asumió desde el pasado 1 de abril la presidencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el principal órgano que vela por la paz y seguridad internacional, lo que es una muestra de la confianza que existe en el país a nivel internacional.

Otras historias interesantes