Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ulrich Quintero, ciclista por legado familiar

Al equipo de deportistas que patrocina BBVA Colombia desde el área de responsabilidad social —que integran más de 25 jóvenes talentos de diferentes disciplinas— llega un ciclista. Se trata de Ulrich Quintero, quien desde los siete años está dedicado a este duro deporte y desde las pistas y carreteras se prepara todos los días para demostrar que tiene futuro y que con un envidiable palmarés de triunfos nacionales e internacionales, va por más.

Ulrich Santiago Quintero lleva en su sangre el ciclismo. Hernando, su padre, y su mamá, Elizabeth, se lo han transmitido. Hernando es ciclista activo al que hoy en día se conoce como ‘El Gordo’ Quintero. En sus años mozos fue campeón bolivariano y ahora, además de seguir con las bielas desde su bicicletería en el barrio 7 de Agosto, de Cali, también dirige competencias y hace parte de diferentes comités, junto a su esposa, que también tiene las riendas de varios espacios para ciclistas aficionados en las comunas del norte de la capital del Valle.

Por eso, Ulrich, desde niño, está ligado a las bicicletas y en sus diferentes etapas de crecimiento como ciclista y deportista ha obtenido un sinnúmero de títulos. Hoy hace parte del grupo de deportistas de Cali y del Valle que, como el atleta paralímpico, Francisco Sanclemente; las judocas ‘gemelas maravilla’, Catalina y Valeria Guerrero; el patinador, Andrés Felipe Muñoz; la heptatlonista, Sofía Salazar Cruz y el ex arquero Óscar Córdoba, son patrocinados por BBVA Colombia.

Ulrich,Quintero,deportista,patrocinado,por,BBVA,Colombia

Ulrich Quintero, deportista patrocinado por BBVA Colombia.

Este pedalista caleño se convirtió en el rey del ciclismo en los Juegos Intercolegiados Supérate, realizados en Cali.  Cuando tenía 16 años se impuso categóricamente en las pruebas de la ‘scratch’, eliminación y contra reloj individual, y logró dos medallas de plata en la persecución individual y la prueba de ruta en línea, sumando así tres medallas de oro y dos de plata; preseas que lo dejan como el gran campeón de los juegos deportivos. “Cumplí mi cometido, quería ser el campeón de los juegos y lo logré gracias a Dios y a mi padre que siempre está conmigo y a mi mamá, que siempre reza porque me vaya bien.”

Hoy, a sus 20 años y trabajando al lado de su padre en la bicicletería, sigue adelante con su sueño. “Soy ciclista de pista y ruta; en la pista corro medio fondo y en ruta me destaco en las etapas en terreno llano”, dice con seguridad Ulrich, que hace parte de las categorías élite y sub 23 de la Liga de Ciclismo del Valle.

Ulrich Quintero, quien ya porta el uniforme de BBVA, se siente feliz al hacer parte del grupo de deportistas que patrocina la entidad financiera, en el que él es el primer ciclista. “Es un patrocinio que estaba buscando y que espero me permita allanar el camino hacia el profesionalismo”, dice Ulrich, quien además combina su entrenamiento con estudios virtuales en el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA).

Es un patrocinio que estaba buscando y que espero me permita allanar el camino hacia el profesionalismo”

Este joven talento de las pistas por estos días compite en la Vuelta al Valle, un certamen ciclístico que durante cinco días recorre gran parte del territorio de este departamento caracterizado por su cultivo tradicional: la caña de azúcar.

Entrenamiento de Ulrich Quintero por las carreteras colombianas

Entrenamiento de Ulrich Quintero por las carreteras colombianas.

“La Vuelta al Valle será mi primera competencia este año y lo hago más como preparación para los campeonatos nacionales de Pista y de Ruta, Vuelta al Tolima y la Vuelta a de la Juventud”, comenta Ulrich, quien ya tiene en su haber un palmarés impresionante que incluye triunfos internacionales: Campeón prueba por puntos de pista Copa Colombia, campeón juvenil del Ómnium en el Grand Prix de Pereira, campeón en Tangamanga en San Luis Potosí y subcampeón de Critérium en Villa de Pozos, en San Luis Potosí, ambos en México, entre otros.

Para este deportista, que desde su casa recibe todo el apoyo para sus competencias y entrenamiento, la preparación es fundamental. “Yo salgo de mi casa por lo general todos los días a entrenar ruta y hago entre dos y siete horas; a veces hago pista para alguna competencia y voy dos veces al velódromo Arístides Nieto Patiño”, dice Ulrich, quien combina su formación con el trabajo en el almacén de su padre, quien fuera Campeón Bolivariano de Ciclismo y que aunque hoy en día lo llamen ‘El Gordo’ Quintero, no deja atrás su afición y su amor por las bielas, pues es un organizador y un dirigente consumado de este deporte en el Valle y en Cali.

Otras historias interesantes