Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 08 nov 2018

Una cuenta de ahorro para niños, la manera divertida de fomentar un buen hábito

Se acerca diciembre y los niños son los que más reciben regalos de toda la familia. Sin embargo, según especialistas, desde hace algunos años se está desarrollando una tendencia global que han denominado ‘niños hiperregalados’ que hace alusión a los niños que reciben regalos en exceso. ¿Qué pasaría si ese exceso de regalos se convirtiera en una cuenta de ahorro para niños?

Así como los adultos, los niños también viven expuestos a un sinfín de mensajes consumistas: juguetes de moda, nuevos video juegos, tecnología y las comparaciones entre compañeros también abonan por ser un comportamiento típico de la edad.

El problema no es regalar, pero sí lo es cuando se hace en exceso hasta el punto de que los pequeños quieren todo cuanto exista, vean o alguien más tenga. Es una etapa de la vida porque cuando el niño va creciendo aquella colección de superhéroes pasa a segundo término y se les olvida por completo. ¿Y cuánto gastaron los papás?

Afortunadamente a los padres en algún momento toman conciencia de esto y si lo que se busca es crear buenos hábitos desde pequeños, una cuenta de ahorro para niños es el regalo ideal.

BBVA Bancomer lanzó la primera cuenta de ahorro digital especialmente para niños y jóvenes que ya tengan un celular para proporcionarles una experiencia digital y divertida. Con ella pueden ahorrar, consultar su saldo, solicitar dinero, disponer de efectivo en cajeros automáticos y aprender de manera lúdica el valor del dinero, su uso, así como el rol y función que tienen los bancos.

Además de ser una cuenta digital, se les otorga una tarjeta de débito para pagar en establecimientos, también la pueden personalizar con ayuda de sus padres escogiendo uno de los cuatro modelos disponibles y decidir si quiere poner su nombre o el alias que será impreso en su tarjeta.

Una cuenta de ahorro para niños es el regalo ideal para crear buenos hábitos financieros

Tres formas para incentivar el ahorro de los niños una vez que ya tienen su cuenta de ahorro.

1.- Saber el valor del dinero. A edades tempranas los niños no saben el valor de las cosas ni de dónde sale el dinero. En cambio, si se les proporciona una cuenta de ahorro para niños, sabrán hacer la diferencia cuando se les dé una aportación para su ahorro por haber logrado algo que vaya acorde a su edad: una buena calificación, esforzarse en alguna actividad o contribuir para alguna meta específica ¿qué tal aquel juguete o videojuego que quiere y que sus padres le han dicho que  puede ahorrar para comprarlo?

2.-Ponerse metas. Cuando un niño ve algo y lo quiere en ese momento su meta es alcanzable. Enseñarles a planear, se convierte, además, en una agradable en una actividad de familia y el pequeño aprenderá cuánto debe de ahorrar para cumplir la meta y determinar el plazo para concretarla y así, el ‘domingo’ tendrá otra connotación.

3.- Hacer crecer su dinero. Si lo que el pequeño busca es comprar aquello que anhela en un plazo más corto de lo planeado, los padres pueden motivar a su hijo a ser emprendedor explicándole, por ejemplo, que, si toma una parte de su ahorro y lo invierte comprando dulces, puede venderlos a los vecinos o a los familiares en la siguiente ocasión que se reúnan, de tal modo que podrá recuperar su inversión y obtener una ganancia que le haga reducir el tiempo para cumplir la meta.

Otras historias interesantes