Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Deporte 05 jul 2018

Uruguay, días de gloria en lo más alto del fútbol mundial

Estamos a horas nada más. El reloj parece no avanzar y la expectativa crece devorando los nervios de un país entero; aún de aquellos que están pendientes del fútbol solo cada cuatro años.

Empezaron 32, pero los que sueñan y tienen derecho a ilusionarse a partir de ahora son solo ocho países, cuyas selecciones están ahora en lo más alto del planeta fútbol. Por el camino han quedado algunos históricos como Italia, Holanda y Estados Unidos, que desde 1990 participaron en todas las copas del mundo; sin dejar de mencionar a Chile, actual bicampeón de la Copa América, que contra todo pronóstico se quedó fuera del Mundial de Rusia.

Asimismo, otros que habiendo sido campeones, como Alemania, España o Argentina, sorpresivamente fueron eliminados y tendrán que esperar a resolver sus contiendas internas para mejorar un poco lo jugado en Rusia. Tal es el caso de los jugadores españoles y argentinos, que pagaron muy caro la falta de organización en esta Copa del Mundo.

Una vez más, Uruguay está entre los ocho mejores y con gran ‘chance’ para seguir avanzando y llegar a la semifinal, desde donde podría dar el salto para disputar la final del campeonato.

Este pequeño país, que cuenta con una población total que bien podría ser la de un barrio de Sao Paulo, la capital de un país o una ciudad importante, se las ingenia siempre para estar dentro de los primeros lugares, siendo a veces una piedra en el zapato de muchos gigantes que se preguntan cómo lo hace.

Tal vez lo califiquen como milagroso. No se sabe. La imaginación podría darnos una o mil respuestas, pero lo importante es pensar que siempre se puede lograr un poco más y ese es el mensaje que nos deja la selección uruguaya de fútbol, cuya esencia se mantiene. Su director técnico, el maestro Óscar Washington Tabárez, lo hizo de nuevo: volvió a colocar a Uruguay en lo más alto. El respeto, la admiración, así como algunos logros deportivos alcanzados y hasta los intentos de imitarlo, son muestras inequívocas que desde 2006 se va por el buen camino.

Siempre se puede lograr un poco más es el mensaje que nos deja la selección uruguaya de fútbol

Hay un proyecto y una política de selección que solo conduce a estar siempre en la más alta consideración a nivel mundial. Todo un fenómeno que logró que desde las selecciones formativas hasta la mayor lo tomen como ejemplo. Gracias a esos atributos, Uruguay se encuentra con jugadores de otras selecciones que confiesan que siempre tratan de evitarlos y no cruzarlos; o con técnicos que se acercan a saludar a su colega uruguayo para darle un abrazo y manifestar su enorme agradecimiento por ser un ejemplo a seguir e inspiración profesional, admitiéndolo tanto en privado como en público.

De cara al partido del viernes, enfrentar a Francia no será fácil. La presencia de Edinson Cavani es incierta y casi con seguridad que no estará dentro del grupo titular; pero contar con él cerca del plantel, sin duda dará a sus compañeros y a todo un país la energía y la esperanza de ganar de nuevo para seguir y llegar a jugar los siete partidos.

Ganar o perder en esta instancia determina seguir o volver. Y lo que sí es seguro es que este grupo de hombres íntegros en valores, sencillez y en humildad por encima de lo deportivo, que son capaces de ayudar a los utileros cargando los materiales al entrenamiento o de crear y seguir participando en silencio y anónimamente en una fundación, están otra vez en lo más alto del fútbol mundial.

Todo un país ya está agradecido por mantener viva esa ilusión y provocar respeto y admiración en todas partes del mundo.

¡Qué lindo que es ser uruguayo! Y qué lindo para estos jugadores poder representar al país. ¡Qué lindo es ver cómo se emocionan cuando visten ‘la Celeste’!

Otras historias interesantes