Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El abc de las coberturas cambiarias en México

Recientemente, el Banco de México (Banxico) colocó por primera vez coberturas cambiarias liquidables en pesos por 1,000 millones de dólares ofrecidas en una subasta. El banco central mexicano la calificó como una exitosa colocación que superó en 2.1 veces la oferta. Con esta operación se busca contener la volatilidad en el tipo de cambio del peso mexicano contra el dólar estadounidense.

Pero, ¿qué es una cobertura cambiaria? Existen distintos tipos. En esta ocasión, Banxico subastó ‘forwards no entregables’ (o coberturas liquidables en pesos mexicanos); es decir, que pagará solo la diferencia en pesos a los bancos que hayan comprado coberturas al tipo de cambio pactado, por lo que este mecanismo no tendría que impactar en las reservas internacionales de divisas del banco central.

Para esta colocación, Banxico realizó una subasta (con seis plazos distintos), en la que se fijó un precio del dólar mínimo, máximo y ponderado, con vencimientos a 30, 60, 101, 178, 283 y 360 días; es decir, en abril, mayo, junio, agosto, diciembre de 2017 y en enero de 2018, respectivamente.

¿Qué es un ‘forward’ de divisas?

La cobertura cambiaria puede llevarse a cabo mediante distintas herramientas y una de ellas es el ‘forward’, que es un contrato entre dos partes. En este caso, el contrato es entre Banxico y cada una de las instituciones financieras, mediante el cual se precisa la compra o venta de una moneda fijando hoy el tipo de cambio futuro, el plazo, el monto y forma de entrega.

Para entenderlo de manera simplificada es necesario ejemplificar. Se puede decir que José quiere comprar una casa dentro de un año. Por otro lado, Xóchitl tiene una casa en una zona residencial de la Ciudad de México en donde los inmuebles son valuados en dólares, y puso su casa en venta por 500.000 dólares. Pero Xóchitl desea venderla dentro de un año.

En este caso, ambas partes podrían firmar un contrato a plazo o ‘forward’. Digamos que ambos están de acuerdo en el precio de venta de un año de 506,000 dólares, y José y Xóchitl firman el ‘forward’. Al cabo de un año, que es la fecha que se estableció en el contrato, resulta que por el comportamiento actual del mercado inmobiliario y la volatilidad del tipo de cambio, entre otros factores, la casa aumentó su valor a 510,000 dólares. En este caso, Xóchitl tendrá que vender la casa en el precio pactado un año antes (506,000 dólares), con lo cual obtendría un ingreso menor en 4,000 dólares, pero un  beneficio neto y real de 6,000 dólares; en tanto que José obtiene una ganancia de 4,000 dólares, es decir, la diferencia entre el precio actual y lo pactado un año antes por la compra.

Según algunos analistas, la cobertura cambiaria se ha convertido en una herramienta interesante que no sólo reduce el riesgo, sino que permite realizar operaciones a futuro con un tipo de cambio fijo, sobre todo para que las empresas de diversos sectores que realizan transacciones regularmente con otras divisas como el dólar, puedan tener una mejor planeación de sus finanzas.

En este tipo de transacciones será indispensable la asesoría de un experto. BBVA Bancomer  ofrece a sus clientes corporativos  la certidumbre que necesita para su negocio, a través de las distintas coberturas financieras. Con éstas sabrá con certeza los flujos que generarán las obligaciones que haya contraído, tanto en pesos mexicanos como en otras divisas, puesto que conocerá desde un inicio el tipo de cambio y/o tasa, independientemente de los movimientos que estos tengan en el transcurso del tiempo.

Otras historias interesantes