Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología 10 ene 2017

Alexa y los asistentes de voz, los grandes protagonistas de CES 2017

Las Vegas es parada obligada del mundo techie en enero. Como cada año, el Consumer Electronic Show, también conocido como la feria CES, desembarca en la capital del juego para dar el pistoletazo de salida al curso tecnológico.

Los gigantes de la industria tecnológica y las startups más prometedoras se han dado cita con la esperanza de marcar tendencia y dar con el producto que romperá todos los récords. Después de todo aquí se lanzó el primer iPhone hace una década, por ahora un éxito difícil de repetir.

Con cerca de 3.800 empresas expositoras, 230.000 metros cuadrados, la mayor superficie jamás utilizada en ediciones anteriores, el CES forma parte del mayor trío de eventos tecnológicos mundiales. Todavía quedan por ver qué nos depararán el MWCMobile World Capital– de Barcelona, del 27 de febrero al 2 de marzo, y las ediciones de la IFA –International  Funkausstellung– de Shenzhen, China, del 4 al 6 de mayo, y la feria de Berlín, celebrada del 1 al 6 de septiembre de 2017.

En esta 50 edición del CES ha llamado la atención la alta participación de startups francesas, que ocuparon un destacado tercer lugar por detrás de China y EE.UU. y la aparición de nuevas áreas de innovación como las tecnologías para el sueño, belleza y energía inteligente. La realidad virtual, la gran estrella de la edición pasada, pierde fuelle pese al enorme interés de las empresas por masificar su adopción más allá de los videojuegos.

El claro ganador, sin embargo, ha sido el Internet de las Cosas, que unido a la Inteligencia Artificial, acapararon la atención -y los metros cuadrados- del evento. La apuesta por la conectividad de objetos como coches, zapatos, cepillos, frigoríficos, ha sido el mantra de la feria, que ya no concibe dispositivos aislados. Como comentaba BK Yoon, chief executive de Samsung “en 2015, estuvimos enfocados en conectar dispositivos, ahora nos movemos más allá de la simple conexión”. 2017 da ese paso: la idea es tenerlo todo conectado y controlado a golpe de comandos de voz.

LG presentación en CES 2017 CRÉDITO: LG Newsroom

Los comandos de voz también llegan a los frigoríficos

Alexa para todos

Amazon, a pesar de no haber presentado ningún producto revolucionario, ha sido uno de los protagonistas con su asistente de voz Alexa. La firma ha rentabilizado su participación gracias a colaboraciones con diversas empresas que han visto el potencial de Alexa. De hecho, Amazon se ha atrevido a proponer Alexa como un estándar del sector, al estilo de Siri de Apple, Google Now o Cortana, que compiten en el sector móvil. Alexa está llegando más allá y quiere integrarse en los hogares para ayudar en los procesos de compra -en Amazon, por supuesto-, conocer información del tráfico, del clima, realizar acciones como poner contenido en el televisor…

Las colaboraciones más comentadas durante la feria han sido:

  • Ford. Ha convertido a Alexa en la asistente para el conductor. Permitiría desde el automóvil controlar dispositivos del hogar, así como hacer una compra a través de Amazon.
  • LG. Revolucionó con la presentación del frigorífico LG Smart InstaView Door-in-Door, que incorpora el comando inteligente de voz con el sistema operativo de WebOs. Este nuevo concepto de nevera permite ver su interior, sin necesidad de abrirla, gracias a su pantalla LCD táctil de 29 pulgadas, gestionar los alimentos almacenados, apuntar recetas o crear recordatorios.
  • Whirlpool. También quiere entrar en la industria de los electrodomésticos inteligentes, por lo que ha presentado su lavadora Skill, conectada a Alexa, con la que hacer la colada es más fácil que nunca.
  • Huawei. El gigante chino ha decidido también apuntarse al carro de los asistentes, por lo que incorporará Alexa en su nuevo modelo Mate 9, una phablet que pretende superar a sus rivales en el mercado de los teléfonos inteligentes.

Otras innovaciones

Como no podía ser de otra manera en una feria de productos de consumo (masivo), los televisores han tenido un papel protagónico. La competición de este año: el televisor más delgado y el más conectado. La disputa ha estado muy reñida con LG, y su Oled TV de 2,57 mm de espesor,  Samsung, y su línea QLED TV con un centro de control inteligente para el hogar ultra conectado, y Sony con su gama de televisores OLED. El Bravia A1E tiene un grosor de 2.5mm, con altavoz incorporado en la pantalla y conectado con Google Home.

La industria del automóvil también ha hecho ruido con sus coches sin conductor. Faraday, rival de Tesla, ha presentado su coche del futuro, el FF91. Directivos de la compañía explicaron las bondades y diferencias con sus competidores: “Nuestro coche inteligente aprenderá de ti. Te reconocerá, para empezar, pero también sabrá cómo quieres el asiento o a dónde sueles ir”, explicaba Hong Bae, responsable del sistema de conducción autónoma. Es cierto que tampoco dieron demasiados detalles, ni precio, ni demasiado tecnicismo a la hora de explicar cómo se desarrollará internamente. Muchos de los asistentes, como Mike Murphy, periodista de Quartz, hablaban con escepticismo sobre la presentación de la compañía, que incluso falló en su demo de autonomía al aparcar.

En el área de “nuevas categorías” han destacado la cama Sleep Number 360, que permite gestionar el ambiente para tener un sueño de lo más reparador, calienta las sábanas, se ajusta a la espalda e incluso, puede detectar y prevenir ronquidos levantando ligeramente el respaldo. Otro de los más comentados ha sido el Hair Coach de Kérastase que ha revolucionado el concepto de cepillo de pelo convencional. Desarrollado por Withings, compañía de Nokia, permite ayudar a reparar el cabello con un micrófono, un acelerómetro, sensores de conductividad y tres células de carga que miden la fuerza aplicada, todo ello para recabar información que se muestra en una app de móvil, con el objetivo de entender y mejorar los patrones de cepillado.

Aunque la utilidad -y necesidad- de algunos de los inventos se han visto cuestionados, el CES 2017 ha instaurado las bases de lo que se impondrá este año: más dispositivos conectados, interacción por voz y que en teoría, harán la vida más fácil.

Imagen portada | CES 2017 

Otras historias interesantes