Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Medio ambiente 25 jul 2019

¿Qué hace BBVA para combatir el cambio climático en Argentina?

Las consecuencias del calentamiento global impactan negativamente en la economía, las personas y comunidades y se profundizarán en el corto plazo según alerta Naciones Unidas (ONU) en el Objetivo de Desarrollo Sostenible Nº13. BBVA en Argentina trabaja a diario para revertir los efectos de la contaminación y construir un modelo de negocio innovador y sustentable.

La crisis medioambiental exige acciones concretas y urgentes. Los patrones climáticos varían y se vuelven más extremos, los niveles del mar están aumentando, y las emisiones del gas de efecto invernadero están ahora en los niveles más altos de la historia. Según Naciones Unidas, a este ritmo, la temperatura media de la superficie del mundo podría aumentar unos tres grados centígrados este siglo, lo que perjudicará especialmente a quienes menos recursos tienen.

Aún existen soluciones viables para que los países puedan tener una actividad económica más sostenible y respetuosa con el medio ambiente en el corto y mediano plazo, a medida que la sociedad comienza a tomar mayor conciencia sobre la situación actual del medioambiente.

EN 2018, el Grupo BBVA anunció su Compromiso 2025 como una estrategia integral de cambio climático y desarrollo sostenible y, en esta línea, BBVA en Argentina mantiene firme su compromiso con la Responsabilidad Corporativa y la contribución a sus grupos de interés.

Un crecimiento consciente

Cumpliendo con el Plan Global de Ecoeficiencia para el período de 2016-2020, BBVA tiene como objetivo posicionarse como una de las entidades líderes en gestión medioambiental y en Argentina desarrolló objetivos específicos que se encuentran alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible presentados por la ONU. Entre ellos se encuentran: la disminución del uso de papeles, el compromiso con la utilización de energía renovable y la realización de campañas de sensibilización a empleados y proveedores.

Asimismo, se desarrolló un Código Ético de Proveedores que define los estándares de comportamiento en relación a la conducta ética, social, medioambiental y concerniente a los Derechos Humanos. Este también incluye los valores impulsados por el Pacto Mundial de Naciones Unidas, con el fin de que se adopten estos estándares y se actúe en concordancia. En definitiva, los proveedores deben compartir los valores de BBVA en en materia de responsabilidad social.

Formación para el futuro

Uno de los objetivos de BBVA es formar y concienciar a todos sus miembros en materia de sustentabilidad. Para ello, tal y como refleja el Informe de Banca Responsable BBVA en Argentina 2018, se realizaron distintas capacitaciones y acciones específicas para contribuir al cuidado del medioambiente y el consumo responsable, fomentando la cultura participativa e involucrando a todos los empleados en la gestión del cambio. También se realizaron cursos de ‘e-learning’ sobre el Sistema de Gestión Ambiental, capacitaciones sobre política ambiental, programas de sensibilización sobre la separación de residuos, y la adhesión a ‘La Hora del Planeta’ en los edificios corporativos.

Desde el año pasado, BBVA moviliza capitales mediante inversiones, préstamos y funciones de asesoramiento para abordar los retos que determinarán las oportunidades de las futuras generaciones.

Por eso, para 2019 y con el propósito de poner al alcance de todos las oportunidades de la nueva era, el camino está recorriendo tres vías:

  1. Transición a una economía baja en carbono para frenar el calentamiento global.
  2. Inclusión financiera para que BBVA se consolide como uno de los bancos de referencia en transformación digital y actividad en el ecosistema de emprendimiento.
  3. Infraestructuras sostenibles y agronegocios.

Otras historias interesantes