Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Economía Circular Act. 24 ago 2022

Por qué es importante reducir y reciclar los residuos electrónicos

BBVA-residuos-electronicos-apertura-basura-digital-recurso-piezas-moviles

El desecho de aparatos electrónicos que no funcionan o que quedaron obsoletos sigue en aumento. Su reducción y reciclaje son una medida necesaria para mitigar el impacto ambiental y también una oportunidad de negocio.

Entre los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (conocidos como RAEE) se encuentran los electrodomésticos como heladeras, calefactores, lavarropas e impresoras. En los últimos años, se han sumado también los de última generación: televisores LED, notebooks y celulares, que son reemplazados cada vez con mayor frecuencia.

Todos estos productos son fabricados con tecnología que puede contener sustancias con diversos niveles de toxicidad. Con el paso del tiempo pueden contaminar el suelo, el agua y los alimentos y repercuten tanto en el medio ambiente como en la salud de las personas.

En Argentina, según datos de la Asociación Civil Basura Cero, se registra un promedio de entre 10 y 12 kilos de RAEE por habitante por año, lo que representa unas 500.000 toneladas anuales. De ellas, menos del 10% es reutilizada y el resto termina su vida útil en rellenos sanitarios o en basurales a cielo abierto, sin un reciclaje adecuado.

¿Dónde se puede llevar la basura electrónica?

  • Es importante tomar la iniciativa y comunicarse con el municipio cercano quienes seguramente tengan una alianza o trabajen en conjunto con organizaciones que se dedican al tratamiento de ese tipo de residuos. Por ejemplo, la Cooperativa Tecno RAEE, ubicada en la localidad de Pilar.
  • También, las personas pueden acercarse a asociaciones civiles que se dedican a la defensa del agua, por la soberanía territorial y alimentaria.

BBVA y la gestión de sus residuos 

El reciclaje de dispositivos electrónicos tiene un alcance e impacto mucho mayor que la simple reducción de la cantidad de residuos. Por ese motivo, para BBVA son prioritarios los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con un doble foco en Acción Climática y Crecimiento Inclusivo.

A su vez, la Torre BBVA en Argentina fue certificada con el Sello Verde, que reconoce las buenas prácticas de reciclado y economía circular de las empresas, como parte de su compromiso con el medio ambiente y en el marco de su Política y Sistema de Gestión Ambiental. Además, BBVA se encuentra en el rango 'excelente' dentro de la escala de medición de prácticas y condiciones relativas a la gestión ambientalmente responsable de residuos.

BBVA también promueve el diálogo ciudadano sobre la influencia que tienen las finanzas en el cambio climático y recientemente celebró su primer evento de sostenibilidad, 'Por un futuro más verde e inclusivo'. Se abordaron temas como la importancia del financiamiento de proyectos sostenibles, la transición hacia economías bajas en carbono y la transformación cultural que implica que las empresas e instituciones sean sustentables.