Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Teletrabajo: acondicionar el hogar como espacio laboral también es cuidar la salud

BBVA-Teletrabajo-zona-empleo-hogar-sitio-cuidado-remoto

Ya ha pasado un año de pandemia, un año de constantes adaptaciones. El cambio del trabajo presencial al virtual es probablemente el mayor de ese cambios. Pasados unos meses, ha quedado en evidencia el vínculo entre cómo se trabaja en el hogar y su repercusión en la salud.

Los cambios en la forma de trabajar afectaron a millones de personas en todo el mundo. En Argentina, quienes continuaron yendo a la oficina de forma presencial, los denominados trabajadores esenciales, debieron adaptarse a nuevos protocolos de sanidad y formas de vincularse en los espacios laborales ya conocidos. Quienes comenzaron a realizar sus actividades desde casa, en cambio, debieron adaptar el hogar.

Si bien muchas personas tomaron el teletrabajo como algo pasajero y no vieron una necesidad a mediano plazo de mejorar el espacio de trabajo en la casa, la mayoría entendió que era necesario buscar cómo estar más cómodos y ser más productivos. Así, se empezó a vincular espacio, tiempo y salud.

Espacios y posturas

Las largas horas de trabajo a distancia hicieron que una de las afecciones más recurrentes durante la pandemia sea el dolor cervical y de columna. Para prevenirlo, médicos y especialistas de la salud recomiendan ejercicios y estiramientos, pero también pensar en el tipo de silla y mesa que se usa.

¿Cuáles son los detalles a tener en cuenta? Se deben evitar aquellas sillas que tengan una leve inclinación de la tabla del asiento hacia atrás. Si bien pueden ser cómodas para el descanso, porque el cuerpo tiende a apoyarse en el respaldo, obliga a los músculos del cuello a compensar la distancia y estar en tensión para ver mejor la pantalla.

Otra cuestión a pensar es la altura de los elementos. Aquí no sólo la espalda o las cervicales se verán afectadas, sino también las piernas, las muñecas y los codos. Según recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación, los ojos deben estar nivelados a un tercio de la parte superior del monitor, a una distancia de 45 a 70 centímetros de distancia. A su vez, la relación entre la altura de la mesa y la silla debe ser tal que el codo y el antebrazo formen un ángulo recto. Las piernas deben caber debajo y las muñecas deben estar siempre apoyadas.

Para evitar malestares, lo ideal es tener una silla ergonómica o al menos pensada para muchas horas de trabajo, que pueda adaptar su altura a la mesa elegida y permita descansar la cabeza. El respaldo debe ser rígido y regulable.

La luz y la vista

Según la encuesta ‘El año que vivimos en Home Office’ realizada por Adecco y publicada a principios de este año, a la hora de definir el ‘home office’ el 21% de los teletrabajadores consultados lo describió con la palabra “encierro” y el 17% con la palabra “cansancio”.

Más allá de los momentos de aislamiento obligatorio, algunos de los elementos que contribuyen a esta forma de vivir el teletrabajo se vincula a la falta de luz natural y a las largas jornadas, con efectos en la salud como molestias en la vista y dolores de cabeza.

En este sentido, se debe optar por cambios en la iluminación. Además del nuevos artefactos y disposiciones, un elemento que contribuye es el cambio de color de las paredes. En caso de no tener espacios verdes o balcones, las pinturas más claras harán más abiertos los ambientes y ayudarán a que la vista esté más descansada.

En cuanto a la luz natural, se recomienda que no sea directa. Por un lado, se trata de evitar que el reflejo del sol impacte en la pantalla y, por el otro, que la luz solar no encandile la vista. Para eso, será necesario reacomodar los muebles o cambiar cortinas.

Cómo financiar los cambios

Más pequeños o más grandes, los cambios en el espacio de teletrabajo deben ser pensados de forma estratégica, al menos, a mediano plazo. Para aportar al bienestar de sus clientes, BBVA en Argentina cuenta con financiación y beneficios exclusivos en la compra de elementos para mejorar el hogar.

Los préstamos personales permitirán financiar elementos más grandes, incluso la compra de tecnología, y están destinados tanto para clientes como para no clientes. Además, a través de las tarjetas de crédito BBVA y de la plataforma Go de BBVA se puede acceder a promociones y beneficios exclusivos en comercios vinculados al diseño del hogar, muebles y decoración:

  • Pinturerías Prestigio: viernes y sábados, 20% de descuento y 3 cuotas sin interés en sucursales Prestigio con Tarjetas de Crédito BBVA
  • Color Shop: todos los días, 20% de descuento y 3 cuotas sin interés con Tarjetas Crédito BBVA.
  • Haras Home & Deco: todos los días, 30% de reintegro y 3 cuotas con Tarjetas de Crédito BBVA.
  • Kolherar: todos los días 30% de reintegro y 3 cuotas sin interés en con Tarjetas de Crédito BBVA.

Otras historias interesantes